Quantcast
hoyendelaware.com Documento sin título
noticias videos fotos
Publicado el 01-20-2011

Un delincuente es un delincuente

Bookmark and Share

 
Rafael Prieto Zartha

De la tragedia ocurrida en Tucson se puede concluir que hay algo de razón en las voces de las diferentes tendencias que se han alzado para analizar el hecho.

No obstante, nada puede disculpar la matanza, el tiroteo y la violación de un derecho básico como el de reunión, consagrado en la Carta de Derechos, anexada a la Constitución.

Quienes han emplazado la responsabilidad en Jared Lee Loughner, el hombre que le propinó un tiro en la cabeza a la congresista Gabrielle Giffords, sin duda tienen razón.

Aunque el juicio no ha ocurrido, los ojos de los testigos y las evidencias son contundentes.

El hombre, de acuerdo con los cargos, actuó como un criminal y no existe manera alguna de exculparlo: hubo media docena de muertos y 14 lesionados.

Un criminal es un criminal, un asesino es un asesino, un delincuente es un delincuente, un bandido es un bandido.

No puede haber medias tintas al describir a un facineroso que corta la vida de una niña de 9 años, cercena los últimos años plateados de tres jubilados mayores de 75 años, acaba con la existencia de un jurisconsulto mayor de 60 y el porvenir de un profesional en los 30.

Habrá quienes intenten justificarlo “porque de todo hay en la viña del Señor”.

Uno de mis lectores comentó en un sitio de internet: “ya lo están declarando enfermo mental, incompetente”.

Infortunadamente, en el mundo hay quienes tienen contemplaciones con los criminales, se solazan y se recrean con ellos.

Independientemente del caso de Loughner, existen tendencias amorales que admiran y abrazan un mundo criminal, en el que los forajidos son los héroes y los individuos honestos son objeto de repudio por ser nerdos, débiles emocionales, o seres de cristal.

Pero, lo que me ha dejado verdaderamente patidifuso es la respuesta de la ex candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, al llamado a la cordura que hizo el alguacil del Condado de Pima, Clarence Dupnik, después del atentado.

Dupnik pidió que el país se hiciera un examen de conciencia y cuestionó el lenguaje virulento de los locutores de radio y televisión, que invita al odio y la intolerancia.

“Cuando han pasado pocas horas de una tragedia, los periodistas y comentaristas no deberían elaborar un libelo criminal que sólo sirve para incitar el mismo odio y la ...
1 | 2 | Siguiente ->
enviar imprimir

Buscar:
Noticias Web

pixel
Historias más vistas
Galerías