Hoy en Delaware News

Preguntas en el atropello indiscriminado de Toronto

Después de que una furgoneta blanca embistiera a los transeúntes en la Avenida Yonge, la principal arteria de la ciudad canadiense, el conductor fue detenido tras una breve fuga sin resistencia.

Gritó a la policía que llevaba un arma – en realidad era un teléfono móvil – y les pidió que le “disparasen a la cabeza”. Ha sido identificado como Alek Minassian, de 25 años, y las pesquisas solo indican por el momento que no tiene vínculos terroristas.

El triste balance por el momento es de 10 víctimas mortales y 15 heridos, algunos en estado crítico. “Simplemente se subió a la acera, atropellando a cualquiera en su camino. Pudo haber frenado y no lo hizo”.

(Foto: AP)