Obispo Murphy reflexiona sobre desafíos económicos y dignidad del trabajo en el mensaje de los obispos por el Día del Trabajo

0
254

(To read the English version of this article do down Noticias Relacionadas).
WASHINGTON—“En este Día del Trabajo, debemos dedicar un momento a orar por todos los trabajadores y por todos los que no tienen trabajo”, afirmó el Obispo William F. Murphy de Rockville Centre, N.Y, en “El valor del trabajo; la dignidad de la persona humana”, el mensaje anual de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos con motivo del Día del Trabajo. “También deberíamos pedir la ayuda de Dios para poner en práctica el llamado de la Iglesia a defender la vida y dignidad humanas, a proteger los derechos de los trabajadores y un compromiso genuino con el bien común”, añadió.

El Obispo Murphy, presidente del Comité de Justicia Nacional y Desarrollo Humano de la conferencia episcopal estadounidense, dijo que este Día del Trabajo llega en tiempos difíciles económicamente y subrayó la afirmación del Papa Benedicto XVI en su nueva encíclica, Caritas in Veritate (La caridad en la verdad), de que el trabajador debería ser la principal preocupación de cualquier economía. Según el Papa Benedicto, “el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es…la persona en su integridad: pues el hombre es el autor, el centro y el fin de toda la vida económico-social”. (n. 25)

El Obispo Murphy también reflexionó sobre el acuerdo reciente entre líderes de los servicios médicos católicos, líderes de los trabajadores y los obispos católicos para el desarrollo de lineamientos prácticos sobre la manara en que los responsables de hospitales, los sindicatos y otros pueden aplicar principios católicos para alcanzar acuerdos en sus propias situaciones.

“Este proyecto representó un importante logro: un consenso entre todas las partes sobre un conjunto de principios, procesos y lineamientos para un enfoque respetuoso y armonioso, que permita que los trabajadores en los centros de salud católicos adopten decisiones libres relativas a la sindicalización”, afirmó el Obispo Murphy sobre el diálogo que resultó en un documento de consenso, “Respecting the Just Rights of Workers: guidance and Options for Catholic Health Care and Unions (Respetar los derechos justos de los trabajadores: orientación y opciones para la asistencia médica católica y los sindicatos)”.

La Declaración del Día del Trabajo este año también repasó algunos de los principios continuos de la enseñanza social de la Iglesia, y temas como la asistencia médica e inmigración.