Obamacare: comprar seguro es más complicado que nunca

La atención médica de por sí es complicada. Pero ahora comprar un plan de salud es más difícil que nunca, con la decisión del presidente Donald Trump de bloquear $7 mil millones en subsidios de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

Conocidos como pagos de reducción de costos compartidos (CSR, por sus siglas en inglés), estos fondos federales ayudaron a las aseguradoras a compensar los costos de los descuentos que deben ofrecer a algunos clientes de bajos ingresos, para que pudieran pagar deducibles y copagos.

La respuesta de los reguladores estatales, y las aseguradoras tratando de recuperar el dinero aumentando las primas, han logrado que ya no se puedan aplicar las reglas del sentido común a la hora de comprar un plan médico.

En muchos estados, un plan de oro, de alta cobertura, ahora podría ser más barato que un plan de plata, que ofrece una cobertura media. El aumento de hasta un 15% o 20% de las primas como resultado de la decisión de Trump podrían apuñalar su billetera. O, curiosamente, podrían ahorrarle cientos de dólares el próximo año si juega bien sus cartas.

El consejo de los expertos es: SALIR A COMPRAR. Juegue con diferentes opciones en cuidadodesalud.gov o en los mercados estatales. No se limite a hacer click en “renovar” su plan. Más que nunca, podría no ser el mejor negocio en 2018.

Encuentre su situación aquí:

El ingreso del hogar está entre $12,060 y $30,150 para un individuo, $16,240 y $40,600 para una pareja, y $24,600 y $61,500 para una familia de cuatro.



Por ley, las aseguradoras todavía tienen que aplicar los descuentos a los costos compartidos, aunque Trump les cortó el reembolso. Y probablemente sea elegible para recibir estos descuentos.

Pero para tener derecho a las reducciones de costos compartidos, que bajan los deducibles y los copagos cuando busca atención, debe comprar un plan de plata en el mercado. Las personas que compran otros niveles de metal, los planes de oro o platino más completos o el plan de bronce, menos generoso, no pueden obtener este beneficio. Entonces, a menos que casi nunca visite a un médico, compre un plan de plata.

Sin embargo, si es saludable y en el rango más bajo de ingresos, un plan de bronce podría tener más sentido.

Eso se debe al otro subsidio del Obamacare, que reduce el costo de las primas.

Estos subsidios se pagan directamente a los consumidores que califican en forma de créditos impositivos. El subsidio para las primas es tan generoso para 2018 (explicamos por qué, a continuación) que, para muchas personas, podría cubrir el costo total de los planes de bronce.

Las reducciones de costos compartidos ayudan solo si espera pagar de su bolsillo por doctores y hospitales. Si no lo hace, y si elige apostar que no necesitará cuidados costosos, un plan de bronce gratuito o súper barato podría ser mejor.

En los rangos inferiores de este grupo de ingresos, en su lugar podría ser elegible para el Medicaid, en los estados que ampliaron ese programa bajo ACA. Esta calculadora de subsidios en internet puede ayudarle a resolver el dilema.

El ingreso del hogar está entre $30,150 y $48,240 para un individuo, $40,600 y $64,960 para una pareja y $61,500 y $98,400 para una familia de cuatro.



Usted es elegible para recibir subsidios para reducir las primas, pero no las reducciones de costos compartidos. Aun así, la decisión de Trump de cortarlos puede afectarle, en el buen sentido.

Para recuperar los $7 mil millones que faltan, la mayoría de las aseguradoras están aumentando las primas de los planes de plata, hasta un 20% adicional.

La buena noticia es que las primas más altas no afectan a la mayoría de los consumidores del mercado. El Obamacare limita cuánto se espera que los consumidores elegibles paguen por un seguro de salud, incluso si las primas llegan a la luna. Los subsidios federales para las primas cubren la diferencia.

Pero eso no es todo. La medida de Trump hace que el subsidio para la prima sea más generoso. Así es cómo.

El nivel de subsidio para la prima que recibe se basa no solo en sus ingresos sino también en los precios del plan de plata, y ahora las primas de plata están subiendo mucho. Mientras más altas sean las primas de plata, más generosos son los subsidios. Pero ese subsidio no se limita a un plan de plata.

Cualquier persona elegible puede tomar esos subsidios y comprar cualquier tipo de plan en el mercado. Es por eso que, en Texas, Pennsylvania, Michigan y otros estados, un plan de oro de altos beneficios podría ser menos costoso el próximo año o costar no mucho más que un plan de plata. Es por eso que muchos consumidores podrían ver sus primas caer en 2018, en algunos casos, a cero.

Por eso vale la pena repetirlo: hay que salir a comprar. Y comprar temprano. El plan que tiene ahora probablemente no será el más barato el próximo año.

Los ingresos del hogar son más de $48,240 para un individuo, $64,960 para una pareja y $98,400 para una familia de cuatro.



Más de 7 millones de estas personas compran planes de salud individuales a través de, o fuera, de los mercados en línea de ACA.

Si es su caso, no es elegible para ningún subsidio del Obamacare. Eso significa que sus posibilidades de ser golpeado por los aumentos de las primas para 2018 son altas. Las primas del plan de plata se han incrementado en un 35% o más debido a los altos reclamos y a la decisión de Trump de suspender el reembolso de costos compartidos a las aseguradoras.

Pero hay formas de mitigar el dolor. Generalmente evite los planes de plata y mire los de bronce y oro. Esas primas probablemente suban menos.

Sin embargo, California y una docena de otros estados permitieron a las aseguradoras vender una clase separada de planes de plata sin el dinero compartido en las primas. Estos pueden estar disponibles solo fuera de los mercados oficiales de ACA en internet, por lo que para encontrarlos debe consultar a un agente o visitar los sitios web de aseguradoras o corredores en línea como eHealth o GetInsured.

El ingreso del hogar es menos de $16,643 para un individuo, $22,411 para una pareja y $33,948 para una familia de cuatro.



Puede calificar para Medicaid, el programa de salud federal y estatal para personas de bajos ingresos. Sin embargo, 19 estados, principalmente en el sur, no expandieron el programa como recomendó ACA.

La elegibilidad para el Medicaid en esos lugares es mucho más limitada que en el resto del país, especialmente para los adultos. Eso explica muchos de los 28 millones de estadounidenses sin seguro.

La calculadora de subsidios muestra si sus ingresos lo convierten en elegible para el Medicaid y si su estado lo ha expandido.
Por Jay Hancock
Kaiser Health News

Kaiser Health News
Acerca del Autor
"Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation".

Leave a Reply

7 − five =

Edición Impresa

Festival Sal y Dulce: 10º aniversario

St. Jude Hosts Christmas Pageant Dec. 9

Autismo Delaware ahora en español

Pruebas en el embarazo

Por qué hay que llevar al bebé al dentista antes que cumpla el año

Philadelphia, campeón en La Bombonera

Caricaturas Editoriales

Final Delmarva Indoor Soccer Femenino

Exploring Science Together

Campaña de limpieza La Sabrosa