Quantcast
hoyendelaware.com Documento sin título
noticias videos fotos
Publicado el 06-21-2010

Un sueño logrado; otros miles sin cumplir

Estados Unidos debe recibir con los brazos abiertos a más jóvenes triunfadores como Eric Balderas

Bookmark and Share

 
Washington, DC – Su situación generó llamados y editoriales a su favor. El anuncio de que Eric Balderas no enfrentará la deportación es un desarrollo bienvenido y un claro llamado a que se apruebe la medida DREAM Act.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, declaró que “aunque la historia de Eric se solucionó favorablemente, refleja la disfuncionalidad de una política migratoria que requirió de las condenas públicas para garantizar que el joven no fuera deportado”. “Debemos seguir trabajando para crear un sistema migratorio que reconozca que es de interés nacional mantener a Eric Balderas en casa, aquí en Estados Unidos. Mediante el proyecto DREAM Act podemos garantizar que el próximo Eric Balderas no sea víctima del sistema de deportación y que miles de otros jóvenes que son estadounidenses excepto en los documentos que lo comprueben, tengan la oportunidad de fortalecer a sus comunidades y a nuestro país”, agregó Sharry.

Balderas, de 19 años de edad, estudia biología en la Universidad de Harvard y aspira a convertirse en investigador científico sobre el cáncer. Fue detenido a principios de junio al tratar de abordar un vuelo de San Antonio, Texas a Boston, Massachusetts. Le fijaron una audiencia para el 6 de julio, pero el pasado viernes la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció el aplazamiento del proceso en contra del joven lo cual le permite permanecer en Estados Unidos y continuar sus estudios. Balderas fue traído a Estados Unidos a los cuatro años de edad por su mamá. Venían huyendo de una situación de violencia doméstica. Como señaló un editorial del Boston Globe, “¿A qué país no le gustaría ser hogar de alguien como Eric Balderas?”

Aunque la historia de Balderas es un ejemplo particularmente atroz de la naturaleza contraproducente de nuestro quebrantado sistema migratorio, su historia no es única. Sin una legislación de reforma migratoria como la DREAM Act, los miles de casos que no han alcanzado la notoriedad del caso de Balderas no tendrán una solución igualmente positiva.

enviar imprimir

Buscar:
Noticias Web

pixel
Historias más vistas
Galerías