SE ACABA EL AÑO

0
1061
Irene Calvo

Por Irene Calvo

Mi último relato de 2021 es una despedida del año, un agradecimiento, un balance y una toma de carrerilla para llegar al 2022 con más energía y con más ganas.

Gracias a la vida, que es maravillosa, con todos sus problemas, sus malos rollos y sus misterios, en esta casa gana siempre el bien, las ganas de divertirse y el vaso medio lleno.

Gracias a la gente que me quiere, que me apoya, que me ayuda y que me quiere tal y como soy.

Gracias a mi familia y a mis amigos. Gracias a que todos estamos sanos.

Gracias a Santander, es una ciudad maravillosa, cuando llueve, cuando hace sol y cuando está nublado. Este verano he disfrutado como una loca cogiendo la lancha del Puntal a las diez de la mañana, con las cajas con comida del primer chiringuito. Sé con certeza que cruzar nuestra bahía es una de las cosas más bonitas del mundo y llegar a la playa a esa hora un espectáculo de la naturaleza. El placer queda rematado cuando cruzas las dunas hacia las Quebrantas, y te mojas las piernas con el rocío de las plantas. ¿Quién no puede ser feliz aquí?

Si volviendo a casa de la playa te llaman o te encuentras con alguien y te quedas a tomar un vino y a charlar, te aseguro que has alcanzado el Nirvana, así que aprovecha y goza de ese momento con todos los sentidos. Con esos momentos yo lleno mi bolsa de polvos mágicos, que uso cuando creo que me estoy despistando o cuando me voy a empezar a quejar.

Gracias porque todo me parece estupendo, gracias a esa sensación de bienestar y gracias porque se que estoy haciendo las cosas bien. Gracias a esas tardes de invierno con un té y una novela, a esos amores que han pasado y han dejado muy buenos ratos, gracias a que los he despedido en el momento oportuno para quedarme con el mejor recuerdo.

Me siento muy afortunada porque sigo aprendiendo de la vida, porque se que he sembrado bien y porque recojo siempre los mejores frutos. Todo me parece fantástico y siento que aprovecho cada instante de la vida.

El año que viene sigo con mi escritura con nuevas emociones y con sorpresas, no me abandonéis, será seguramente una aventura divertida.

Con mucho amor y cariño,

Irene