Quantcast
hoyendelaware.com Documento sin título
noticias videos fotos
Publicado el 03-05-2010
Reportero: Ruben Rocha

Gálatas (II parte)

Estudio sobre Fundamentos de la Fé

Bookmark and Share

 
Ruben Rocha

Para esta segunda parte meditaremos en Gálatas 2:11-16


J C Ryle (1816-1900) predicó un sermón llamado la Infalibilidad de los Ministros, y extrajo del pasaje de Gálatas 2:11-16 valiosas enseñanzas que perfectamente se adaptan a las necesidades de nuestra Iglesia contemporánea.


¿Hemos alguna vez considerado lo que el Apóstol Pedro hizo en Antioquia? Es una pregunta que merece seria consideración.


Es mi firme convicción que el Espíritu Santo quiere que tomemos una nota particular de este pasaje de la Escritura. Si la Cristiandad hubiera sido un invento del hombre, este evento nunca hubiera sido grabado. Un impostor hubiera tratado de esconder y silenciar de las páginas de la historia esta diferencia entre los dos Apóstoles.


El Espíritu de verdad ha causado que estos versos sean escritos para nuestra enseñanza, y debemos nosotros poner especial cuidado en aprender de sus contenidos.


Hay tres grandes lecciones de Antioquia, las cuales creo debemos aprender de este pasaje.


La primera lección es:, “Que los grandes ministros pueden cometer grandes equivocaciones.”


La segunda es:, “Que mantener la verdad de Cristo en Su Iglesia es aún mas importante que mantener la paz.”


La tercera es:, “Que no hay otra doctrina por la cuál deberíamos ser celosamente protectores como la de Justificación por la fe sin las obras de la ley.”


Los grandes ministros pueden cometer grandes errores, veamos sino.


Este hecho es el tercer gran error cometido por el Apóstol Pedro, y que El Espíritu de Dios creyó conveniente grabar en las páginas de las Escrituras. Alguna vez lo hemos encontrado tratando de evitar que el Señor Jesús no vaya a la cruz, y fue severamente reprendido por El mismo. Después le encontramos negando al Señor tres veces y con juramento, y aquí, otra vez le vemos poniendo en peligro la verdad más importante del Evangelio de Jesús.


Notemos que de todos los Apóstoles, con la excepción de Judas Iscariote, no encontramos tantas pruebas acerca de la infalibilidad de estos hombres como en el caso de Pedro.


Algunos comentaristas han mantenido que en verdad Pablo no reprendió a Pedro, que simplemente estaba pretendiendo hacerlo, para aparentar y figurar delante de los demás.


Otros aseguran que no fue Pedro el Apóstol el que fue reprendido, sino otro Pedro del grupo de ...
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | Siguiente ->
enviar imprimir

Buscar:
Noticias Web

pixel