Obispos hispanos debaten con congresistas latinos temas de gran preocupación en la Comunidad Hispana

(To read the English version of this article, go down Noticias Relacionadas).

WASHINGTON—En una serie de reuniones con congresistas demócratas y republicanos de ambas cámaras, una delegación de obispos hispanos de diferentes partes del país presentó a los legisladores cuatro áreas de gran preocupación para ellos y ofreció principios de la enseñanza social de la Iglesia para ayudar en los debates actuales.

El Arzobispo José Gomez, de San Antonio, Texas, lideró la delegación el 17 de Septiembre, en representación de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

“Los obispos somos muy conscientes de las importantes contribuciones que las comunidades hispanas realizan a la prosperidad y el bienestar de los Estados Unidos”, dijo el Arzobispo Gómez. “Y sin embargo, esas mismas comunidades sufren bajo el yugo de una política inmigratoria fracturada y por falta de acceso a una educación de calidad, una atención médica adecuada y a oportunidades económicas”.

El Arzobispo Gómez resumió el propósito del encuentro con los legisladores.“Nos hemos reunido con líderes políticos de ambos partidos para reafirmar los principios de la enseñanza social católica sobre la dignidad de todos los seres humanos, desde la concepción hasta la muerte, y la centralidad del bien común. Les ofrecimos estos principios basados en la ética social y en nuestra herencia religiosa como una guía constructiva para lograr soluciones justas y equitativas en los debates de política pública sobre estos temas importantes.”

“Nos unimos a otros líderes hispanos y a toda la gente de buena voluntad al levantar nuestras voces para afirmar lo más claramente posible los principios básicos de justicia social para todos”, declaró el Arzobispo Gómez después de las reuniones.

La delegación incluyó también a los siguiente obispos: Obispo Ricardo Ramirez, de Las Cruces, NM; Obispo Jaime Soto, de Sacramento, CA; Obispo James Tamayo, de Laredo, TX; Obispo Carlos Sevilla, de Yakima, WA; y Obispo Auxiliar Edgar Da Cunha, de Newark, NJ.

A continuación se ofrece un resumen de los puntos tratados con los legisladores.

La atención médica y los inmigrantes. Los obispos de Estados Unidos han abogado durante décadas en favor de una reforma del sistema de atención médica que sea verdaderamente universal y respete la vida y la dignidad de todos, incluyendo a los pobres y a los inmigrantes legales. La legislación sobre la atención sanitaria debe ayudar a todos los inmigrantes legales, sin importar su nivel económico, a participar en cualquier nuevo sistema sanitario y oponerse a cualquier prohibición que les impida beneficiarse hasta después de cinco años.

Reforma Inmigratoria Justa. Los Obispos de Estados Unidos apoyan una reforma inmigratoria justa, lo cual incluye varios elementos centrales: una legalización amplia mediante un programa que provea una oportunidad para la residencia permanente “ganada”, y un nuevo programa de trabajadores que incluya la provisión de salarios decentes. Los obispos apoyan un sistema inmigratorio basado en la familia y la restauración de las protecciones procesales debidas que se perdieron con la aprobación de la ley de reforma inmigratoria (Illegal Immigration Reform and Immigrant Responsibility Act) de 1996. Los obispos también apoyan que se busquen soluciones a los problemas que originan la migración y la inclusión de DREAM Act y AgJOBS en la legislación de reforma.

Los hispanos y la pobreza (Vivienda). Los Obispos de Estados Unidos apoyan una política nacional de vivienda que incluya la conservación y creación de viviendas de calidad para las familias de bajos ingresos, los ancianos y otras poblaciones vulnerables. Los obispos también hacen un llamado a terminar con prácticas abusivas en los préstamos y apelan al Congreso para que dedique fondos al Nacional Housing Trust Fund, el cual producirá los fondos necesarios para preservar o crear 1,5 millones de viviendas de alquiler (renta) durante los próximos diez años y 200.000 nuevos vales de ayuda al año, durante diez años, para opciones de vivienda.

Los hispanos y la educación. Los obispos de Estados Unidos alientan al gobierno federal a promover programas que ayuden a mantener a los estudiantes en las escuelas, incluyendo a los estudiantes y maestros católicos en los programas federales de educación. Piden especialmente la reautorización del programa No Child Left Behind, la reautorización del programa de becas de escolaridad en el Distrito de Columbia —que ha ayudado a muchos estudiantes capitalinos a recibir ayuda financiera para asistir a escuelas privadas—y a dedicar fondos a los colegios comunitarios (community colleges) donde muchos jóvenes hispanos reciben su educación superior.


United States Conference of Catholic Bishops

Acerca del Autor

Leave a Reply