Quantcast
hoyendelaware.com Documento sin título
noticias videos fotos
Publicado el 09-10-2011

A 10 años del 11-S

Bookmark and Share

 
Isaac Bigio

guerra fría (1948-91) en la cual los dos súper-poderes nucleares evitaron una confrontación directa desarrollando su conflicto mediante una carrera armamentista o económica, guerras en sus esferas de influencia en el Tercer Mundo y financiando a disidentes del campo opuesto.

Las guerras del siglo XXI, en cambio, no se dieron entre los dueños del mundo, sino entre una determinada potencia (o grupo de éstas) contra sus respectivos enemigos internos o contra países del Tercer Mundo que querían someter.

Los atentados del 11S concitaron una inicial solidaridad mundial hacia los EEUU que éstos utilizaron para organizar la mayor coalición bélica de la historia, la misma que emplearon contra uno de las repúblicas más pobres y más devastadas militarmente: Afganistán.

Bajo la tesis de que no había una guerra convencional contra un Estado sino un conflicto contra delincuentes terroristas las potencias podían darse el lujo de atacar otros países sin declararles la guerra (como quien entra supuestamente a castigar a piratas que allí se hayan escondidos). EEUU incluso bombardeó a su gran aliado Pakistán (el único país nuclear del Islam, donde mataron a Bin Laden).

En esta década tropas norteamericanas han actuado también contra ‘terroristas islámicos’ en Yemen, Filipinas, Yibuti, Líbano y Somalia. Esto, además de haber incursionado para ‘defender a sus compatriotas’ en Liberia, Sierra Leona o Haití.

Rusia ha librado sus propias ‘guerras antiterroristas’ en Chechenia (donde hicieron que Grozni fuera la capital europea más arrasada después de la II Guerra Mundial) y ha armado a sus separatistas en Georgia. China, India e Israel han tenido cancha libre contra sus propios ‘terroristas’ étnicos.

Bogotá se inspiró en ese clima para lanzar su mayor ofensiva contra su guerrilla, en la misma que bombardeó suelo ecuatoriano produciendo una crisis diplomática con Quito y Caracas.

Si en las dos guerras mundiales y en la guerra fría las potencias se atacaban directa o indirectamente, en el siglo XXI la tendencia ha sido más a la de competir entre ellas mostrando más capacidad para poder derrotar a sus propios enemigos ‘terroristas’ y expandirse en un mundo que ya no se puede repartir en colonias (como se hizo con el África de fines del siglo XIX) pero si en áreas de influencias.

EEUU ha aprovechado a Al Qaeda para crear un nuevo enemigo contra el cual ampliar sus aliados y unirlos bajo su comando. Las ...
<- Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Siguiente ->
enviar imprimir

Buscar:
Noticias Web

pixel
Galerías