Hoy en Delaware News

¿Puede beneficiarse tu pequeño negocio de este plan de salud?

Si tienes un restaurante, un servicio de plomería u otra pequeña empresa, puedes estar intrigado por la expansión de los planes de asociación de salud, según una nueva norma aprobada por la administración Trump hace pocos días.

¿Cumplirán con tus necesidades? ¿Ahorrarás dinero?

Estas son preguntas importantes para las pequeñas empresas y para las personas que trabajan por cuenta propia, que luchan por comprar un seguro asequible para sus trabajadores, y para ellos mismos.

Funcionarios federales dijeron que la nueva regla ayudaría a nivelar el campo de juego para estos negocios, brindando el mismo tipo de flexibilidad en los beneficios, y la habilidad para negociar con los proveedores, que pueden tener las grandes compañías.
Al anunciar la norma, el 19 de junio, el presidente Donald Trump dijo que “resultaría en precios muy bajos, muchas más opciones, mucha más libertad, incluso en muchos casos nuevas oportunidades para comprar un seguro médico. Podrás hacerlo a través de las líneas estatales”.
Pero los detractores dicen que estos planes pueden no brindar la protección total que los trabajadores necesitan, además que los cambios probablemente aumentarán los costos en los mercados individuales y de grupos pequeños, donde las personas que necesitan cobertura integral se verían obligadas a buscar un seguro.
Los críticos también señalan “la larga historia de fraude, estafas e insolvencias” para estos planes, dijo Timothy Jost, profesor emérito de derecho en la Universidad de Washington y Lee, en Virginia.

“Creo que los consumidores van a tener un proceso bastante salvaje”, dijo Jost.

Aquí hay algunos detalles sobre lo que los planes de asociación de salud podrían significar para ti.

¿Qué son los planes de asociación de salud y qué cambió la administración?
Los planes de asociación de salud (a veces denominados AHP) permiten que las pequeñas empresas se unan para comprar un seguro. Algunos planes han estado en vigencia por años y esos planes pueden seguir funcionando después que la nueva regla entre en vigencia. Pero la regulación de la administración Trump suaviza las reglas para planes adicionales para ingresar al mercado, permitiendo que más empresas pequeñas, incluidas las personas que trabajan por cuenta propia, se unan a estos planes.

A diferencia de los AHP anteriores que generalmente requerían que los miembros de la asociación compartieran un propósito económico o de otro tipo más allá de inscribirse en un seguro de salud, los nuevos miembros de AHP pueden conectarse por solo porque funcionan en la misma área, o por intereses comerciales y profesionales. Y bajo la nueva regla, proporcionar a los miembros un seguro puede ser el objetivo principal de estos planes.

¿Cuándo estarán disponibles?
La nueva regla se implementará gradualmente a partir de septiembre. No está claro qué tan pronto después de esa fecha se ofrecerán los planes.
La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) agregó algunas protecciones populares, que incluyen el requisito de cubrir la atención preventiva sin cobrar a los consumidores nada de su propio bolsillo y permitir que las personas mantengan a sus hijos en su plan hasta que cumplan 26 años. ¿Cómo se manejarán estas disposiciones bajo los planes de asociación de salud?
Esas disposiciones todavía se aplican a estos planes.

¿Cómo se manejan las condiciones médicas preexistentes con la nueva norma?
Los planes de asociación de salud establecidos según la nueva regla no podrán discriminar a las personas si están enfermas. Pero eso no significa necesariamente que las personas con afecciones médicas preexistentes no encuentren obstáculos en la búsqueda de cobertura asequible e integral.

En la regla final, la administración establece una variedad de circunstancias que podrían afectar la asequibilidad. Por ejemplo, un plan de asociación podría cobrar a las compañías que emplean a trabajadores de la construcción primas más altas que las empresas que se dedican a hostelería. La regla también permite que los planes cobren tarifas diferentes en función del sexo, la edad y la ubicación.

Estos planes, ¿cubrirán estos planes una amplia gama de beneficios?
No está claro. Los planes de asociación de salud tienen como objetivo hacer que el seguro de salud sea más asequible para las pequeñas empresas, en parte, al brindarles el mismo tipo de flexibilidad que las grandes empresas tienen para elegir los beneficios que ofrecen.

La flexibilidad puede tener un inconveniente, sin embargo. Las aseguradoras AHP no tienen que incluir los 10 “beneficios esenciales de salud” que se requieren según la ley de salud para planes en el mercado individual y de grupos pequeños, generalmente compañías con menos de 50 empleados. Por ejemplo, podrían excluir la cobertura de medicamentos recetados o servicios de rehabilitación.

A pesar que no están obligados a hacerlo, las grandes empresas suelen ofrecer beneficios integrales para competir por los mejores talentos. Para las empresas más pequeñas, con menos recursos, pueden resultar más difícil ofrecer gratificaciones generosas a los empleados.

Los planes de asociación de salud que cubren a los empleadores con al menos 15 empleados tendrán que ofrecer cobertura de maternidad, uno de los beneficios de salud esenciales de ACA, según la nueva regla. Pero los empleadores más pequeños podrían saltear ese requisito.

Los planes deben cumplir con el límite máximo anual de gastos de bolsillo para los beneficios de salud esenciales que deciden cubrir, y no pueden imponer límites anuales o de por vida a la cobertura de esos beneficios.
Pero como los planes no tienen que cubrir todos los beneficios esenciales de salud, esas protecciones no son tan significativas, dicen algunos.

¿Cómo podrían verse afectadas las primas?
La nueva regla permite a las aseguradoras de salud utilizar varios factores que pueden proporcionar pistas sobre si determinado consumidor es costoso de asegurar, incluyendo el sexo, la edad, la industria y la geografía, al establecer las tarifas para los empleadores. Por ejemplo, una empresa con trabajadores mayores que tienen más probabilidades de tener enfermedades crónicas podría enfrentar tasas más altas, como una que emplee a muchas mujeres, que podrían acumular cargos por atención de maternidad. Además, los individuos dentro de una compañía podrían pagar diferentes primas en base a su ocupación u otros factores no relacionados con su estado de salud si el empleador decide hacerlo, dijo Jost.

¿Quién puede beneficiarse bajo esta norma?
Las empresas que tienen empleados relativamente jóvenes y sanos pueden tener buenos resultados.
“Para los hombres jóvenes en ciertas industrias de bajo riesgo, que actualmente están sanos, es probable que encuentren una prima relativamente baja”, dijo Justin Giovannelli, profesor asociado de investigación en el Centro de Reformas de Seguros Médicos de la Universidad de Georgetown.

La Asociación Blue Cross Blue Shield (BCBS), al presentar sus comentarios sobre la regla propuesta, dijo que las primas de los planes de salud para mujeres de 30 años podrían ser más del 30% más altas que las tarifas según las normas regulares individuales y de grupos pequeños. También estimó que las tasas para hombres jóvenes de una edad similar podrían ser más de 40% más bajas que las tasas de ACA.

Del mismo modo, las empresas en algunas industrias podrían ver primas más bajas que otras, según BCBS. Las tasas para las empresas de ingeniería podrían ser aproximadamente un 9% más bajas que las que cobrarían las aseguradoras en el mercado individual y de grupos pequeños, por ejemplo, mientras que las de la industria de taxis podrían ser casi un 15% más altas.

¿Qué pasa si un empleador ofrece un plan sin muchos beneficios? ¿Los trabajadores están “atrapados” en ese plan?
Eso depende. Si un empleador ofrece cobertura que no cumple con los estándares mínimos, los trabajadores pueden comprar un seguro de salud subsidiado en el mercado, y el empleador puede enfrentar sanciones. (Sin embargo, las compañías con menos de 50 trabajadores están exentas de sanciones). En 2018, eso significa que la cobertura individual no puede costarles a los trabajadores más del 9.56% del ingreso total de su hogar y los planes tienen que pagar al menos 60% del costo de los beneficios cubiertos. Las mismas reglas se aplican si un empleador ofrece cobertura a través de un plan de asociación de salud.

Algunos expertos dicen que les preocupa que las personas que trabajan para empresas pequeñas se perjudiquen si sus compañías, que ahora no ofrecen ningún plan, comienzan a ofrecer cobertura a través de un plan de asociación. El nuevo plan puede ser menos amplio y más costoso que la cobertura completa que han estado recibiendo en un plan a través de los mercados de ACA.

“A pesar que la cobertura AHP podría ser escasa, los empleados ya no serían elegibles para la cobertura subsidiada del mercado”, dijo Katie Keith, consultora de políticas de salud.