Sospechoso de intento de asesinato a hispana puesto en libertad bajo fianza

0
504

El pasado 30 de Marzo a las 2:25 pm, Dayana Yuncosa, asistente legal en español de la firma Murphy Law fue víctima de una brutal agresión en el estacionamiento de la Corte de Familia de Georgetown.

Su resistencia y la aparición milagrosa, justo cuando estaba a punto de perder el conocimiento, de una persona que salía de la Clínica contigua del Dr. Maya salvaron su vida.

“Al llegar esa mañana al Juzgado un hombre de entre unos 30-35 años se dirigió a mí en perfecto inglés pidiéndome que le diese batería de mi carro”, nos dice Diana Yuncosa. “Pese a que no me inspiró confianza, había gente en el estacionamiento y pensé que no corría peligro por lo que decidí ayudarle”. “Cuando salí del Juzgado, más de cinco horas después, el carro al que había dado batería por la mañana estaba aparcado junto al mío y sin percatarme de la presencia de nadie, alguien agarró mi cuello por detrás y comenzó a apretar con fuerza impidiéndome respirar, mientras intentaba arrastrarme hacia su carro”. Diana añade “no sabía si quería abusar de mí o matarme, pero pensé en mis hijos y decidí que fueran cuales fueran sus intenciones, resistiría hasta el límite de mis fuerzas y así lo hice”.

Las cámaras de seguridad de la Corte permitieron la identificación del vehículo que una vez localizado fue parado por la policía y detenidos sus dos ocupantes. Identificados los sujetos, se trata de dos afroamericanos que viven en el área de Dover, están bajo “probation” y que ese día habían acudido a la Corte en relación con delitos anteriores.

La firma de abogados en la que trabaja Diana, encabezada por el Letrado Theodore Murphy presentó inmediatamente cargos contra el agresor que será juzgado entre otros por intento de asesinato, secuestro, abuso sexual y asalto, todos ellos en segundo grado además de la acusación por causar serias lesiones.

No obstante todos los cargos que pesan sobre el acusado y, pese a tener un historial delictivo anterior, el individuo inexplicablemente fue puesto en libertad bajo fianza.

La noticia de la puesta en libertad del agresor ha causado estupor entre los profesionales legales del área de Sussex County, no sólo por el riesgo que supone el que esté en libertad una persona con unos cargos tan graves como de los que se le acusan sino porque Dayana Yuncosa resultó seriamente dañada tanto física como psicológicamente y las secuelas de su agresión persistirán durante bastante tiempo.

Es inexplicable que una profesional -en este caso perteneciente a la comunidad hispana- de gran capacitación y especializada en asuntos de inmigración y ayudante de víctimas de violencia doméstica vea su vida y su actividad profesional seriamente perjudicada, mientras que su agresor, un delicuente habitual se encuentre de nuevo en libertad, y preparado para perpetrar nuevos delitos y buscar nuevas víctimas, a plena luz del día y sin ningún respeto ni temor ni a la policía ni a los jueces. Deseamos que se haga justicia cuanto antes y se lleve a prisión tanto al agresor como a su compañero presente, al parecer, en el momento de producirse los hechos.