The sorcerer’s apprentice

0
980
"/>

Walt Disney Pictures, el productor Jerry Bruckheimer y el director Jon Turteltaub —el equipo detrás de la franquicia de “National Treasure”— presentan “The Sorcerer’s Apprentice”, una comedia de aventuras épica e innovadora que gira en torno a un hechicero y su desafortunado aprendiz, quienes se ven metidos en medio de un antiguo conflicto entre el bien y el mal.
Balthazar Blake (Nicolas Cage) es un maestro hechicero que vive en la actual Manhattan e intenta defender a la ciudad de su archienemigo, Maxim Horvath (Alfred Molina).

Balthazar no puede hacerlo solo, por lo que toma a Dave Stutler (Jay Baruchel), un muchacho aparentemente común pero que tiene un enorme potencial oculto, quien acepta con poco entusiasmo convertirse en su protegido. El brujo imparte a su ayudante un curso rápido sobre el arte y la ciencia de la magia y, finalmente, esta pareja despareja se une para enfrentar a los villanos más feroces y más despiadados de todos los tiempos.

Dave deberá armarse de todo su valor para sobrevivir al entrenamiento, salvar a la ciudad y conquistar a la mujer de sus sueños, y así llegar a ser un aprendiz de brujo.

Con un elenco que además incluye a Teresa Palmer, Monica Bellucci, Toby Kebbell y Omar Benson Miller, y un guión de Matt Lopez con Doug Miro y Carlo Bernard, basado en una idea original de Lawrence Konner y Mark Rosenthal con Matt Lopez, “The Sorcerer’s Apprentice” se estrena el 14 de julio de 2010.

Los productores ejecutivos son Todd Garner, Nicolas Cage, Mike Stenson, Chad Oman, Norman Golightly y Barry Waldman, y Pat Sandston es el productor asociado. Dentro del excelente equipo de artistas trabajando detrás de cámara se encuentran el director de fotografía Bojan Bazelli (“Mr. and Mrs. Smith”, “The Ring”), la directora de arte Naomi Shohan (“The Lovely Bones”, “I Am Legend”), el diseñador de vestuario Michael Kaplan (“Star Trek”, “Pearl Harbor”, “Armageddon”) y el editor William Goldenberg (las dos “National Treasure”). El supervisor de efectos visuales es John Nelson (“Gladiator”, “Iron Man”), tres veces nominado y ganador del Premio de la Academia®; el supervisor de efectos especiales es John Frazier (“Spider-Man 2”, la saga de “Pirates of the Caribbean”), nueve veces nominado y ganador del Premio de la Academia®; en tanto que el coordinador de dobles es George Marshall Ruge (saga de “Pirates of the Caribbean” y de “National Treasure”). La música original es de Trevor Rabin (los dos filmes de “National Treasure”, “Armageddon”).

UN VIAJE MÁGICO A TRAVÉS DEL TIEMPO
De Goethe a Dukas, Disney y Bruckheimer

Tiene que ser magia.
“The Sorcerer’s Apprentice” ha encendido la imaginación de algunas de las mentes más creativas de la historia: desde Nicolas Cage, Jon Turteltaub y Jerry Bruckheimer hasta el compositor Paul Dukas y Walt Disney.

Todo empezó con un poema de Johann Wolfgang von Goethe, el magistral escritor, pensador y naturalista alemán, que compuso “Der Zauberlehrling”, una obra poética imperecedera, en 1797. En este poema, formado por 14 estrofas, es el aprendiz el que narra su propia historia: en cierta ocasión, su viejo “Hexenmeister” lo deja solo y él se propone demostrar arrogantemente sus poderes mágicos. El aprendiz ordena a una vieja escoba que se vista con unos harapos, que se forme una cabeza y dos brazos y que, usando un balde, le prepare un baño. La escoba viviente llena la bañera y, además, todas las tazas y tazones que encuentra pero, como el aprendiz ha olvidado la palabra mágica para hacer que se detenga, se produce una enorme inundación. Con un hacha, el aprendiz parte en dos a la pobre escoba…pero aparecen entonces dos escobas vivientes. Finalmente, llega el viejo hexenmeister y lo saca de apuros: le ordena a la escoba que vuelva al armario de donde salió y determina que solo podrá salir cuando él, el verdadero maestro, la llame nuevamente para cumplir sus deseos.

Cien años después, el poema de Goethe se convirtió en una pieza sinfónica de 10 minutos muy exitosa, “L’apprenti sorcier”, del compositor francés Paul Dukas. Fue un éxito inmediato por la brillante coloración musical y excelencia rítmica, y por la maravillosa y alegre “marcha de las escobas”. El scherzo ha permanecido vigente a través del tiempo y es, al menos para el público general, el trabajo más reconocido de Dukas.

Unos 40 años más tarde, Walt Disney descubrió esta obra y creo una versión animada para su gran “Fantasia”, dándole ni más ni menos que al ratón Mickey el papel principal del aprendiz. En el verano de 1937, mientras cenaba sólo en el restaurante Chasen’s en Beverly Hills, el rey de las filmes animados, todavía joven, invitó a cenar al célebre conductor de orquesta Leopold Stokowski. Algo extraordinario se iba a conjurar en ese encuentro.

Walt Disney ya había utilizado la música como elemento fundamental de su serie de filmes animados, “Silly Symphonies”, y quería contar con la colaboración de Stokowski para idear un corto animado basado en la obra de Dukas, “El aprendiz de brujo”. La idea de combinar música clásica con animación comenzó a ampliarse hasta convertirse en “Fantasia”, una producción riesgosa pero hecha con maravillosa ambición. El filme, que dura 125 minutos —inusualmente extenso, incluso para los parámetros actuales en producciones animadas— se estrenó con toda la pompa el 13 de noviembre de 1940 en el teatro Broadway de la ciudad de Nueva York. La música se reproducía utilizando un sistema de sonido multicanal, específicamente desarrollado para este filme, llamado Fantasound y así “Fantasia” se convirtió en el primer filme comercial en exhibirse con sonido estereofónico. Hoy, se toma esta producción como una prueba de las ambiciones artísticas de Walt Disney y su incansable deseo de desarrollar el arte del cine y la animación, buscando brindar al público algo que jamás hubiesen visto ni oído. “Fantasia” es uno de los filmes seleccionados para ser preservados en la sección de Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y “El aprendiz de brujo” está considerado el mejor y más entrañable de todos sus episodios.

Ahora, 69 años después del estreno de “Fantasia”, Walt Disney Pictures y Jerry Bruckheimer Films han creado una nueva historia para la pantalla grande. Si bien todas las producciones anteriores sirvieron como fuente de inspiración, “The Sorcerer’s Apprentice” en su versión 2010 es un filme de aventuras y acción completamente original. El mensaje sigue siendo simple y divertido, pero universal y profundo. “Lo maravilloso de esta historia es la lección sencilla sobre el peligro de tomar atajos o elegir el camino fácil para intentar satisfacer ese deseo que todos tenemos de hacernos grandes demasiado rápido”, explica Turteltaub.

El resurgimiento cinematográfico de “El aprendiz de brujo” fue concebido, de hecho, por un gran admirador de la versión de Disney: Nicolas Cage. “Se nos ocurrió a mi amigo Todd Garner y a mí”, recuerda. “En ese momento, estaba haciendo otro filme y quería explorar el terreno de la magia y la fantasía, algo en donde pudiera interpretar a un personaje con poderes mágicos. Se lo comenté a Todd y, al día siguiente, dimos con el proyecto perfecto: ‘The Sorcerer’s Apprentice’”.

“Me encanta el mundo de la magia y me fascinaba la idea de poder hacer algo de ese reino para el público contemporáneo”, dice Bruckheimer. “Siempre me gustaron las historias con elementos mágicos y ‘El aprendiz de brujo’ es una de las grandes historias de magia de todos los tiempos. Nos pareció que sería realmente muy divertido desarrollar el núcleo conceptual de esa historia en una versión nueva, que tuviera lugar en el mundo moderno”.

Turteltaub conoce a Cage desde que eran compañeros de clase en la escuela secundaria de Beverly Hills. “Jon es el director perfecto para dar vida a este filme”, explica Bruckheimer, “no solamente por la larga relación profesional y la amistad que tiene con Nic y conmigo, sino por su concepto de lo que es maravilloso y divertido, tanto en lo personal como en lo artístico”.

Todos los participantes principales detrás del proyecto de “The Sorcerer’s Apprentice” son fanáticos de “Fantasia” de Walt Disney. “Para mí”, comenta Cage, “es el más hermoso de todos los filmes. Creo que ‘Fantasia’ debe haber sido la primera película que mis padres me llevaron a ver. Fue mi introducción al cine, a las animaciones de Walt Disney y también, por supuesto, a la música clásica. Esas imágenes durante toda la película simplemente me transportaban y, aunque era muy pequeño, creo que me marcaron para toda la vida. Las creaciones de Disney, y la visita a Disneylandia, fueron experiencias realmente inspiradoras. Todavía veo ‘Fantasia’ una vez al año, bajo las luces y me pierdo en la película”.

Aunque no se trata de una nueva versión del clásico fragmento de “Fantasia”, “The Sorcerer’s Apprentice” le rinde un buen homenaje, algo que el director no pasó por alto. “‘The Sorcerer’s Apprentice’ tiene una historia tan vinculada a Disney”, explica Turteltaub, “que sabía desde el principio que iba a trabajar con algo que tenía que ser excelente, tenía que ser especial, tenía que estar a la altura de la importancia que tenía para Disney y para la historia del filme. Ese fragmento de ‘Fantasia’ son los ocho minutos de película más icónicos que jamás se hayan creado, y formar parte de este proyecto era fascinante. Uno piensa: ‘bueno, ahora a dónde voy con todo esto’…y ahí empieza a surgir toda la creatividad”.

Matt López, que forma parte del programa de guionistas del estudio, participó en la elaboración de la historia y el guión, creando una epopeya fantástica sobre Dave Stutler, un estudiante universitario ocupado en aprobar Física y conseguir una cita con Becky, la mujer de sus sueños. El mundo de Dave se da vuelta por completo cuando el excéntrico Balthazar Blake entra repentinamente en su vida. Balthazar es un hechicero involucrado desde hace siglos en una batalla entre los seguidores de dos poderosos magos –el bondadoso Merlín y la maligna Morgana- que se enfrentan para destruir o salvar el mundo. Cuando Maxim Horvath, el eterno archienemigo de Balthazar y seguidor de Morgana, amenaza no solamente a Balthazar y a Dave sino a todo el resto del planeta, Balthazar toma a Dave como a su reacio protegido. Juntos, deben detener a Horvath y a las fuerzas del mal de Morgana.

“Es una historia sobre dos búsquedas”, explica Bruckheimer. “Hace siglos que Balthazar busca alrededor del mundo a su aprendiz pero Dave tiene que descubrir su verdadero potencial como ser humano. Dave se dedica a estudiar y no necesita ni quiere que Balthazar se meta en su vida, ni ser un hechicero. Pero Balthazar es como una mosca que sigue zumbándole alrededor, molestándolo hasta que el pobre muchacho sucumbe y acepta convertirse en este personaje mágico. La verdad es que si alguien te tocara la puerta para decirte que eres un brujo, tampoco le creerías”.

“Pero a medida que avanza la historia”, continúa Bruckheimer, “se puede ver cómo evoluciona la relación entre ellos y cómo Balthazar le da a Dave la confianza que le hace falta, no solamente para ser un hechicero sino también para encarar su vida personal”.

Para López, “el desafío era cómo poder reinterpretar la magia y llevarla a la pantalla de una manera que jamás se hubiese visto. Dave Stutler tiene una formación científica y se dedica a la investigación en física. Es devoto del mundo racional, de explicar todo con términos objetivos y científicos. Y lo juntamos con Balthazar, el brujo, que entiende todo en términos mágicos. Estos dos mundos son, en realidad, uno solo: la hechicería es a la física lo que la alquimia a la química. Hay una frase clave en la que Balthazar le explica a Dave que todo lo que hacen como magos está dentro de las leyes de la física…el problema es que él todavía no conoce todas esas leyes. Este es el núcleo conceptual que pensamos para la hechicería en esta película. Me encanta la ciencia, y creo que esta concepción es muy original y muy atractiva para llevarla a la pantalla”.

López, que casualmente terminó su trabajo en el antiguo edificio de animación en Walt Disney Studios en Burbank –donde se hizo la animación del fragmento de “Fantasia”- señala que en la versión de “El aprendiz de brujo” del poema de Goethe, y también en el episodio de “Fantasia”, “el aprendiz termina nuevamente en una posición relegada, básicamente como el que se encarga de limpiar. Nunca se ve que el aprendiz se vuelva también un brujo, algo que nos pareció divertido mostrar. Tampoco vemos al hechicero enseñándole magia, entonces también se ve cómo Balthazar le enseña a Dave. La excepción es que, dadas las circunstancias, un aprendizaje que debería durar 10 años se hace en unos pocos días”.
Como señala Jon Turteltaub, “Balthazar y Dave desearían no estar involucrados el uno con el otro. Balthazar necesita un aprendiz, pero no necesita precisamente a Dave. Dave, por su parte, no quiere tener nada que ver con ese loco que se mete en su vida. Son una molestia mutua, pero ambos son brillantes y capaces de encontrar lo que más le molesta al otro”.

“Dave es un intelectual que se interesa solamente por conocer la verdad concreta de todo”, explica Turteltaub. “Necesita abrir la mente y ver que existe todo otro mundo que antes pensaba que jamás podría existir, y después de aceptar eso puede darse cuenta de todo su potencial. Esa es la parte más importante en el viaje de Dave”.
Los guionistas Carlo Bernard y Doug Miro introdujeron algunas ideas esenciales. “Es la historia clásica de un héroe”, comenta Bernard. “El viaje de Dave es, en última instancia, el de una persona que no cree en sí misma y que no se considera capaz de lograr algo grandioso. A medida que avanza la historia, y para su gran sorpresa, se da cuenta de que puede ser un héroe. La relación con Balthazar y con Becky le sirven para iniciar el viaje. Para nosotros, esa fue nuestra guía para armar la estructura de la historia”.
“Creo además que Balthazar representa la idea de dar más valor a la humanidad que a uno mismo”, continúa Bernard, “la idea es que hay grandes cosas más allá cuyo significado supera al de cualquier individuo. Es un concepto maravilloso, pensar que existe un guerrero que defiende al hombre durante 1000 años”.

QUIÉN ES QUIÉN EN “THE SORCERER’S APPRENTICE

Los personajes y el proceso de selección

BALTHAZAR BLAKE es un estudioso de Merlín y un brujo. Con más de 1000 años de edad, Balthazar ha estado recorriendo el mundo en busca del primer merlineano, descendiente de Merlín y heredero de sus grandes poderes. Cuando Balthazar finalmente lo encuentra en Dave Stutler, de 10 años, descubre que se halla ante un aprendiz de brujo bastante reacio. “Para Balthazar, encontrar al primer merlineano es un viaje que debe hacerse, sin importar la distancia”, dice Nicolas Cage, quien interpreta el papel del brujo. “La relación entre Balthazar y Dave es casi paternal. Creo que puede llegar a ser el primer merlineano por el hecho de que puede usar el anillo de dragón de Merlín, así que cuando encuentro a Dave lo hago con mucho alivio y afecto. Quiero guiarlo, enseñarle y entrenarlo para una causa mayor, contarle que es descendiente de Merlín y que juntos vamos a salvar al mundo. Y si eres Dave, vas a decirle al tipo ese que está completamente chiflado”.
“The Sorcerer’s Apprentice” es la séptima colaboración de Cage junto al productor Jerry Bruckheimer, y su tercera con el director Jon Turteltaub. “[Jerry] entiende mi especie de suma algebraica del proceso – el factor X, si quieres”, cuenta Cage. “Confío en que Jerry realizará películas que serán entretenidas para el público, porque esa es su prioridad. Y él a su vez confía en que yo aportaré el factor X que tendrá sentido en cuanto al personaje y a su visión, porque le agrega otra dimensión a su fórmula. Así que es un matrimonio feliz, yo se que él funciona y viceversa”.

“Jon es muy bueno con la comedia y sabe cómo sacarle el humor a una escena”, sigue Cage. “A mi me interesan las cosas oscuras y un poco más al límite, así que Jon me busca para que me meta en las aspecto más místico del personaje y yo lo busco para que me ayude a sacar el lado más cómico que resuena con el público. Así que es una buena mezcla y nos contraponemos muy bien”.

DAVE STUTLER es un aplicado estudiante de física en NYU, sin seguridad en si mismo y sin demasiada elegancia, para nada popular con las chicas y tampoco con sus compañeros. “Soy un gran, gran nerd”, confiesa Jay Baruchel, elegido para interpretar a Dave en la película. “Me encantan las películas en la que los personajes disparan energía de sus manos, pero por lo general no soy al actor al que buscan para eso. Y luego leí el guión y me dije: ‘espera un segundo… ¿un tipo como yo puede disparar energía con la mano? ¡Trato hecho! ¡Aquí estoy para los rayos de plasma!’”.
A los 10 años, Dave tiene un aterrador incidente en su primer encuentro con el brujo Balthazar Blake luego de entrar en la extraña tienda de curiosidades Arcana Cabana. Le dan un anillo de dragón que cobra vida en su dedo y le dicen que él se convertirá en un brujo muy importante. Luego es testigo de la furiosa batalla entre Balthazar y otro hechicero llamado Maxim Horvath, que lo hace querer olvidar el asunto por completo… hasta que tanto Balthazar como Horvath vuelven a su vida 10 años más tarde… ¡Forzándolo a enfrentar un destino que ya le gustaría ignorar! “Dave es su propio peor enemigo, el arquitecto de su propia miseria”, cuenta Baruchel. “Se pasa la vida tratando de olvidar ese momento en Arcana Cabana cuando se encontró por primera vez con Balthazar y Horvath. Se interesa por la física, disciplina a la que dedica su vida. Luego cuando se vuelve a encontrar con Balthazar, el brujo le dice a Dave que no es coincidencia que se haya volcado a la física, porque a pesar de que la ilusión y la magia son cosas distintas, la magia y la ciencia son la misma cosa”.

“Jay tiene muchísimo talento”, afirma Turteltaub, “muy inteligente, atrevido, gracioso, es maravilloso con la comedia física. Su cuerpo, mente y voz se comprometen de lleno a lo que sea que esté haciendo. No tiene esa tonta vanidad de ‘mírame’ todo el tiempo que otros comediantes tienen, es algo mucho más intelectual con Jay. Realmente busca la esencia de la historia y del personaje, y luego busca la manera más torpe y tonta de contar esa historia”.

Cage agrega acerca de su compañero: “En primer lugar, Jay es una gran persona y es muy divertido estar con él. Tiene un encanto inherente que se transmite en su vida cotidiana y también frente a las cámaras, y creo que a la gente le va a encantar verlo”.

“No quiero hablar acerca de Jay Baruchel”, declara Alfred Molina con falsa seriedad. “¡Quiero golpearlo con una vara! Jay es, realmente, uno de los actores jóvenes más talentosos del momento. Tiene un talento innato y mucha confianza en si mismo. Recuerdo como era yo a esa edad, no tenía ni un cuarto de la confianza o la seguridad que él tiene, tanto como persona y como actor”.

MAXIM HORVATH fue, junto con Balthazar Blake y Veronica, un discípulo de Merlín y una fuerza del bien hace más de mil años. Pero el amor mutuo por Veronica distanció a los colegas y Horvath se terminó convirtiendo en aliado de la malvada Morgana, que mató a Merlín y busca conquistar el mundo junto a sus secuaces. Él y Balthazar han luchado durante siglos, llevando finalmente su conflicto a la Nueva York actual. “En ‘The Sorcerer’s Apprentice’, la misión de Horvath es la dominación mundial”, cuenta Molina, quien fue elegido para interpretar al archienemigo de Balthazar. “Balthazar y Horvath tienen una rivalidad que lleva un milenio. Balthazar mantiene la línea de Merlín, donde la magia es un poder que debe ser utilizado para ayudar a la humanidad. Horvath es el líder de los morganianos, que tienen una visión muy distinta, creen que la magia debe utilizarse para subyugar a los humanos. Esa es la pelea entre el bien, personificado por el personaje de Nic Cage, y el mal, personificado por el mío”.

El tremendo talento de Molina como actor, su versatilidad y su actitud positiva fueron lo que motivaron a Bruckheimer a invitar al actor a interpretar al sofisticado y terrorífico Maxim Horvath en “The Sorcerer’s Apprentice”, luego de interpretar a un curiosamente venido a menos (pero igualmente peligroso y potencialmente heroico) jefe de una aldea del desierto llamado Sheikh Amar en “Prince of Persia: The Sands of Time”. “Alfred Molina es un actor maravilloso, alguien que puede aportar un giro inesperado a cualquier personaje, y también mucho humor”, dice Bruckheimer.

“Alfred Molina es uno de esos actores que cada vez que está en una película, hace algo totalmente distinto”, agrega Turteltaub. “No puedes creer que sea la misma persona que viste en otra película u obra, siempre es distinto. También tiene una notable simplicidad y un gran sentido del humor. Fred es muy alegre y creo que vemos algo de esa picardía en el personaje de Horvath, al tiempo que le agrega la gravedad que el personaje necesita”.

En cuanto a Molina, él estuvo listo para arrancar desde la primera vez que escuchó hablar del papel de Horvath. “Cuando estaba terminando ‘Prince of Persia’ alguien me contó que estaban pensando en mi para el papel, y me preguntó si estaría interesado… Intenté aparentar estar tranquilo, sin emocionarme demasiado, pero terminé mostrando muchas emociones… Me fascinó el hecho de que estuvieran incluyendo elementos del episodio clásico de ‘Fantasia’ y realmente me gustó el personaje una vez que leí el guión.

“Parecía totalmente distinto a lo que había hecho en ‘Prince of Persia’”, recuerda Molina. “El Sheikh Amar era un bandido maquinador y oportunista, en cambio Horvath es un villano muy inteligente, elegante y eduardiano. Un villano que para mi se encuentra en el grupo de los clásicos villanos sofisticados: bien vestido, encantador, pero letal”.

BECKY BARNES es una fresca y radiante estudiante de NYU: durante 10 años, el inalcanzable objeto del afecto de Dave Stutler. Para el codiciado rol, los realizadores no tuvieron duda de que la australiana Teresa Palmer era la persona indicada. “Teresa es alguien que nos ha gustado durante mucho tiempo”, cuenta Bruckheimer, “y ella hizo un trabajo fantástico en la audición con Jay. Cuando tienes esa magia entre dos actores, tienes que contratarlos a ambos”.

“Teresa es esa persona que entra en un cuarto y parece que alguien subió las luces”, cuenta Turteltaub. “Esta persona no tiene absolutamente nada negativo. Eso es lo que necesita Dave en su vida, salir de esa ira intelectual y la angustia universitaria y disfrutar un poco de la vida. A diferencia que cualquier otra actriz que vino a presentarse para el papel buscando el lado enojado de Becky, Teresa vino buscando el lado alegre, y eso fue realmente contagioso”.
Becky Barnes, una DJ universitaria, adora la música; los encantos de la física le escapan por completo. Por lo tanto, cuando Dave le ofrece ayuda con sus estudios, Becky acepta… sin tener idea de que Dave, de hecho, es un aprendiz de brujo, metido en cosas potencialmente letales. “Becky siempre pensó en Dave como un amigo”, cuenta Palmer, “aunque él siempre estuvo enamorado de ella. Se cruzan en la universidad y vuelve a nacer esta relación. Dave todavía siente cosas por Becky y ella desconfía un poco de eso, pero lentamente comienza a darse cuenta de lo maravilloso y simpático que es Dave”.

VERÓNICA es una hechicera que ha tenido la gran fortuna de haber sido amada por Balthazar Blake – y la mala fortuna de haber sido amada por Maxim Horvath. “Balthazar y Verónica están dispuestos a hacer cualquier cosa por su amor”, cuenta Mónica Bellucci, que interpreta al objeto de afecto y hechicera medieval, “y al mismo tiempo ambos son luchadores. Horvath, que al igual que ellos fue discípulo de Merlín, también se enamora de Verónica. Ella lo rechaza por Balthazar, y en consecuencia él los traiciona uniéndose a Morgana. Es una hermosa y poderosa historia sobre amor, celos y venganza.
“En la película tuve que interpretar un doble papel”, sigue Bellucci, “porque hay escenas en las que Verónica está poseída por la malvada bruja, Morgana. Por eso quería ser parte de este proyecto, porque me pareció interesante tener la oportunidad de interpretar a alguien con doble personalidad… y también para hacer una película que mi hija de cinco años, Deva, pueda ver”.
“Tuvimos mucha suerte de conseguir a Mónica para la película”, dice Bruckheimer. “Es una gran estrella en Europa y ha hecho cosas muy buenas en películas norteamericanas. El papel necesitaba una actriz que pudiera hacer que el público entendiera cómo y por qué Balthazar puede sentir un amor y devoción que han durado más de mil años”.

“Necesitábamos a la actriz indicada para interpretar a alguien por quien valga la pena esperar mil años”, cuenta Turteltaub. “Mas vale que sea linda y especial – una mujer fuerte. Buscamos en todo el mundo y afortunadamente conseguimos a Mónica Bellucci. Ella tiene ese poder italiano que es sensual y fuerte, y ella sabe lo que estás pensando antes de que lo pienses”.

DRAKE STONE es un alto y delgado ilusionista que es un brujo morganiano asistiendo a Maxim Horvath en su batalla contra Balthazar Blake y Dave Stutler. Es un artista con un ego tan grande como su popularidad, pero ninguno de sus fanáticos lo admira tanto como él mismo se admira a si mismo. “Drake Stone es la clase de persona que quería hacer mucho dinero, ser famoso, y besar a muchas chicas. Ese es el motivo por el cual acepté el papel”, cuenta Toby Kebbel, seleccionado para interpretar este personaje tan particular. “El hecho de que Drake fuese un hechicero con poderes místicos me atrajo mucho. Sabía que podría crear rayos con mis manos y conducir una Ferrari por Times Square. Lo que me gustó de interpretar a Drake fue que está muy bien lo de interpretar a un personaje arrogante y pomposo de forma creativa. Drake Stone es un idiota – ¡siempre es más divertido interpretarlo antes que serlo!”
Kebbell se unió al elenco recién salido de “Prince of Persia: The Sands of Time”, en donde interpretó a Garsiv, el hermano de armas del Dastan de Jake Gyllenhaal. “Toby está cargado de energía”, dice Bruckheimer, “y es el tipo de actor que siempre te sorprende porque jamás sabes qué es lo que va a hacer a continuación”.

BENNET es el compañero de piso de Dave Stutler en el deteriorado apartamento de Brooklyn, que también estudia física en la NYU y es un buen amigo que intenta hacer que su amigo disfrute un poco de la vida. Omar Benson Miller, que interpreta al personaje, cuenta: “Bennet no sólo vive con Dave, también es su motivador. Es una de las varias personas en la película, al igual que Balthazar y Becky, que están intentando que Dave haga cosas, que sea más proactivo y menos reactivo. Intento enseñarle la importancia de ir detrás de las cosas, incluyendo a la chica que ama, su magia, sus hechizos y sus estudios”.
Otro veterano de un programa de Jerry Bruckheimer Television, Miller integró el elenco de “Eleventh Hour” y se ha sumado al elenco de “C.S.I.:Miami”. “Lo maravilloso de la forma en la que el personaje de Bennet está escrito es que muestra que la gente proviene de cualquier ámbito de la vida y que cualquiera puede alcanzar cualquier cosa”, cuenta Miller. “Eso es lo que queremos hacer que Dave entienda, que sólo porque él es el listo, no quiere decir que tenga que tener miedo de hablarle a la chica. Si sabes quien eres, llévalo con orgullo, saca el pecho y di: ‘¡hey, éste soy yo!’”.

DAVE CUANDO NIÑO es un eternamente inseguro y miedoso niño de 10 años, enamorado con su compañera de clase Becky Barnes, sin saber qué hacer al respecto. Cuando se encuentra misteriosamente atraído a una tienda de curiosidades llamada Arcana Cabana, se encuentra al brujo Balthazar Blake y descubre – aunque sin creerlo – que él también será un poderoso brujo algún día. “Dave es muy inseguro, torpe; bastante inepto socialmente… pero la clase de inepto que te cae bien”, cuenta Jake Cherry, quien fue elegido para interpretar al joven protagonista.

SUN LOK es un viejo pero eternamente joven hechicero morganiano de orígen chino. Cuando es liberado de su Grimhold por Horvath, Sun Lok desata el pánico en el barrio chino durante un colorido festival al materializar un temible dragón que echa fuego. “Sun Lok ha estado en un pequeño contenedor durante miles y miles de años, y cuando es liberado está muy, muy enojado”, cuenta Gregory Woo, que interpreta al malvado morganiano.

ABIGAIL WILLIAMS es una bruja morganiana muy joven que no sólo fue acusada de ser una bruja en Salem, Massachussets en el siglo XVII, sino que realmente lo fue. En su vestuario puritano blanco y negro, Abigail parece la encarnación de la inocencia, pero eso es totalmente falso. “Soy una bruja malvada que secuestra a Becky para Horvath luego de ser liberada del Grimhold’”, cuenta Nicole Ehinger, convocada por los realizadores para interpretar a la engañosa brujita.

NUEVA YORK COBRA VIDA…LITERALMENTE
Dando un mordisco a la Gran Manzana

“La idea es que los hechiceros y el antiguo arte de la brujería son reales y forman parte de la ciudad de Nueva York en la actualidad”, comenta el director Jon Turteltaub. “Es mucho más entretenido mostrar a las audiencias la magia en las cosas cotidianas que puedan reconocer, que crear algo nuevo.
“La ciudad de Nueva York es un lugar extraordinario”, continúa Turteltaub, “y los neoyorquinos están tan ocupados logrando cosas, que con frecuencia no notan ni siquiera lo que los rodea. Si te detienes y echas un vistazo, hay cosas increíbles por todos lados. Si caminas un día por Manhattan, y en vez de mirar hacia el frente miras hacia arriba, verás los detalles arquitectónicos más asombrosos en esos edificios. Nueva York es todo un universo”.
Para sus habitantes que la adoran y los millones de visitantes que atrae año a año, Nueva York es en verdad una ciudad como ninguna otra. Ha sido, por supuesto, el telón de fondo de innumerables películas, incluyendo ahora a “The Sorcerer’s Apprentice”.
“Nueva York lo tiene todo”, dice el productor nacido en Detroit, Jerry Bruckheimer, “grandiosos rascacielos, un ritmo acelerado, los mejores restaurantes del mundo, las principales editoriales y centros financieros. Nunca se verá tan mágica como se ve en ‘The Sorcerer’s Apprentice’”.
“Esta película es una declaración de amor a Nueva York”, señala el nativo de Montreal, Jay Baruchel. “Cualquiera que haya pasado un tiempo en Nueva York sabe que se trata realmente de la capital del mundo. En la película, cuando conducimos en Times Square o en la Sexta Avenida durante la persecución automovilística, lo estamos haciendo de verdad. Todos, incluso mi mamá, se han sentido realmente sorprendidos, han quedado literalmente mudos de asombro por la magnitud, la imponencia y los detalles. Las personas verán la película y se sentirán transportadas a una Nueva York que reconocen, pero que nunca han visto realmente antes”.
Baruchel también se divirtió mucho rodando en la Universidad de Nueva York en el Greenwich Village por razones muy particulares. “Fue algo increíble para mí, porque siempre había soñado con asistir a la Escuela de Cine de la NYU y nunca pude permitirme el gasto. Se han creado tantas películas grandiosas como resultado de esta institución que ya forma parte de la conciencia colectiva”.
“Es una ciudad increíblemente fotogénica”, dice el actor nacido en Londres Alfred Molina, “tiene una presencia espectacular y un ritmo palpitante. Cuando la magia sucede, sucede en una ciudad que ya es mágica en sí misma, así que allí hay un guiño doble”.
“No había pasado mucho tiempo en Nueva York antes”, admite la actriz australiana Teresa Palmer, “pero allí se respira una energía mágica que simplemente te llena de vida y dinamismo. Es la clase de ciudad donde los sueños verdaderamente se hacen realidad, y creo que la película sin duda alguna se presta a eso”.
Toby Kebbell agrega, “A pesar de que Nueva York es mucho más joven que Londres, donde vivo, se dan cientos de cosas increíbles allí frente a tus propios ojos, y simplemente lo ignoras, porque con todos los millones de personas que bullen a tu alrededor, tu cerebro ni siquiera las registra”.
“El objetivo de esta película”, dice el director de fotografía Bojan Bazelli, quien procede originariamente de la lejana Serbia, “es crear la Nueva York de ‘The Sorcerer’s Apprentice’. No estamos intentando cambiarle la apariencia a la ciudad, la estamos asimilando, y luego la mezclamos con nuestra propia visión mágica. La energía que se da entre la luz y la oscuridad está presente casi en todas las tomas, y por eso usamos la última tecnología y a las personas más creativas para darle al público una Nueva York fresca, diferente y que cobra vida a través de la magia”.
Por supuesto que rodar en esta ciudad tiene sus desafíos, incluyendo el tránsito vehicular y humano. Pero los realizadores finalmente fueron capaces de encontrar una amplia variedad de locaciones reales con mucha historia. Los lugares de filmación abarcaron toda la ciudad, desde Times Square al centro de Manhattan y el Washington Square Park en el Greenwich Village. La directora de arte Naomi Shohan hizo funcionar sus propios trucos de magia en Tribeca para crear el exterior del Arcana Cabana en la Casa Grosvenor, construida en 1869 en la Calle White. La estación del subterráneo en la Séptima Avenida en el distrito Park Slope de Brooklyn fue utilizada para rodar una escena en la que Dave intenta utilizar sus nuevos poderes de hechicero para reducir a un asaltante.
Los cineastas usaron escenarios icónicos: el Battery Park con la Estatua de la Libertad como protagonista, el edificio Chrysler y su gárgola con forma de águila, el Rockefeller Center y la estatua de Atlas de cuatro metros y medio de altura. Otros lugares de filmación fueron el Hotel Bryant Park en la Calle 40, los Apthorp Apartments, el puente Williamsburg (que conecta Brooklyn con el barrio chino) y la catedral St. John the Divine.
Inaugurado en 1931, el Floyd Bennett Field de Brooklyn fue el primer aeropuerto municipal de la ciudad de Nueva York, y fue utilizado por grandes aviadores como Amelia Earhart, Wiley Post, Howard Hughes y el comandante John Glenn Jr. Aquí se recreó parte de la estación elevada de la Avenida Marcy para una secuencia que involucraba lobos y una versión gigante y voladora de la gárgola con forma de águila del edificio Chrysler.

EL BARRIO CHINO DESENFRENADO
En una escena muy importante de la película, Balthazar y Dave se dirigen en busca del Grimhold a la tienda de un viejo acupunturista en el barrio chino. El pintoresco negocio es atendido por una anciana aparentemente inofensiva —hasta que se transforma en Horvath, quien libera al antiguo hechicero Sun Lok del Grimhold. La pelea feroz que se desata en el interior de la tienda pronto se extiende al exterior, donde se está llevando a cabo una estridente celebración del año nuevo chino, con bailarines, tambores, papel picado de colores y un gran dragón de desfile, el cual Sun Lok transforma en una criatura espantosamente real.
“Si quieres hablar de magia”, comenta el director Jon Turteltaub, “ve al barrio chino de Nueva York. Es un lugar verdaderamente asombroso”.
Luego de una convocatoria de casting abierta para extras que atrajo a más de 2000 personas de la zona, el rodaje de “The Sorcerer’s Apprentice” se adueñó de la Calle Eldridge para llevar a cabo dos semanas de filmación nocturna. Esta calle posee un ambiente extraordinario y desde ella pueden verse el puente de Manhattan y los ruidosos trenes del subterráneo que van y vienen de Manhattan a Brooklyn.
“No puedes hacer una escena como ésta dentro de un estudio de filmación”, explica Turteltaub. “Y creo que todas las personas que participaron del desfile y como extras se divirtieron mucho. Una vez que comenzaban la música y los tambores, todo se volvía emocionante. El dragón y el papel picado son muy estimulantes. Y luego se vuelve realmente emocionante cuando Nic Cage aparece en el set. Simplemente se creó un muy buen ambiente. Esta escena, por más que esté cargada de acción, es una celebración del barrio chino de Nueva York”.
De hecho, algunas noches el rodaje se parecía a una fiesta de barrio. “Es imposible no enamorarse del trabajo cuando tiene este nivel de energía y suceden tantas cosas como aquí”, señala Baruchel. “Mejora tu actuación porque tienes muchas cosas antes las que puedes reaccionar”.

BATALLA FINAL EN BOWLING GREEN
El punto culminante de “The Sorcerer’s Apprentice” llevó a los realizadores hasta Bowling Green, el histórico parque del sur de Manhattan, para el enfrentamiento definitivo a la medianoche entre los merlinianos Balthazar Blake y Dave Stutler contra el morganiano Maxim Horvath, quien conjura desde el Grimhold a la bruja más maléfica de todas—la mismísima Morgana, quien se apodera del cuerpo de Verónica, la hechicera amada tanto por Balthazar como por Horvath. Es el duelo final entre los brujos, e involucra hechizos, encantamientos y fuegos que arden furiosamente, e incluso cobra vida la famosa estatua del Toro de Wall Street. El mundo está en juego.
“Una vez más, se eligió un lugar de Nueva York realmente icónico para la batalla final”, dice Bruckheimer. “Bowling Green fue literalmente el primer parque que se creó en Estados Unidos. Es donde los neoyorquinos bajaron la estatua del rey Jorge durante la Revolución Norteamericana. Es un hermoso círculo de vegetación en el sur de Manhattan rodeado de rascacielos, y constituye una locación muy dramática para la batalla campal del aprendiz de brujo”.
“Morgana, la más grande y poderosa bruja, fue metida a la fuerza en el Grimhold y obligada a quedarse allí”, explica Turteltaub. “Pero para poder colocarla en ese lugar, una hechicera seguidora de Merlín llamada Verónica sacrificó su propia alma, entonces tanto Morgana como Verónica están encerradas juntas en el Grimhold. Balthazar ha estado locamente enamorado de Verónica desde siempre, pero para poder liberarla, también debe dejar salir a Morgana. De modo que la pregunta que enfrenta Balthazar es, ¿cómo puede destruir a Morgana sin destruir a Verónica?”.
La escena culminante requirió algo de magia, parecida a la que se usó para darle vida a la gárgola en forma de águila del edificio Chrysler. Sólo que esta vez se trataba del toro, el famoso Toro de Wall Street, una escultura de bronce de 3200 kilos del siciliano radicado en Nueva York Arturo Di Modica, ubicada en la punta del Bowling Green. Por voluntad propia, Arturo Di Modica creó la escultura luego de la caída de la bolsa de 1987. La instaló como un símbolo del espíritu inquebrantable del pueblo estadounidense el 15 de diciembre de 1989, delante de la Bolsa de Nueva York, como regalo para los habitantes de la ciudad, pero la policía incautó y confiscó la estatua. Las protestas generalizadas de los ciudadanos condujeron al líder de la comunidad Arthur Piccolo a organizar el traslado del Toro dos cuadras al sur, a la plaza ubicada frente al Bowling Green.

ESQUIVANDO LOS GOLPES EN EL ARCANA CABANA
Un duelo de hechiceros demuestra el talento
de los efectos especiales detrás de cámara

La primera escena de acción de “The Sorcerer’s Apprentice” es un espectacular duelo de hechiceros entre los archienemigos Balthazar Blake y Maxim Horvath en el Arcana Cabana, la antigua tienda de curiosidades decididamente estrafalaria de Balthazar en el sur de Manhattan, con sus espeluznantes recovecos atiborrados hasta el techo con toda clase de baratijas. La batalla mágica es presenciada por Dave Stutler, quien en ese momento tiene 10 años, y ha sido atraído a la tienda por una carta de amor fugitiva que le escribió a la joven Becky.
La batalla en el Arcana Cabana es la primera vez en la película que vemos a la hechicería en acción, desde el anillo de dragón de Merlín, que de modo muy mágico cobra vida y se dirige al dedo de Dave, al surgimiento de Horvath desde el Grimhold, y después Balthazar y Horvath utilizando todo el despliegue de sus poderes para lanzar hechizos, mover objetos y, básicamente, hacer pedazos el lugar antes de ser succionados por una gran urna, donde ambos permanecerán hasta que regresen a sus vidas (y a la vida de Dave) después de una década.
“El Grimhold”, explica Nicolas Cage, “es una prisión para los muy malvados y muy temibles seguidores de Morgana, y cuanto más maligno sea el morganiano, a mayor profundidad se encontrará dentro de los círculos de esta especie de muñeca rusa. Morgana está en el centro. El problema es que lo siguen robando, y cada vez que pasa eso, Horvath tiene la posibilidad de abrirlo y liberar a otra peligrosa fuerza morganiana del mal”.
La secuencia del Arcana Cabana proporciona un ejemplo perfecto del papel crucial que juega la cooperación entre departamentos para crear una escena cautivante y creíble. Al igual que con cada otra escena de la película, la secuencia combinó los esfuerzos del director Jon Turteltaub junto a los de otros magos de “The Sorcerer’s Apprentice”. Su equipo creativo clave incluía al experto director de fotografía Bojan Bazelli, la directora de arte Naomi Shohan, el diseñador de vestuario Michael Kaplan, el supervisor de efectos visuales John Nelson, el legendario supervisor de efectos especiales John Frazier y su coordinador en el set, Mark Hawker, y el coordinador de escenas de riesgo George Marshall Ruge.
“Esta escena establece la magia que los hechiceros son capaces de hacer”, señala Nelson. “Vemos por primera vez cómo se genera y se lanza plasma, se crean fuegos mediante piroquinesis, hay explosiones y concusiones, se mueven objetos a través de telequinesis, y un hechizo de inversión de la gravedad que ejecuta Balthazar y estrella a Horvath contra el techo. Es un verdadero esfuerzo colaborativo entre efectos especiales, el departamento de escenas de riesgo, los actores, las cámaras y la dirección”.
En la última década, Nelson ha recibido tres nominaciones al Oscar®, obteniendo el galardón por su trabajo en la película del año 2000, “Gladiator”. Su filosofía profesional es sencilla. “Hacemos efectos visuales para las cosas que son demasiado difíciles, demasiado costosas o imposibles de llevar a cabo”, dice Nelson. “Mi idea de un efecto visual perfecto es uno que comienza con un efecto especial práctico—un evento real que fue filmado—y luego se convierte en algo asombroso pero que se ve real, y termina con otro efecto práctico. Tenemos un grupo de personas excelentes trabajando en el set bajo el mando del supervisor de efectos físicos John Frazier, y son fantásticos en lo que se refiere a crear lo que se conoce como ‘efectos de piso’ para hacer todo lo más real que sea posible. Luego lo llevamos a otro nivel”.
“Con esta película, sabíamos que habría una mezcla realmente maravillosa de imágenes generadas por computadora y efectos mecánicos ‘en vivo’”, dice Frazier. “Esa es la manera en la que le gusta filmar a Jon Turteltaub. Le gusta que se filme la mayor cantidad de cosas posible, y que luego se mejoren con efectos digitales. El público actual es tan sofisticado que no le gusta ver cosas como las que hacíamos en la década del ’60 y el ’70 que eran totalmente mecánicas. Pero por otro lado, algunas veces cuando algo se hace en computadora por completo, se ve como un dibujo animado más que como una película.
“Hicimos muchos efectos especiales durante el rodaje de ‘The Sorcerer’s Apprentice’”, continúa Frazier. “La magia siempre se ha tratado de trucos de percepción, de humo y espejos, ¡y en la película tenemos ambos!”.
“La primera pelea en el Arcana Cabana no sólo establece el tono, sino que también presenta a los tres personajes principales de la película”, explica el coordinador de escenas de riesgo George Marshall Ruge. “Todo se desarrolló en base a los personajes. Tenemos a personas volando, golpeando contra las paredes, combates cuerpo a cuerpo y una pelea de espadas mágicas entre una espada que nadie empuña y es controlada por el báculo de Horvath contra Balthazar Blake blandiendo un cuerno de unicornio”.
“No podía crear que comenzáramos con esa enorme escena de pelea”, recuerda Alfred Molina. “Siempre tengo esta idea de que cuando comienzas a trabajar en una película, habrá un par de días agradables y sencillos. Podrás conocer a todos, sentarte, tomar algunas tazas de café, conversar y hacer alguna escena pequeña, agradable y sencilla. Pero fui directo a los ensayos para la escena del Arcana Cabana. Ni siquiera había tenido tiempo de desempacar, y de repente ya tenía un bastón mágico en una mano y una espada en la otra, y me encontraba en medio de una pelea con Nic. Me causó algo de asombro, pero fue fantástico comenzar con todos los sistemas en pleno funcionamiento”.
“Enviamos a Horvath volando hacia arriba unos ocho metros hasta el cielorraso del Arcana Cabana en un cable”, dice Ruge, “y Fred estuvo dispuesto a hacerlo. También hicimos lo que llamamos un ‘trinquete doble’ en el que Balthazar y Horvath se estrellan el uno contra el otro en forma diagonal a través de la habitación, uno sobre una columna y uno atrás junto a las escaleras. Debido a que el set es tan reducido y está lleno de cosas, dudé bastante sobre si podía desarrollarse ese tipo de acción allí, pero funcionó”.
“George Marshall Ruge es absolutamente fantástico”, dice Molina, “tiene mucha imaginación y es muy interesante. Le gusta considerar a las escenas de riesgo como una coreografía, lo cual a mi juicio es una muy buena manera de verlo. George dice que el momento del impacto no es lo que importa. Lo que importa es la tensión previa y la reacción posterior. Y por supuesto, tiene razón, porque allí es donde se centra todo el drama. Hay una parte en la escena en la que estoy peleando con Nic con una espada que estoy manipulando desde cierta distancia. Fue una manera excelente de mostrar de un modo muy imaginativo que estos personajes no sólo tienen potencia y fuerza, sino que también pueden transformarse a sí mismos y a los objetos con una increíble variedad de poderes y habilidades”.
El encargado de los efectos especiales Mark Hawker y su equipo utilizaron diversas técnicas para la escena en el Arcana Cabana. “Cuando el joven Dave se coloca el anillo mágico de dragón, accidentalmente provoca que el Grimhold atraviese una pared”, explica Hawker. “Tomamos el Grimhold y lo pusimos en una vara que mide dos metros y medio, y tiene conexiones giratorias en ambos lados. Entonces, adonde sea que Dave mueva su mano, el Grimhold lo sigue, y mantiene esa distancia. Por supuesto, el equipo de John Nelson iba a hacer desaparecer la vara con efectos digitales. Tuvimos muchas paredes y muebles que se rompen, y cuando Horvath atraviesa el tragaluz por uno de los hechizos de Balthazar, usamos un tragaluz de caucho con vidrio de utilería”.
El personaje de Molina lanza fuego desde sus manos. “Tuve que prender fuego a las yemas de mis dedos”, admite con toda tranquilidad. “Todo se resumía a este material viscoso y parecido a un plástico que ponían en mis dedos, cubierto con una tela resistente al fuego. Luego ponían otra capa del material viscoso, y otra capa de tela, que pintaban para que pareciera mi mano real. Tenía tantas cosas en mis dedos que se veían como cuatro grandes chorizos. Después les prendían fuego y pasaba alrededor de un minuto hasta que empezaba a sentir que me quemaba realmente, y en ese momento, tan sólo las soplaba como velitas de cumpleaños”.
“La tecnología para el efecto es tan antigua como el cine mismo”, continúa Molina, “pero se ve genial. Podríamos haberlo hecho con gráficos generados por computadora, pero no se hubiera visto tan bien. ¡Me encantó!”.
El pequeño Jake Cherry, quien interpreta a Dave Stutler a los 10 años, también se divirtió mucho actuando en la escena. “Mi parte favorita fue cuando pude destruir todo con el Grimhold”, señala. “Eso, para mí, fue impresionante. Lo que más me gustó destruir fue una vitrina de vidrio realmente grande, más alta que yo. Empujé el Grimhold hacia adentro, luego lo jalé hacia afuera, después golpeé unas cajas que salieron volando. ¡No podía creer que de hecho me permitieran romper cosas en el set!
“También vi el efecto digital de cuando el anillo de dragón se dirige al dedo de Dave y se enrosca a su alrededor”, agrega Cherry. “¡Se ve absolutamente genial!”.
¿Pero querría Jake un anillo así de verdad? “No”, responde de inmediato. “¡Eso sería escalofriante!”.

REDEFINIENDO LA PERSECUCIÓN AUTOMOVILÍSTICA
La batalla entre los hechiceros llega a la calle

“Tenemos increíbles aventuras todo a lo largo de Manhattan que incluyen una mágica persecución de autos”, dice el director Jon Turteltaub. “Este un filme típico de Jerry Bruckheimer, tiene que haber una persecución automovilística. ¿Estas bromeando? Cuando trabajas con Jerry hay que firmar el papel: ‘si señor, vamos a tener una persecución de autos’”
“Lo único que queríamos era que fuera aún más excitante que la que dirigió Jon en Londres en ‘National Treasure: Book of Secrets’”, dice Bruckheimer, “queríamos una persecución que nunca hubiera sido vista en el cine”
“Todo tiene una chispa mucho más mágica que lo que uno esperaría de una secuencia de este tipo”, dice Nicolás Cage. “Los autos se transforman en otros autos, entran en un mundo de espejos. Funcionan con leyes y movimientos completamente diferentes a los de una persecución normal”.
Turteltaub dice que el hecho de que el filme tenga una base mágica pesó mucho en cada escena. “Al preparar la secuencia teníamos que pensar: “a ver, si fuéramos un hechicero ¿cómo sería la persecución? Tu auto no tiene que seguir siendo tu auto y el entorno no tiene que seguir siendo el mismo. En una persecución de autos típica los obstáculos son los otros autos en la calle, el entorno y otras personas. Pero si eres un hechicero, tienes el elemento agregado de poder cambiar todo esto. ¿Qué pasa cuando el auto al que uno está siguiendo deja de ser un camión pesado y se convierte en una Ferrari?¿ Y qué pasa si la Ferrari se transforma a su vez en un camión de basura y trata de aplastarte?
La persecución comienza con los héroes merlinescos en un glamoroso paseo conduciendo un brillante Rolls-Royce Phantom de 1935. Este magnífico artefacto de una era dorada hacía que todos se dieran vuelta para mirarlo, con los locales y los turistas posando para sacarse fotos junto al vehículo, como si fuera una de las estrellas de la película. ¿Su dueño? Nicolas Cage, un conocido amante de los autos antiguos.
“La mayoría de los Rolls Royce son especiales porque fueron hechos a mano en cantidades limitadas en Inglaterra” dice Dan Dietrich, que tuvo a su cargo el mantenimiento del auto durante la producción. “Pero lo que es especial de este auto es que es el único que existe. No hay otros vehículos exactamente iguales. Rolls-Royce hizo alrededor de dos mil Phantoms, de los cuales sólo diecinueve son cupés. En ese momento el costo de un Rolls Royce standard era varias veces el precio de una casa, de manera que para tener una cupé tenías que ser realmente rico”.
“Cuando comprabas un Phantom en los años treinta”, explica Dietrich, “básicamente tenías un motor y un chasis, y podías elegir el fabricante para hacer la carrocería. Lo que hace a este auto tan especial es que el dueño original le compró la carrocería al único representante de Rolls-Royce en Montreal y eligió una que no se había hecho nunca antes”.
La escena de la persecución hizo necesario que el coordinador de autos Mike Antunez dispusiera de una gran cantidad de vehículos, incluyendo una réplica exacta del invaluable Phantom, utilizada como una especie de doble de riesgo del verdadero auto en la escena de la persecución.
“La réplica era muy buena”, dice Dietrich. “Es increíble que haya sido construida en solo seis semanas”.
En la escena de la persecución, que requirió tres semanas durante las cuales la primera y segunda unidad filmaron juntas durante largas y a menudo lluviosas noches, Balthazar y la magia de Dave transforman el Phantom en un elegante y moderno Mercedes McLaren SUV y luego extrañamente (y por error) en un Pinto de 1976. Horvath, por su parte, comienza la persecución en un Mercedes GL500, que se transforma primero en un taxi amarillo de Nueva York, luego en un mucho más veloz Ferrari F30 y, finalmente en un extraño y peligroso camión de basura.
“Esto es lo que quiero decir cuando afirmo que la película es un paseo maldito”, se ríe Jay Baruchel. “Tenemos una persecución increíble con los autos mas rápidos y seductores del mundo. En la escena literalmente manejamos a través del corazón de Midtown Manhattan y nos sumergimos en un mundo de espejos donde todo va para atrás”.
Para esta secuencia fue necesario cerrar las calles en un radio de diez manzanas y controlar el tráfico de autos y peatones en una de las zonas más congestionadas de la ciudad que incluían a Times Square y la Avenida Sexta. Llevó tres semanas filmar la escena completa.

UNA ESCENA EN HOMENAJE A “FANTASÍA”
Un poco del sombrero pero algo nuevo

En su laboratorio subterráneo, con mucho apuro por llegar a la cita con Becky para la cual esperó diez años, Dave rompe su primera regla de hechicería: “la magia no se debe usar para cosas personales o para tomar atajos”. Esforzándose para limpiar el laboratorio rápidamente, Dave manipula cepillos, escobas, baldes y esponjas para que realicen la tarea por él… ¡con resultados desastrosos!
“‘El aprendiz de brujo’ de Fantasía es uno de los mejores trabajos de animación de Disney, de manera que teníamos que ser muy cuidadosos para adaptarla” dice Bruckheimer. “No queríamos arruinar la magia, sino crear una magia nueva como un cariñoso homenaje al original”.
Dice el director Jon Turteltaub: “uno de los errores más grandes que puede cometer un director es realizar una obra que será juzgada por todos los críticos del mundo comparándola con una de las cosas más fantásticas que se hayan hecho antes. Estamos tomando ocho de los más famosos minutos de la historia del cine, y ¿cuáles eran nuestras opciones? Podíamos hacer un pequeño guiño y seguir adelante sin tratar de competir, o podíamos ir por todo. Pongámoslo al día, hagamos nuestra versión con relación a este filme, con la tecnología que tenemos ahora, y, -para mi éste es el elemento clave- manteniendo los mismos principios”.
“La música de Paul Dukas fue la inspiración para el episodio en ‘Fantasia’ mientras que la historia original del poema de Goethe fue la inspiración para la música”, continúa diciendo Turteltaub. “De manera que con una gran cantidad de medios y de gente hicimos lo que esperamos que sea un verdadero entretenimiento, y una divertida experiencia que toma realmente la esencia de ‘El aprendiz de brujo’ de Walt Disney y da nuestra versión, que es la esencia de la fábula, el poema de Goethe, la música de Dukas y la animación de Disney”.
Jay Baruchel tuvo el honor y el desafío de la tarea, pero nunca se intimidó. “Es un gran honor y una tremenda responsabilidad meterse en los zapatos del Ratón Mickey. Son unos zapatos muy grandes y me preguntaba cómo podría hacer algo propio y gracioso sin pisar o alejarme demasiado de lo que hizo de esta secuencia un verdadero símbolo. Para mí, estar en esta película y poder poner mi mano en ella y al mismo tiempo homenajear a una de las secuencia más amadas de la historia del cine era fantástico. Fue un enorme placer, me divertí mucho y me encantó que todos esos cepillos y escobas me patearan el trasero. Fue algo mágico. Fue duro no haber sido un niño en ese momento. Crecí viendo esa escena de ‘Fantasía’, así que, luego de hacer mi propia versión me puedo jubilar ya mismo”.
Parte de lo que dio a Baruchel tanto ímpetu y creatividad en su propia interpretación de la escena fue la comprensión considerada y atenta que tuvo de la esencia del cuento. “Adán y Eva no podían evitar comer la manzana. La curiosidad mató al gato. Tratar de encontrar la forma más rápida y fácil de hacer algo es una ambición que todos compartimos y en la misma situación a todos nos pasaría lo mismo. Esta secuencia trata de alguien que quiere eliminar el intermediario y paga un precio muy alto por ello”.
Aunque la versión final de la música eterna de Paul Dukas fue nuevamente adaptada por el compositor Trevor Rabin, se interpretó una versión tradicional de la pieza durante la filmación de la secuencia, no sólo para lograr la atmósfera adecuada, sino con el objetivo de coordinar bien el tiempo. Y aunque la versión en vivo no imita el original animado, hay algunas referencias directas: la sombra que proyecta Dave en el laboratorio con su capucha se parece curiosamente a la sombra proyectada por el Ratón Mickey con su sombrero de mago.
Al diseñar el set con el enorme laboratorio bajo tierra donde tiene lugar la escena, la directora de arte Naomi Shohan se aseguró de homenajear al corto animado original. “La forma del laboratorio hace recordar al depósito de un castillo que fue justamente el decorado del dibujo animado de Disney” dice Naomi. “Las grandes piedras en la base de los arcos del laboratorio recuerdan un castillo medieval, y la escalera de hierro toma el lugar de la escalera de piedra en la versión del Ratón Mickey”.
El encargado de los efectos especiales Mark Hawker y su equipo tuvieron que instalar dispositivos para fuego y un piso a prueba de agua para la inundación que tiene lugar durante la secuencia de “Fantasía”. “Tuvimos que poner a punto un sistema completo de bombas y drenajes, porque se tenía que inundar y vaciar muy rápidamente para la repetición de las tomas. Teníamos una bomba de seis pulgadas que bombeaba 113.000 litros de agua por las piletas del laboratorio, y que luego tenia que absorberlas, con la ayuda de 18 drenajes”.
Con los efectos especiales listos, el director se pudo concentrar en el contenido. “Lo que realmente me excitaba” dice Turteltaub, “era que la escena es más un cuento que un diálogo, de manera que se podía contar por medio de la acción y las imágenes. Nuestra tarea más importante era que la escena adelantara la historia, y nos aseguramos de encontrar un lugar en la historia a la que pertenece esta secuencia”.
Los efectos especiales necesarios para la escena combinan el trabajo del departamento de efectos visuales y físicos. El supervisor senior de efectos visuales, John Nelson sentía la presión. “Cuando era joven, fui jefe de acomodadores en un cine, y una de las películas en cartel durante cuatro o cinco semanas fue ‘Fantasía’” recuerda John. “Debo haber visto la película cien veces. La posibilidad de trabajar y volver a realizar algo como eso en vivo fue maravillosa. Creo que lo que los animadores hicieron a principios de los cuarenta fue increíble, nosotros estamos tratando de hacer una escena hermosa y fantástica, con un profundo sentido de la diversión, que fue lo que era el filme original”.
“Hay cepillos, escobas y esponjas hechas con efectos digitales patinando como niños en un parque acuático “, continua Nelson. “Es como si los objetos fueran al principio los niños bien educados de un jardín de infantes que luego se convierten en niños que acaban de ingerir una tonelada de azúcar cuando la maestra deja el aula. Es muy difícil combinar efectos digitales con agua real, pero creo que la audiencia comprenderá que es más creíble si los cepillos interactúan con agua verdadera”.
Entre los trucos empleados por Nelson estaban los “tipos verdes”, hombres y mujeres vestidos con apretados trajes verdes y sosteniendo los objetos de utilería que cobran vida en la secuencia. Nelson explica:” los tipos verdes son la forma más efectiva de dar un carácter humano a los objetos y hacerlos mover”.
Es un trabajo importante. Thomas Dupont, uno de los más importantes dobles de riesgo de la industria, tuvo que doblar durante toda la escena a Nicolas Cage para los movimientos que estaban considerados como demasiado peligrosos. Dupont, que también trabajó en la trilogía de “Pirates of the Caribbean” y en el filme “Prince of Persia: The Sands of Time” entre muchos otros filmes, se vio de repente usando un traje verde elástico y sosteniendo un cepillo en la secuencia de “Fantasía”. “Cuando te olvidas lo que tienes puesto” dice Dupont, “hay siempre un integrante del equipo muy “servicial” que te lo recuerda”.

LA DIRECTORA DE ARTE NAOMI SHOHAN
Cómo crear una ciudad dentro de una ciudad

Para la película “The Sorcerer’s Apprentince”, los realizadores le pidieron a la directora de arte Naomi Shohan que destacara el esplendor icónico de Nueva York y, al mismo tiempo, que encontrara su magia oculta. “En las primeras etapas, consideramos insinuar que siempre existió la hechicería en Manhattan”, comenta Shohan, “y hablamos acerca de dónde podríamos encontrar eso”. En Manhattan, hay edificios e interiores maravillosos por todos lados. Por lo tanto mi esperanza era encontrar como demostrarlo”.
“Los edificios victorianos de principios del siglo XX son especialmente hermosos”, añade Shohan, “y tienen un dejo poético que se presta perfectamente a la magia”. Otros sets están relacionados con la infraestructura subterránea de Manhattan, que se construyó a finales del siglo XIX y principios del siglo XX y que incorporamos en el set del laboratorio subterraneo de entrenamiento. Intenté crear un ambiente que fuera realista pero que al mismo tiempo estuviera relacionado con ese aire desdeñoso y visceral que tiene Nueva York, el codearse con otras personas, esa densidad intensa en general. En Nueva York, puedes ir caminando por la calle, abrir una puerta y entrar a otro mundo… me gustó la idea de caminar entre mundos”.
Shohan, que cuenta entre sus trabajos con “I Am Legend”, “Tears of the Sun” y “Training Day”, diseñó también varios sets extraordinariamente minuciosos que se construyeron ya sea en un set a prueba de sonidos, en los Estudios Steiner (donde anteriormente se encontraba el Astillero Naval de Brooklyn) o en los confines de la Armería Bedford, de 1907, que también queda en Brooklyn.
El enorme y meticulosamente detallado set de la sala subterránea de entrenamiento y laboratorio del brujo es escenario de las secuencias más importantes de la película, entre ellas la de “Fantasía” y sin lugar a dudas fue la estructura más ambiciosa que Shohan creó para este filme.
“El guión describe como un sótano en algún lugar, el laboratorio donde Dave Stutler lleva a cabo sus experimentos”, comenta Shohan. “A partir de eso, pensé que podía estar a muchos metros bajo tierra ya que él trabaja con equipos de un voltaje increíblemente alto, para lo que se necesita un lugar protegido”. La tierra es el mejor aislante y Nueva York tiene unos sitios subterráneos asombrosos a los que generalmente no se puede entrar; debajo de la Grand Central Station hay una estación electrónica de la época de la Segunda Guerra Mundial y debajo del City Hall, hay una estación subterránea realmente hermosa en desuso, tiene arcos y es muy elegante. Nuestro set tenía que ser lo suficientemente interesante como para poder sostener varias escenas”.
Lo que Shohan hizo fue convertir una vieja estación de subterráneo con vías de retorno, reminiscente de la antigua Nueva York, en un laboratorio improvisado, cuyo interior contaba con arcos, un techo en cúpula con mosaicos, pasarelas de hierro fundido y escaleras y ascensores antiguos y oxidados. Para el laboratorio de Dave, se decoró el interior con parafernalia científica, un generador de plasma, jaulas llenas de materiales científicos obsoletos, dos generadores enormes y oxidados, computadoras de la era jurásica con carretes de cinta abierta y otros desechos de distintas generaciones.
Una pieza esencial en el diseño de Shohan del laboratorio subterráneo fue el Círculo de Merlín con sus siete esferas: Espacio Tiempo, Movimiento, Materia, Elementos, Transformación, Mente y sobre todo, en el centro, Dios/Amor, que Balthazar conjura desde el piso de adoquines del laboratorio. Shohan y su equipo investigaron mucho e incluso consultaron con un auténtico brujo para descifrar los símbolos.
El director Jon Turteltaub cuenta: “uno de los mejores sets de la película es el de Arcana Cabana, una tienda de antigüedades, de cosas relacionadas con la oscuridad, de rarezas y de todas las cosas que juntó Balthazar durante su existencia de miles de años. Para nosotros era como la tienda Staples pero de brujería; cada vez que alguien necesita un anillo especial o un polvo especial y un ojo de tritón va a Arcana Cabana”.
Shohan opina: “la arquitectura de hierro de finales del siglo XIX y principios del siglo XX es de las más hermosas en Nueva York. Me pareció que sería el tipo de lugar indicado para la Arcana Cabana”.
El maravilloso interior de la Arcana Cabana cuenta con vigas firmes de hierro fundido, un elevador antiguo, un tragaluz desgastado por la pátina de los años y no menos de medio millón de objetos variados, uno más raro que el otro, entre ellos libros viejos, máscaras tribales, lámparas, una pierna ortopédica, cabezas de muñeca, cabezas reducidas, instrumentos musicales, cajas de sombreros y de zapatos, frascos de remedios, pinturas, relojes, portarretratos con fotografías viejas e incluso el sombrero del brujo que es idéntico a uno que utilizó una vez un ratón famoso. El Círculo de Merlín saluda a los clientes de Arcana Cabana desde el piso, justo antes de la entrada principal, un indicio de que adentro hay más misterios.
Shohan diseñó el penthouse que funciona como guarida del personaje de Toby Kebbell, el ilusionista/morganiano/egoísta, Drake Stone, con la inspiración adecuada. Shohan recuerda: “estábamos filmando en el Barrio Chino, hacía mucho frío y estábamos junto a unas cajas de pescado apestoso, cuando entró Toby ya disfrazado, peinado y maquillado como Drake Stone para que Jerry Bruckheimer y Jon Turteltaub le dieran su aprobación. Fue una imagen encantadora. Toby hace de un bufón maravilloso y lleva su narcisismo al extremo. Se nos ocurrió crear una expresión exagerada de la esplendorosa pomposidad masculina”.
La morada de Drake Stone cuenta con paredes color crema, muebles exageradamente lujosos, un hogar enorme con un busto de Drake Stone, una armadura de samurai montada, pinturas imponentes (con Drake Stone como protagonista), pósters de espectáculos pasados en los que aparece el ilusionista y arañas de luces costosas. En el estudio de Stone hay artefactos antiguos de ilusionistas, entre ellos, la famosa cámara de agua de Harry Houdini y una guillotina y doncella de hierro de tamaño real, cabezas de muñecos y varios productos de Drake Stone: libros de actividades, cajas de cereales, patinetas, un video juego.
Shohan también utiliza algunas estructuras fuera del estudio, en Nueva York, para sus esplendorosos sets. Transformó el vestíbulo del majestuoso edificio Cunard de 1919 en la Calcuta de 1847. El mercado polvoriento de origen indio, del siglo 19, estaba repleto de plantas, puestos de paja en los que se vendían canastos, especias, telas, frutas, pájaros; además tenían andamios de bambú y saris coloridas que se secaban en los tendederos. Los realizadores añadieron un mono, cabras y un espléndido toro de pura raza Brahma, de 17 años de edad, que se llama Bandit. 200 extras participaron de la escena.
El Encantus, el libro mágico de hechizos que Balthazar Blake le da a su aprendiz, Dave Stutler, es una obra maestra de diseño y ejecución, además de ser un ejemplo maravilloso de arte meticuloso, producto de los talentosos que trabajan detrás de las cámaras. “En mi opinión, no es sólo un libro de hechizos sino la historia de cómo los humanos intentan dominar los fenómenos naturales”, opina Shohan. “La idea era incluir conocimientos de varias culturas en orden cronológico”.
Cada una de las 1500 páginas se añejaron y pintaron a mano para darle autenticidad. La versión principal pesa 34 kilos (a nadie le gustaría que cayera sobre sus pies) pero se creó un duplicado de 4 kilos para las escenas en las que el libro aparece cerrado, además también se hizo una versión resistente al agua para la secuencia de “Fantasía”.

EL DISEÑADOR DE VESTUARIO MICHAEL KAPLAN
El alquimista de prendas

Los realizadores del filme contrataron a Michael Kaplan para que creara una línea de prendas de distintos siglos para “The Sorcerer’s Apprentice”. Este profesional, que trabajó para producciones como “Armageddon,” “Pearl Harbor” y “Flashdance” aceptó el desafío.
“Los personajes de ‘The Sorcerer’s Apprentice’ eran muy divertidos y diversos”, dice Kaplan. “Había prendas modernas, medievales, armaduras chinas…quería que cada personaje tuviera su propia paleta de colores y que cada uno fuera reconocible inmediatamente no sólo por la cara sino también por lo que llevaban puesto”
“Balthazar Blake es misterioso y atemporal”, explica Kaplan, “una especie de figura oscura, aunque sea el bueno. Lo imaginaba como un personaje misterioso, siempre vestido igual durante toda la película, con su uniforme. Pensé en los trajes largos de los hechiceros, pero me lo imaginé mejor con abrigo largo de cuero, con un chaleco de cuero abajo. Quería que las prendas dieran la sensación de ser de otro tiempo, pero de ningún tiempo en particular, que tuviera objetos reunidos a través del tiempo, algunos nunca vistos antes: un collar con amuletos de distintos períodos, llaves que podría haber usado en el siglo pasado, pequeños relicarios con fotos antiguas, pintadas a mano, de seres queridos que dejó atrás, piedras de la suerte o protectoras, un diente de tiburón en un diminuto saquito, un prendedor con forma de sol en el hombro, un brazalete con piedras de cobalto”.
Kaplan trabajó junto con el actor para lograr la apariencia perfecta. “Nicolas Cage fue muy específico en algunos detalles que quería para el traje. El anillo de hechicero de Balthazar, que podría venir de la era de Merlín, es un diamante verde, el más raro de todos los diamantes, y Nic siente que tiene un poder especial. Balthazar tiene anillos en todos los dedos, y cada uno fue especialmente diseñado para Nic porque necesitábamos muchos y todos distintos. Casi todos parecen antiguos y como si provinieran de distintas partes del mundo”.
“Pero no quería que Balthazar fuera un personaje al que todos se quedarían mirando como si fuera de otro planeta si caminara por alguna calle de Nueva York”, comenta Kaplan. “Sí es un poco excéntrico, pero dentro del terreno de lo aceptable para los estándares de Nueva York”.
Todos en el set se daban cuenta de que Nicolas Cage —o al menos su abrigo largo— se acercaba porque el penetrante olor de cuero. Se hicieron diez copias del abrigo. “La mayor parte de los trajes fueron hechos a medida”, explica Kaplan, “incluso los sombreros. El sombrero de Balthazar está hecho a partir de un sombrero de fieltro con alas, pero le cambiamos la altura para que pareciera un sombrero de hechicero con una punta”. El sombrero de Balthazar tiene estampada una luna en cuarto creciente y prendedores con forma de estrella, un claro guiño al famoso sombrero de brujo de Mickey.
El estilo de Dave Stutler tenía que ser bastante menos excéntrico. “Quería que Dave luciera como un estudiante de la Universidad de Nueva York, brillante pero despistado”, dice Kaplan. “Así que las prendas no tenían que combinar siempre. Tiene una especie de uniforme, con su chaqueta con capucha, camisa escocesa, jeans azules y zapatillas, las cosas que se pone todos los días sin pensar demasiado. Quería que tuviera un estilo agradable, pero que no diera la impresión de dedicarle mucho tiempo o cuidado a su apariencia”.
Kaplan eligió vestir a Becky, el personaje de Teresa Palmer, con una elegancia casual, usando la combinación típica para estudiantes: suéter, parka, pantalón, bufanda, blusa, falda y botas. En contraste, el estilo del personaje interpretado por Alfred Molina, Maxim Horvath, evoca la década del ’20, cuando fue encerrado en el Grimhold; por eso usa un sombrero bombín y polainas.
“Horvath está siempre muy bien vestido, muy pulcro, con trajes y abrigos hermosos”, comenta Kaplan. “Intenté buscar telas que tuvieran hilos metálicos, porque así conseguía un cierto sentido místico y pensé, quizás, que su alquimia funcionaría mejor si había elementos en la ropa que fueran conductores de electricidad. Tiene un increíble abrigo de piel hecho con esta tela. Horvath usa un sombrero diferente en cada escena”
El atuendo del personaje de Toby Kebbell —con botas de taco de diez centímetros— generó mucho entusiasmo. “Diseñar las prendas de Drake Stone fue muy divertido”, cuenta Kaplan. “Me inspiré en los ilusionistas de Las Vegas, en ninguno en particular, pero Drake los supera a todos…es la estrella del rock del set de magos. En una escena tiene unos pantalones preciosos, de piel de serpiente, tiene tatuajes y usa anillos en todos los dedos. Todo lo que usa lleva estampadas sus iniciales”.
Para vestir a Mónica Belluci, Kaplan viajó a través del tiempo. “Mónica Bellucci aparece como Verónica en pocas escenas”, explica Kaplan. “Primero, aparece con prendas modernas, cuando Balthazar cree verla en una calle en Nueva York, que es una ilusión que crea Horvath. Tiene además dos trajes medievales: uno cuando está en el mercado con Balthazar, en épocas felices, y otro cuando es poseída por primera vez por Morgana”.
“Quería encontrar una manera de diferenciar a Verónica de Morgana en los momentos en que no eran entidades separadas”, comenta Kaplan, “entonces se me ocurrió hacer lentes de contacto espejados para Mónica Bellucci, para que los usara cuando Veronica estaba poseída por Morgana”.
La falda de la armadura de Sun Lok fue compuesta con más de 1000 placas de metal trabajadas a mano, unidas fila por fila…y el departamento de vestuario hizo dos faldas idénticas para el personaje, un trabajo artesanal sin duda impresionante. “Me encantó hacer las prendas para Sun Lok”, dice Kaplan. “Aunque la falda de Sun Lok se parecía bastante a las reales —estuvimos investigando mucho— nos alejamos bastante de la realidad con el resto del traje. Nos divertimos muchísimo, y Gregory Woo, que interpretaba a Sun Lok, estaba tan contento con el personaje que aceptaba todo lo que hacíamos”.
El equipo de Kaplan elaboró también para este personaje un traje chino pintado a mano, botas chinas bordadas, garras largas, aros de metal y un peto ancho con la imagen de un dragón. Y, al igual que muchas otras criaturas inanimadas de “The Sorcerer’s Apprentice”, este dragón cobra vida. Con magia, por supuesto.

Clasificada como PG por la MPAA, “The Sorcerer’s Apprentice” tiene una duración aproximada de 110 minutos.

SOBRE EL ELENCO

El ganador del Oscar® NICOLAS CAGE (Balthazar/productor ejecutivo) es uno de los actores más versátiles de todos los tiempo, conocido por sus conmovedoras actuaciones tanto en drama como en comedia. En julio de 2010, Cage actuará en el filme de Disney “The Sorcerer’s Apprentice” una película que marca su séptima colaboración con el productor Jerry Bruckheimer. Este año, se lo podrá ver en dos filmes de Lionsgate films: la comedia de acción “Kick-Ass” producida por Matthew Vaughn y la producción épica de Charles Roven, “Season of the Witch,” filmada en Budapest.
Cage fue visto recientemente en el film aclamado por la crítica “Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans”, donde interpreta a un detective adicto a las drogas en el Nueva Orleans posterior al Katrina. Antes de este filme Cage prestó su voz a dos filmes animados, la producción de Jerry Bruckheimer y Disney “G-Force”, un filme de aventuras para la familia y el filme también familiar y de aventuras de Summit Entertainment “Astro Boy”. En el año 2008 y 2009, Cage también actuó en el filme de suspenso y ciencia ficción de Summit Entertainment “Knowing” y la película dirigida por los hermanos Pang, “Bangkok Dangerous”, un thriller de acción de Lionsgate.
En 2007, Cage actuó en el éxito mundial de taquilla “National Treasure: Book of Secrets”. Fue su quinta colaboración con el productor Jerry Bruckheimer luego de “The Rock”, “Con Air”, “Gone in 60 Seconds” y “National Treasure”. Su memorable actuación como un alcohólico que se suicida bebiendo, en el drama de la MGM “Leaving Las Vegas”, dirigida por Mike Figgis, le hizo ganar un Premio de la Academia® y un Globo de Oro® y el premio al Mejor Actor del New York Film Critics Circle, Los Angeles Film Critics Association, Chicago Film Critics y del National Board of Review. Cage solidificó aún más su estatus como actor protagónico cuando recibió nominaciones al Oscar, Globo de Oro, Screen Actors Guild® y British Academy of Film and Television Arts (BAFTA) por su doble rol como los hermanos mellizos Charlie y Donald Kaufman en la estrafalaria comedia de Spike Jonze “Adaptation”, junto a Meryl Streep y Chris Cooper.
Además de la secuela a “National Treasure: Book of Secrets”, Cage interpretó a Johnny Blaze en “Ghost Rider” basada en el personaje de la historieta de Marvel Comics dirigida y escrita por Mark Steven Johnson. El filme estableció inmediatamente un nuevo récord como la película más taquillera estrenada el fin de semana del President’s Day en 2007. Otras actuaciones de Cage incluyen el filme de Neil LaBute “The Wicker Man” y la película de Oliver Stone “World Trade Center”, ambas estrenadas en 2006, y el filme de Gore Verbinski “The Weather Man” y el de Andrew Niccol “Lord of War” del año 2005. También prestó su voz para el personaje de Zoc en el filme animado “The Ant Bully”.
En el otoño de 2002, Cage hizo su debut como director con “Sonny”. Cage reunió un impresionante grupo de actores tales como el ganador del Globo de Oro® James Franco, Mena Suvari, Brenda Blethyn y Harry Dean Stanton. El filme fue exhibido en el Deauville Film Festival de 2002. Fue producido por Golden Circle Films, Vortex Pictures y la empresa de Cage Saturn Films.
Saturn Films produjo el filme del año 2002 de Universal Pictures
“The Life of David Gale” y en 2000 la aclamada película de Lionsgate “Shadow of a Vampire”.
Otros filmes de Cage son “Next”, “Matchstick Men”, “Windtalkers”, “Captain
Corelli’s Mandolin”, “The Family Man”, “Bringing Out the Dead”, “Eight Millimeters”, “Snake Eyes”, “City of Angels”, “Face/Off”, “Kiss of Death”, “Guarding Tess”, “It Could Happen to You”, “Red Rock West”, “Honeymoon in Vegas”, “Raising Arizona” de los hermanos Cohen, “Vampire’s Kiss”, “Peggy Sue Got Married”, “Valley Girl”, “Racing with the Moon”, “The Cotton Club” y “Rumble Fish”. El retrato de Cage de un atormentado veterano de Vietnam en “Birdy” lo marcó como un actor serio. Dirigido por Alan Parker, “Birdy” ganó el premio del jurado en Cannes. Cage recibió luego una nominación al Globo de Oro® como Mejor Actor por su papel como el amante de Cher en “Moonstruck”. El filme de David Lynch “Wild at Heart” con Cage y Laura Dern, ganó la Palme d’Or en el Festival de Cannes de 1990.
Cage también fue nominado para el Globo de Oro® del año 1993 por su actuación en “Honeymoon in Vegas”, recibió el prestigioso Premio a la Trayectoria del Montreal World Film Festival en 1996 y el concedido por primera vez Premio a la Década Distinguida en el Cine en el ShoWest en 2001; y fue también honrado por la prestigiosa American Cinematheque en 2001 con el premio Moving Picture Ball.
En 2009, Cage fue nombrado embajador de buena voluntad para la justicia global por las Naciones Unidas. Durante el pasado otoño, viajó a África para llevar a cabo una misión de la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas en Gulu, Uganda, Mombasa, Kenia y Nairobi, Kenia. Allí, se encontró con niños soldados, miembros de pandilla, presos, jueces y magistrados de Kenia para ayudar a terminar con el tráfico humano, la esclavitud infantil y los secuestros. Cage es también miembro de Amnesty International y ayuda en su trabajo en derechos humanos.
Nicolas Cage nació y se crió en Long Beach, California, y vivió alli hasta que su familia se mudó a San Francisco cuando tenía doce años. Comenzó a actuar a los quince años cuando se inscribió en el American Conservatory Theatre de San Francisco. Luego se mudó a Los Ángeles, y siendo todavía un estudiante de la escuela secundaria consiguió un papel en el filme para televisión “The Best of Times”. Hizo su debut en el cine con “Fast Times at Ridgemont High”.

JAY BARUCHEL (Dave Stutler) continúa consolidando su estatus como protagonista en 2010 con una serie de proyectos de gran importancia. Recientemente protagonizó la comedia romántica de Paramount “She’s Out of My League” así como la película animada de DreamWorks que tuvo mucho éxito a nivel internacional, “How to Train Your Dragon”, en la que prestó su voz al personaje principal, Hiccup Horrendous Haddock Tercero.
Baruchel también se encuentra trabajando en la película de Universal y Red Hour, “Johnny Klutz”, en la que interpreta el papel protagónico—un personaje creado por él—de un perdedor adorable que es inmune al dolor, así como en “Jay and Seth vs. the Apocalypse”, una película basada en un cortometraje del mismo nombre que realizó junto a Seth Rogen. Baruchel también completó recientemente el rodaje del thriller “Notre Dame de Grace” junto a Scott Speedman, en su ciudad natal de Montreal.
Entre las películas anteriores de Baruchel se encuentra el filme ganador del Premio de la Academia® “Million Dollar Baby”, en la que actuó junto a Clint Eastwood, Hillary Swank y Morgan Freeman, así como el éxito de taquilla “Tropic Thunder”, protagonizado por Ben Stiller, Jack Black y Robert Downey Jr. También protagonizó la comedia de Jacob Tierney “The Trotsky”, que se presentó en el Festival de Cine de Toronto 2009, y se estrenará en los cines en Canadá en 2010.
Baruchel posee una larga lista de trabajos cinematográficos adicionales, incluyendo “Nick and Nora’s Infinite Playlist”, junto a Michael Cera y Kat Dennings; “Knocked Up”, junto a Seth Rogen y Katherine Heigl; “Just Buried”, que se estrenó en el Festival de Cine de Toronto 2007; “Real Time”, junto a Randy Quaid; y el memorable rol de Vic Munoz, el obsesionado fanático de Led Zeppelin, en “Almost Famous”.
Baruchel comenzó a actuar a los 12 años cuando obtuvo un rol en la exitosa serie de televisión de Nickelodeon “Are You Afraid of the Dark?”, y transformó lo que sería una actuación especial de una sola ocasión en un papel regular. El rol resultó ser un trampolín para su carrera, ya que lo condujo a su primera serie canadiense, “My Hometown”. Hizo su debut frente al público de Estados Unidos en Fox, como el protagonista de la serie de televisión “Undeclared”, que fue creada por Judd Apatow y recibió los elogios de la crítica.

ALFRED MOLINA (Sheikh Amar) es un consumado actor londinense cuya diversa y distinguida galería de personajes ha llevado a una larga y exitosa carrera en cine, televisión y teatro. Durante el otoño pasado estrenó la aclamada película “An Education” y rodó una serie de comedia para la BBC junto a Dawn French. Hacia fines del otoño de 2009, Molina estrenó en el Reino Unido la muy celebrada puesta de “Red”, con la Donmar Warehouse, que se trasladó a Broadway en abril de 2010, y por la que recibió una nominación al Tony. También se lo pudo ver junto a Jake Gyllenhaal en “Prince of Persia” para luego colaborar junto a Nic Cage en “The Sorcerer’s Apprentice”, dos películas de Jerry Bruckheimer estrenadas por Disney en 2010.
En 2002 Molina cosechó grandes elogios de la crítica y nominaciones a los premios de la Academia Británica (BAFTA), del Screen Actors Guild, de los Broadcast Film Critics y de la Asociación de Críticos de Chicago, por el papel de reparto del artista mexicano Diego Rivera en “Frida”, un docudrama acerca de la vida de Frida Kahlo, protagonizada por la actriz nominada al Oscar®, Salma Hayek. Entre sus trabajos recientes están “Pink Panther 2” -junto a Steve Martin-, “The Little Traitor” (adaptación de “Panther in the Basement”, la novela de Amos Oz, con dirección de Lynn Roth y producción de Marilyn Hall), y “The Tempest”, a estrenarse en otoño de 2010. una vez más con la directora Julie Taymor.
Luego de formarse en el Guildhall School of Music & Drama en Londres, Molina obtuvo rápidamente la membresía en la prestigiosa Royal Shakespeare Company de Inglaterra, donde interpretó clásicos como “Troilus and Cressida” y piezas nuevas como “Frozen Assets” y “Dingo”. En 1979 fue elogiado por su retrato de El Maníaco en “Muerte accidental de un anarquista” en el Half Moon Theatre de Londres. Por este papel obtuvo además un premio Plays and Players como Actor Revelación.
Dos años después, Molina debutó en la pantalla grande norteamericana con “Raiders of the Lost Ark”. En 1987,atrajo la atención gracias a su retrato del asesino vengativo Kenneth Halliwell – el amante homosexual del dramaturgo Joe Orto- en el drama de Stephen Frears “Prick Up Your Ears”.
La carrera de Molina continuó en ascenso durante la década siguiente, con papeles como el del infeliz marido de clase alta en “Enchanted April”, de Mike Newell; el del alegre pintor Titorelli en la adaptación de David Jones de la novela de Kafka “El Proceso” (en 1993), y el del engañoso cónyuge persa en “Not Without My Daughter”. Volvió a trabajar junto al director Donner en el western cómico “Maverick”. Además, interpretó el pequeño pero fundamental papel del enloquecido traficante de drogas en “Boogie Nights” (1997), la película nominada al Oscar® de Paul Thomas Anderson, con quien se reencontró en el drama épico y polifónico “Magnolia” (1999). Como parte del elenco de ambas películas, Molina obtuvo nominaciones al SAG. Además, el actor continuó exhibiendo su capacidad para interpretar personajes de varias nacionalidades, como el inmigrante cubano de “The Perez Family” (1995), de Mira Nair, y el abogado norteamericano de orígen griego, en el drama de Barbet Schroeder, “Before and After” (1996). Otras películas de este período incluyen la película de suspenso y ciencia ficción de Roger Donaldson, “Species”, el thriller cómico de “The Man Who Knew Too Little” -de Jon Amiel-, “Anna Karenina” -de Bernard Rose-, “Celebrity” -de Woody Allen-, y “The Impostors” -de Stanley Tucci-.
En esta década, Molina obtuvo su tercera nominación al SAG® como miembro de un elenco por “Chocolat”, la poética comedia romántica nominada al Oscar® del director Lasse Hallström, con quien volvió a trabajar en “The Hoax”, esta vez junto a Richard Gere. También atrajo la atención gracias al papel del malvado Dr. Otto Octavius, alias Dr. Octopus, en la exitosa secuela de acción “Spider-Man 2”, de Sam Raimi. Además, coprotagonizó películas como “Identity”, “Coffee and Cigarettes” (de Jim Jarmusch), “The Da Vinci Code” (adaptación de Ron Howard de uno de los libros más populares de la historia), “My Life Without Me” (de Isabel Coixet), el drama biográfico de Eric Till, “Luther”, el thriller bilingüe “Crónicas”, la adaptación de Kenneth Branagh de la obra de Shakespeare, “As You Like It”; “Silk”, de François Girard, y “The Moon and the Stars”, de John Irvin.
En televisión, Molina actuó en dos comedias televisivas de CBS. En “Bram and Alice” (2002) retrató a un escritor caído en desgracia que es buscado por una hija de la que estuvo alejado, mientras que en “Ladies’ Man” (donde fue además uno de los productores), interpretó al personaje de Jimmy Stiles. También en televisión, trabajó en la aclamada miniserie de 1983 “Reilly: Ace of Spies”, en “Miami Vice”, en el telefilme de la BBC “Revolutionary Witness”, en “El C.I.D” (de Granada TV), en la miniserie de la BBC “Ashenden” (basada en el best-seller de Peter Mayles, “A Year in Provence”), en “Joan of Arc”, de Hallmark Channel (como narrador), y fue actor invitado en “Law & Order: Special Victims Unit” y “Monk”.
A pesar de su próspera carrera en cine y televisión, Molina nunca se ha alejado demasiado del teatro. Regresó a la RSC para una elogiada interpretación de Petruchio en “Otra vuelta de tuerca” (1985) y ganó una nominación al premio Olivier por su trabajo en la producción británica de la obra de David Mamet, “Speed the Plow”. Hizo su debut en Broadway con la obra de Yasmina Reza “Art” (1998), donde interpretó junto a Alan Alda y Victor Garber, al bondadoso Yvan. Por este papel obtuvo la primera de sus dos nominaciones al Tony (a Mejor Actor Dramático). Debutó en Broadway en la obra de Brian Friel, “Molly Sweeney” (1995-96) -en el papel del charlatán irlandés Frank Sweeney-, y recientemente interpretó con éxito a Tevye en la versión 2004 de “El violinista en el tejado”, por la que logró su segunda nominación al Tony (Mejor Actor de Musical). También completó una temporada en el Mark Taper Forum con “The Cherry Orchard” (2006), junto a Annette Bening.

TERESA PALMER (Becky Barnes), declarada en 2005 como una de las “estrellas del mañana” de Australia por Screen International, llamó la atención del público mundial por primera vez con su papel protagónico en “2:37”, una película independiente australiana que se presentó con mucho éxito tanto en el Festival Internacional de Cannes en Un Certain Regard como en el Festival de Cine de Toronto. Por su compleja interpretación de una estudiante de escuela secundaria con un oscuro pasado, Palmer fue nominada como Mejor Actriz por el Australian Film Institute.
Palmer participó en la comedia “Bedtime Stories” con Adam Sadler para el director Adam Shankman y Disney en diciembre de 2008. Después de “The Sorcerer’s Apprentice”, para Palmer vendrá la película de Imagine Entertainment/Rogue Pictures “Kids in America”, en la que actuará junto a Topher Grace. Actualmente está trabajando en la producción “I Am Number 4” para DreamWorks, con Michael Bay y Steven Spielberg en la producción.
Palmer también coprotagonizó la película del director japonés Takashi Shimizu “The Grudge 2”, con Sarah Michelle Gellar y Jennifer Beals. Entre sus otros créditos figuran un papel protagónico junto a Daniel Radcliffe en la película sobre el paso a la adultez del director Rod Hardy “December Boys”, filmada en Australia, y “Restraint”, un thriller psicológico que protagoniza junto a Travis Fimmel y Stephen Moyer.
Palmer actualmente es la vocera de la empresa de cosméticos australiana Jurlique. Es de Adelaide, Australia.

MONICA BELLUCCI (Veronica) nació y fue criada en Città di Castello, en Umbría, Italia, y es una de las actrices más reconocidas y renombradas de nuestra era.
Su carrera como modelo despegó a los 18 años, poco después de comenzar sus estudios de abogacía en la Universidad de Perugia. Con los años, ha trabajado con grandes fotógrafos como Oliviero Toscani, Fabrizio Ferri, Helmut Newton, Bruce Weber, Richard Avedon y Peter Lindberg. Sin embargo, su corazón siempre estuvo puesto en el cine, medio que le da la oportunidad de expresarse plenamente. Su carrera comenzó con una aparición pequeña –pero que captó la atención- en la versión de “Dracula” de Francis Ford Coppola.
Hoy es una actriz conocida mundialmente que ha trabajado con varios de los directores más talentosos de EE.UU. y Europa. Recientemente, apareció en “Baaria”, nominado al Globo de Oro® a la Mejor Película en Idioma Extranjero, dirigida por Giuseppe Tornatore, y en “Private Lives of Pippa Lee”, de Rebecca Miller, con Robin Wright Penn, Keanu Reeves y Alan Arkin. En EE.UU. se la pudo ver en el thriller de acción “Shoot ’Em Up” – con Clive Owen y Paul Giamatti -, “The Brothers Grimm”, de Terry Gilliam –junto a Heath Ledger y Matt Damon-, en “She Hate Me”, de Spike Lee; en el premiado filme de Mel Gibson, “Passion of the Christ”; en “The Matrix Revolutions” y “The Matrix Reloaded,” –dirigidas por los hermanos Wachowski-, y en “Tears of the Sun”, de Antoine Fuqua -junto a Bruce Willis-. Luego de “The Sorcerer’s Apprentice,” se la podrá ver en “The Whistleblower” junto a Rachel Weisz y la fallecida Vanessa Redgrave.
En Europa, los filmes de Bellucci incluyen “Don’t Look Back,” –junto a Sophie Marceau-, “The Second Wind”, de Alain Corneau –junto a Daniel Auteuil-, “The Stone Council,” –junto a Catherine Deneuve-; “N,” –de nuevo con Daniel Auteuil-, “Sheitan” –junto a Vincent Cassel-, “How Much Do You Love Me” –junto a Gerard Depardieu-, la aclamada “Remember Me, My Love” –dirigida por Gabriele Muccino-, “Irreversible” – de Gaspar Noe-, y “Malena”, una película nominada al Globo de Oro ®.
Bellucci está en pareja con el actor y director francés Vincent Cassel desde hace 14 años y es la madre de una niña de cinco años llamada Deva.

TOBY KEBBELL (Drake Stone) debutó cuando Shane Meadows lo eligió para el role de Anthony en el filme “Dead Man’s Shoes”. Fue nominado como Actor Revelación para los premios de British Independent Film y fue muy alabado por su sensible y emotivo retrato de un joven con dificultades de aprendizaje.
En 2007, Kebbell ganó el premio a Mejor Actor de Reparto de British Independent Film por su aclamada actuación en el papel de Rob Gretton en el filme “Control”. También fue nominado por el London Critics’ Circle como Mejor Actor de Reparto junto Albert Finney y Tom Wilkinson. El año pasado, Kebbell fue nominado para otro premio BAFTA por su sobresaliente actuación en el papel de Johnny Quid en el filme de Guy Ritchie “RocknRolla” junto a Tom Hardy y Gerard Butler.
Kebbell actuó recientemente en “Prince of Persia” junto a Jake Gyllenhaal, dirigido por Mike Newell y producida por Jerry Bruckheimer, y luego en “The Sorcerer’s Apprentice” con Nic Cage. También últimamente filmó “The Conspirator” en el rol de John Wilkes Booth con James McAvoy y Evan Rachel Wood, dirigida y producida por Robert Redford.

ALICE MAUD KRIGE (Morgana) nació el 28 de junio de 1954 en Upington, Sudáfrica, donde su padre, el Dr. Louis Krige, trabajó de joven como médico. Más tarde, su familia se mudó a Port Elizabeth, donde Alice creció en lo que describe como una “familia muy feliz”.
Krige asistió a la Universidad de Rhodes en Grahamstown, Sudáfrica, lista para seguir los pasos de su madre, Pat, una psicóloga clínica. Allí se graduó en 1975, obteniendo una licenciatura en psicología y literatura. Sin embargo, gracias a la suerte o al destino, eligió cursar teatro como una de las materias optativas. Esta experiencia terminaría por cambiarle la vida: se graduó con honores en arte dramático en Rhodes, se mudó a Londres y adoptó una nueva carrera. “Me involucré mucho, la actuación se apoderó de mi vida…se convirtió en mi vocación”, explica Krige
A su llegada a Inglaterra, Krige comenzó tres años de estudio en la Central School of Speech and Drama, de Londres. Su primer trabajo profesional como actriz fue un rol muy pequeño en “Play for Today”, de la BBC, en 1979. En 1980, debutó en cine en el papel de Sybil Gordon en la película “Chariots of Fire”, ganadora del Premio de la Academia® a Mejor Película (estrenada en 1981). Apareció también en la adaptación de 1980 de “A Tale of Two Cities,” de Charles Dickens, a la que siguió un memorable papel doble como el espíritu vengativo en “Ghost Story”, de 1981. Ese mismo año, Krige debutó en una puesta de la obra de Bernard Shaw, “Arms and the Man”, en el West End, por el que recibió un premio Plays and Players y un Laurence Olivier a Actriz Revelación. Durante este período de éxito temprano, Krige pasó un tiempo trabajando con la prestigiosa Royal Shakespeare Company, en obras como “Otra vuelta de tuerca,” “Rey Lear” y “Cyrano de Bergerac”.
Luego de su trabajo con la RSC, Krige volvió al cine y la televisión. Su carrera podría describirse como una mezcla ecléctica de ambos medios. Ha aparecido en un abanico diverso de filmes como “King David” (1985), “Barfly” (1987), “Haunted Summer” (1988), “Code Name: Chaos” (1988) y “See You in the Morning” (1989). Su trabajo en televisión incluye aclamadas miniseries como “Ellis Island” (1984) y “Wallenberg: A Hero’s Story” (1985).
Esta tendencia ecléctica continuó durante la década del ’90, con trabajos en un gran número de proyectos independientes y de estudio del otro lado del océano, como el filme “Star Trek: First Contact” (1996). Por este filme, ganó un premio Saturn en 1997, gracias a su retrato de la Reina Borg.
Krige continúo con otra década prolífica de proyectos a “ambos lados del charco”, incluyendo su destacado retrato de la madama de burdel Maddie, durante una temporada de “Deadwood”, la premiada serie de HBO, y “Line of Beauty”, la aclamada miniserie de la BBC basada en la novela del mismo nombre, ganadora del Booker Prize.
Entre sus trabajos recientes están el thriller de Sony “Silent Hill”, “Lonely Hearts” –con John Travolta, James Gandolfini y Jared Leto-, que debutó en la edición 2006 del Festival de Cine de Tribeca, y papeles de importancia como los de “The Contract” –junto a Morgan Freeman y John Cusack-, bajo la dirección de Bruce Beresford-, “Stay Alive” -de Dimension-, y el filme independiente sobre el despertar sexual, “Ten Inch Hero.”
Krige recibió un doctorado honorario en literatura de la Universidad de Rhodes. Está casada con el guionista y director Paul Schoolman y vive lo que describe como un estilo de vida “itinerante”. Aunque ella y su marido mantienen una residencia permanente en EE.UU. (Malibú, California.), pasan gran parte de su tiempo viviendo y trabajando en el extranjero.

Con un talento natural y la habilidad de comprender los diferentes niveles de un personaje, JAKE CHERRY (Dave cuando niño) puede decir que tiene la longevidad de un verdadero actor de Hollywood. A la joven edad de 13, Jake ya tiene una lista de películas en su haber del tamaño de la de algunos de sus colegas adultos.
Cherry comenzó su carrera por casualidad a la joven edad de 2 años cuando acompañaba a su hermano a audiciones para comerciales. Terminó haciendo más de 20 comerciales nacionales, que se convirtieron en la punta de iceberg del talento de Jake.
Su debut televisivo fue cuando se unió al aclamado guionista y productor Greg Berlanti en su piloto “Kat Plus One”, e inmediatamente después, interpretó al hijo autista de Mary Louise Parker en “Miracle Run” para Lifetime. Jake luego interpretó al hijo de Chris O’Donnell en la serie de Barry Josephson “Head Cases”. La corta duración de la serie le dio a Jake la experiencia suficiente para aprender que realmente le apasionaban los personajes y trabajar con directores y productores. Luego trabajó en películas como “Friends with Money” junto a Jennifer Aniston y Frances McDormand donde atrajo la atención del director Shawn Levy, quien inmediatamente lo llevó a las películas de gran presupuesto de Fox “Night at the Museum” y “Night at the Museum: Battle of the Smithsonian”.
Pero sus reconocimientos no terminan allí. El legendario director de televisión y productor Ryan Murphy vio la actuación de Jake e inmediatamente le ofreció un papel protagónico en el piloto de F/X “Pretty Handsome” junto a Joseph Fiennes, Claire Forlani, Blythe Danner y Christopher Egan. Aunque el programa no encontró un lugar, Jake recibió sensacionales críticas.
Uno de los sueños de Jake fue luego hecho realidad cuando recibió la llamada de Jon Turteltaub para interpretar el papel de Dave cuando niño junto a Nicolas Cage y Jay Baruchel en “The Sorcerer’s Apprentice” para Disney y Jerry Bruckheimer.
Tras completar su trabajo en la película en 2009, Jake recibió una llamada del reconocido director Dito Montiel, quien le ofreció el papel de Milk en su próxima película, “Son of No One”, con los pesos pesados de Hollywood Al Pacino, Channing Tatum, Katie Holmes y Tracy Morgan. La película llegará a los cines en 2011.

OMAR BENSON MILLER (Bennet) es el nuevo integrante de la serie de televisión más vista en el mundo, la unidad de investigaciones criminales de Horatio Caine, “C.S.I.: Miami”. Después de reconocer el talento de Miller, Jerry Bruckheimer decidió crear un personaje específicamente para él. Miller se incorporó a la serie una vez finalizada “The Sorcerer’s Apprentice”.
Recientemente, Miller participó en el drama de Universal Pictures “The Express”, la historia de vida del corredor y benefactor originario de Syracuse, Ernie David, junto a Rob Brown y Dennis Quaid. También participó en la película de DreamWorks aclamada por la crítica “Things We Lost in the Fire”, en la que brilló junto a Halle Berry y Benicio Del Toro. Fue su primer drama desde su participación en la película de Jim Sheridan, “Get Rich or Die Tryin’” junto a 50 Cent y Terrence Howard.
Miller comenzó su carrera actoral en Hollywood en la comedia de Disney, “Sorority Boys”. La película se filmó mientras que él asistía a la escuela de cine en la Universidad del Estado de San José, donde fue nombrado el mejor actor masculino de su clase. Inmediatamente después de su graduación, Miller obtuvo un papel muy codiciado junto a Eminem en la película de Curtis Hanson, “8 Mile”. El elenco contaba con Mekhi Phifer y Kim Basinger y recaudó más de 240 millones de dólares alrededor del mundo.
Miller luego mostró su registro participando en “Undefeated” de HBO, dirigida y protagonizada por John Leguizamo. Posteriormente mostró el lado más suave de su talento en la comedia/drama romántico “Shall We Dance?” protagonizado por Richard Gere, Jennifer Lopez y Susan Sarandon.
Miller recientemente cosechó excelentes críticas por su trabajo con el director Spike Lee en el complejo drama de guerra acerca de los históricos soldados de Buffalo en “Miracle at St. Anna” en el papel del soldado supersticioso y profundamente espiritual, Sam Train, también conocido como “el gigante de chocolate”.
Miller debutó como director con “Gordon Glass”, una película independiente que protagoniza junto a Evan Jones. “The Lion of Judah” es la primera incursión de Miller en el mundo de la animación, y tiene ganas de ver como su interpretación de Horace, un cerdo, será recibida por sus seguidores.

GREGORY WOO (Sun Lok) nació en Guam, una isla del Pacífico occidental, hijo de un padre chino y una madre chamorra (originarios de Guam) que se conocieron cuando eran estudiantes en la Universidad Estatal Politécnica de California en San Luis Obispo, California. Cuando tenía tres años, los padres de Woo se mudaron a San Diego, donde vivió y fue a la escuela hasta cuarto grado. Durante ese tiempo Woo comenzó a interesarse por la actuación, y descubrió que le gustaba pararse frente a una audiencia mientras hablaba durante una clase.
Woo se mudo nuevamente con sus padres a Round Rock, Texas, un barrio de Austin, adonde su padre había sido trasladado por IBM. Continúo actuando durante la escuela secundaria así como en el teatro Zachary Scott de Austin, donde tomó clases de actuación y participó de algunas obras.
Poco después de terminar la escuela secundaria, Woo decidió mudarse a la ciudad de Nueva York para perseguir una carrera como actor, tan solo una semana después del 9/11. Allí, estudió en la Academia de Artes Dramáticas y en el estudio T. Schreiber. Woo obtuvo numerosos papeles en teatros del off Broadway y junto a artistas del underground.
En el 2004, Woo fue seleccionado como presentador para MTV Chi cuando la cadena fue lanzada para una audiencia asiático-norteamericana. Un año después, continúo alcanzando un período de dos años como presentador del programa de la cadena MTV Iggy, durante ese tiempo Woo—criado como un chico estadounidense—aprendió acerca de la cultura china así como de la amplia escena pop asiática.
Woo participó en un episodio de la serie de Nickelodeon “The Naked Brothers Band” en el 2008, pero las dos líneas de su diálogo se las dieron a la leyenda del skateboard Tony Hawk, quien era un invitado especial en ese episodio. Sin embargo, al año siguiente, fue seleccionado para el papel de Sun Lok en “The Sorcerer’s Apprentice” entre muchos competidores.
Finalizado su trabajo en “The Sorcerer’s Apprentice”, Woo se mudó a Los Ángeles para continuar con su carrera actoral.

SOBRE LOS REALIZADORES

JON TURTELTAUB (director) uno de los directores más talentosos de Hollywood, ha sido capaz de capturar la atención de la audiencia con películas cálidas, graciosas y emotivas.
Turteltaub regresó como director con “National Treasure: Book of Secrets” luego del éxito de la primera película, la cual recaudó una inesperada suma de 350 millones de dólares alrededor del mundo. “National Treasure: Book of Secrets” continúa la fantástica historia del cazador de tesoros Benjamin Franklin Gates (Cage) que vuelve a encontrarse con la hermosa archivista (Kruger) para revelar la verdad detrás del asesinato de Abraham Lincoln, la cual ellos creen se encuentra en las 18 páginas pérdidas del diario del asesino John Wilkes Booth.
Siempre con el ojo puesto en la historia, los personajes y el humor, Turteltaub dirigió las ocho películas de estudio que hizo para The Walt Disney Company, incluyendo el éxito del 2000 “The Kid” protagonizada por Bruce Willis. Escrita por Audrey Wells, “The Kid” es la historia de un hombre egocéntrico que es visitado por él mismo cuando tenía ocho años. En la película también participan Emily Mortimer, Jean Smart y Lily Tomlin.
En 1999, Turteltaub dirigió el lanzamiento de Touchstone Pictures “Instinct”, protagonizado por Anthony Hopkins, Cuba Gooding Jr., Donald Sutherland y Maura Tierney.
Anteriormente, Turteltaub dirigió a John Travolta, Robert Duvall, Forest Whitaker y Kyra Sedgwick en la exitosa “Phenomenon”, que figuró entre una de las películas más taquilleras del año 1996.
En 1993, dirigió la exitosa comedia, “Cool Runnings”, que fue la película de Disney con actores de carne y hueso que más recaudó ese año. Dos años después dirigió “While You Were Sleeping”, la innovadora comedia romántica que contribuyó a la llegada de Sandra Bullock al estrellato. Su primera película para Disney “3 Ninjas”, la realizó en 1992 y sorpresivamente fue la película más rentable del estudio dicho año.
Basándonos en estas películas, queda claro que “éxito sorpresa” es la marca registrada de la carrera de Turteltaub. El sueño de Turteltaub es que algún día, su éxito ya no sea considerado una sorpresa.
En la pantalla chica, Turteltaub hizo su debut como productor y director de una serie con el muy aclamado drama de CBS “Jericho”, protagonizado por Skeet Ulrich. El programa de horario central se centra en una explosión nuclear que sumerge a los residentes de un pequeño y pacífico pueblo de Kansas en el caos, dejándolos completamente aislados y preguntándose si son los únicos norteamericanos con vida. “Jericho” regresó con su segunda temporada en 2008.
Recientemente, Turteltaub y su productora, Junction Entertainment, entraron en un acuerdo global plurianual con CBS Paramount Network TV para crear, desarrollar y producir dramas, comedias y reality shows para el estudio.
En 1998, Turteltaub contribuyó en una de las series más significativas y aclamadas de la historia, “From the Earth to the Moon”. La serie dramática de 10 partes de HBO presentaba diferentes historias acerca de las misiones norteamericanas a la luna. Turteltaub dirigió el séptimo episodio de la miniserie, llamado “That’s All There Is”, que mostraba la camaradería de la tripulación del Apollo 12. Turteltaub fue nominado a mejor director de una serie por el DGA por su esfuerzo, y la serie recibió 10 premios Emmy® y el Globo de Oro® a la mejor miniserie.
Nacido en Nueva York y criado en Beverly Hills, Turteltaub obtuvo su licenciatura en artes en la Universidad Wesleyan en Connecticut y su máster en la escuela de cine de USC. Su padre, Saul Turteltaub, es un legendario productor televisivo con trabajos en programas memorables como: “Sanford & Son”, “What’s Happening”, “That Girl” y “Love American Style”.
Turteltaub actualmente vive en Los Ángeles con su esposa y su hijo recién nacido.

JERRY BRUCKHEIMER (Productor) Durante casi cuarenta años ha producido distinguidos filmes y programas de televisión de gran calidad. Está en vías de ser el más exitoso productor de todos los tiempos en los dos medios. Sus producciones con su característico logo, no sólo han fascinado al publico de todo el mundo sino que también han tenido un gran impacto en la cultura popular de las ultimas décadas.
Las películas de Bruckheimer han generado ingresos en todo el mundo por más de 15 mil millones de dólares en taquillas, video y discos. En la temporada 2005-6, rompió el record con 10 series en la televisión, una proeza sin precedentes en los casi 60 años de la historia de la televisión. Sus películas (16 de las cuales superaron la marca de los 100 millones de dólares en recaudación en las taquillas en los Estados Unidos) y programas de televisión han sido reconocidos con 41 nominaciones a los Premios de la Academia, seis Oscar®, ocho nominaciones al Grammy®, cinco premios Grammy, 23 nominaciones al Globo de Oro, cuatro Globos de Oro, 88 nominaciones al Emmy®, 18 premios Emmy, 23 nominaciones a los premios People’s Choice, 15 premios People’s Choice, 12 nominaciones al BAFTA, dos premios BAFTA, numerosos premios MTV, incluido el de Mejor Película de la Década por “Beverly Hills Cop” y 20 premios Teen Choice.
Pero los números sólo existen por la increíble habilidad de Bruckheimer para encontrar historias y contarlas en película. Es, según The Washington Post, “El hombre con el instinto de oro”. Quizás nació de esa forma, pero lo más probable es que su talento natural se haya perfeccionado con gran precisión en los comienzos de su carrera. Sus primeras películas fueron las historias de 60 segundos que contaba como un galardonado productor de comerciales en su Detroit natal. Uno de esos mini filmes, una parodia de “Bonnie and Clyde” creada para Pontiac, fue reconocida por su brillantez en la revista Time y llevó al productor de 23 años al foco de la atención en la reconocida agencia BBD&O, que lo llevó a Nueva York.
Cuatro años en la Avenida Madison le dieron la experiencia y confianza para encarar a Hollywood y, cerca de los 30, encabezó películas memorables como “Farewell, My Lovely”, “American Gigolo” y “Flashdance” de 1983, la cual cambió la vida de Bruckheimer al recaudar 92 millones de dólares sólo en los Estados Unidos. Además, conoció a Don Simpson, quien se convertiría en su socio por los próximos 13 años.
Juntos, el equipo Simpson/Bruckheimer produjo un éxito detrás del otro, entre ellos, “Top Gun”, “Days of Thunder”, “Beverly Hills Cop”, “Beverly Hills Cop II”, “Bad Boys”, “Dangerous Minds” y “Crimson Tide”. El éxito en las taquillas fue reconocido en 1985 y 1988 cuando la National Association of Theater Owners (NATO) nombró a Bruckheimer Productor del Año. Y, en 1988, el Publicist Guild of America lo eligió a él, junto con Simpson, como Hombres del Mundo del Espectáculo del Año.
En 1996, Bruckheimer produjo “The Rock”, volviendo a posicionar a Sean Connery como estrella de acción y convirtiendo a Nicolas Cage en un héroe de acción, rol poco convencional para él en ese entonces. “The Rock”, declarada Película Favorita del Año por NATO, recaudó 350 millones de dólares en todo el mundo y fue la última película de Bruckheimer con Simpson, que falleció durante el rodaje.
Ahora por su cuenta, Bruckheimer siguió en 1997 con “Con Air”, que recaudó más de 230 millones de dólares, fue nominada a un Grammy® y dos Oscar® y ganó el premio ShoWest International Box Office Achievement por su recaudación en el extranjero.
Luego llegó el mega-éxito de Touchstone Pictures, “Armageddon”, con Bruce Willis, Billy Bob Thorton, Ben Affleck, Liv Tyler y Steve Buscemi. Dirigida por Michael Bay, fue la mayor película de 1998, la cual recaudó casi 560 millones de dólares en todo el mundo y presentó el primer single número uno de la legendaria banda de rock Aerosmith “I Don’t Want to Miss a Thing”.
Hacia el final del milenio, Bruckheimer había producido “Enemy of the State”, con Will Smith y Gene Hackman; “Gone in 60 Secods”, con Cage, Angelina Jolie y Robert Duvall, las cuales alcanzaron más de 225 millones de dólares en todo el mundo; “Coyote Ugly”, cuya banda de sonido alcanzó el triple platino; y la ganadora del premio NAACP Image “Remember the Titants”, con Denzel Washington. Sus pares en el Producers Guild of America reconocieron su talento con el premio David O. Selznick a la trayectoria en cine.
Comenzó el siglo XXI con “Pearl Harbor”, nominada a tres premios Oscar, con Affleck, Josh Hartnett y Kate Beckinsale y dirigida por Bay; la película fue elogiada por veteranos de la Segunda Guerra Mundial y académicos como una recreación digna del evento que llevó a los Estados Unidos a la guerra. Además de recoger múltiples nominaciones y ganar el Oscar® a la Mejor Edición de Sonido, recaudó más de 450 millones de dólares en todo el mundo y superó los 250 millones de dólares en DVD y video.
“Black Hawk Down”, la historia de la Batalla de Mogadiscio de 1993, fue protagonizada por Hartnett, Eric Bana y Ewan McGregor y fue dirigida por Riddley Scott. La adaptación del bestseller de Mark Bowden fue honrada con múltiples nominaciones a premios, dos Oscar® y excelentes críticas.
Haciendo un giro hacia la comedia, en 2003, Bruckheimer estrenó “Kangaroo Jack”, película familiar que ganó un premio MTV a la Mejor Actuación Virtual para el canguro.
Luego, también en 2003, Bruckheimer presentó “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl”. Protagonizada por Johnny Depp, Orlando Bloom, Geoffrey Rush y Keira Kgnightley, y dirigida por Gore Verbinski, esta película de comedia, aventuras y romance recaudó más de 630 millones de dólares en todo el mundo, recogió cinco nominaciones a los Premios de la Academia y generó dos secuelas: “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” y “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, las cuales cosecharon éxitos aún mayores que la primera.
Luego de “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl”, las películas que comienzan con el relámpago incluyeron “Bad Boys II”; “Veronica Guerin”, filme protagonizado por una luminosa Cate Blanchett en el papel de una periodista irlandesa asesinada por la mafia de Dublín; y “King Arthur”, con Clive Owen, quien protagonizó la versión revisionista de la leyenda del Rey Arturo.
En 2004, “National Treasure”, una emocionante aventura sobre un misterioso tesoro oculto, con Cage y Sean Bean, se estrenó ante un público alentador y recaudó más de 355 millones de dólares en todo el mundo.
“Glory Road”, la historia del entrenador de Texas Western Don Haskins, quien llevó al primer equipo afroamericano de básquetbol al campeonato nacional de la NCAA en 1966, se estrenó a comienzos de 2006 y fue protagonizada por Josh Lucas, Derek Luke, Al Shearer, Mehcad Brooks y Emily Deschanel. La película fue galardonada con un premio ESPY a la Mejor Película de Deportes del Año, en 2006, y los guionistas recibieron un premio Humanitas por un trabajo que “explora honestamente la complejidad de la experiencia humana y muestra los valores positivos de la vida”.
El verano de 2006 trajo el estreno en cines de “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest”, la cual navegó hasta los libros de rércords al convertirse no sólo en la película más exitosa financieramente de Bruckheimer, sino que también fue el estreno que más recaudó en la historia de la industria hasta ese momento: 132 millones de dólares en sus primeros tres días. La película rompió con todos los estimados proyectados, y recaudó 55.5 millones de dólares el primer día de su estreno. Recaudando 44.7 millones de dólares el segundo día, “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” se convirtió en la primera película en superar los 100 millones de dólares en sólo dos días. La cifra final de mil siete millones de dólares en todo el mundo llevó a “Dead Man’s Chest” a la tercera posición en la lista de las películas más taquilleras de todos los tiempos y sigue siendo una de las cinco películas que supera la marca de los mil millones de dólares.
Asociándose por sexta vez con el director Tony Scott, Bruckheimer estrenó “Déjà Vu” a finales de 2006, la historia de un agente de la AFT que se enamora de una extraña a la vez que corre contra el tiempo para encontrar a su brutal asesino. La película fue protagonizada por Denzel Washington, Jim Caviezel, Paula Patton y Val Kilmer.
En mayo de 2007, “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, la tercera de la exitosa trilogía, se estrenó en todo el mundo en simultáneo. Superando más récords en los Estados Unidos y en el mundo entero, “At World’s End” se convirtió en la película que más rápido alcanzó los 500 millones de dólares en el extranjero. Para comienzos de julio, la película pasó la marca de los 300 millones de dólares en los Estados Unidos y recaudó 625 millones de dólares a nivel internacional, un total de 960 millones de dólares que posicionó a “At World’s End” como la película número uno del año, y en aquel momento, la sexta película de más recaudación de todos los tiempos.
Colectivamente, la trilogía de “Pirates of the Caribbean” recaudó casi 2.7 mil millones de dólares en todo el mundo, consagrándola como un verdadero fenómeno cultural internacional.
Estrenada el 21 de diciembre de 2007, “National Treasure: Book of Secrets” –la secuela del éxito de 2004 de Bruckheimer, nuevamente con Nicolas Cage y dirigida por Jon Turteltaub– se estrenó en el puesto número uno en su primer fin de semana con una recaudación de cerca de los 45 millones de dólares, casi 10 millones más que la primera película. “National Treasure: Book of Secrets” siguió en el primer puesto en las taquillas por tres semanas consecutivas con una recaudación total de $440 millones. Además de reunir a Cage con las estrellas de “National Treasure” Jon Voight, Diane Kruger y Justin Bartha, la actriz ganadora de un Premio de la Academia Helen Mirren y el cuatro veces nominado al Oscar® Ed Harris se sumaron al elenco.
Luego, en febrero de 2009, Jerry Bruckheimer estrenó “Confessions of a Shopaholic”, una comedia romántica basada en las exitosas novelas de Sophie Kinsella, protagonizada por Isla Fisher y dirigida por P.J. Hogan (“My Best Friend’s Wedding”). A esto siguió la internacionalmente exitosa “G-Force”, una aventura tecnológicamente innovadora en 3D que combinó actores reales con imágenes por computadora bajo la dirección del genio de los efectos visuales ganador del Oscar® Hoyt Yeatman. La película contó con la voz de los talentosos Nicolas Cage, Penelope Cruz, Tracy Morgan, Sam Rockwell, Jon Favreau y Steve Buscemi y las actuaciones de Bill Nighy, Zach Galifiankis y Will Arnett.
La mas reciente producción de Jerry Bruckheimer Films para Walt Disney Pictures fue “Prince of Persia: The Sands of Time” una aventura épica fantástica dirigida por Mike Newell (“Harry Potter and the Goblet of Fire”) que actualmente es el filme basado en un videojuego más taquillero de la historia. En el filme actuan Jake Gyllenhaal, la debutante Gemma Arterton, Sir Ben Kingsley y Alfred Molina. Un suceso mundial, “Prince of Persia: The Sands of Time” es en este momento el filme más taquillero de la historia de los basados en videojuegos. Y Johnny Depp, con su actuación, nominada al Oscar, volverá como el legendario capitán Jack Sparrow, en “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides” que se estrenará el 11 de mayo de 2011 en Disney Digital 3-D. Junto a él, en la nueva y espectacular aventura, dirigida por Rob Marshall (“Chicago” “Memoirs of a Geisha”) están Geoffrey Rush, Penelope Cruz y Ian McShane.
Bruckheimer llevó el poder del relámpago a la televisión en 2000 con “CSI: Crime Scene Investigation”, con William Petersen y Marg Helgenberger. Rápidamente se convirtió en el programa número uno de la televisión, con 25 millones de espectadores por semana y, junto con sus dos derivados, “CSI: Miami” –distinguida como el mayor éxito televisivo a escala global en 2005 y serie número uno de la televisión en horario central en el verano de 2006- y “CSI: NY”, “CSI: Crime Scene Investigation” ayudó a catapultar a la languideciente CBS a la cima de las emisoras. En junio de 2010, el Festival Internacional Televisivo de Monte honró a “C.S.I.” con su Premio Internacional de la Audiencia Televisiva International por ser el drama televisivo mas visto en el mundo, con 73,8 millones de televidentes en 2009. El ya había ganado previamene ese honor en 2007 y 2008, con “C.S.I.: Miami” recibiendo ese premio en 2006.
Jerry Bruckheimer Television amplía su impronta al contar historias cautivantes a enormes audiencias con “Without a Trace”, “Cold Case” “Dark Blue” (la primera incursión del productor en televisión por cable) y la ganadora de siete premios Emmy consecutivos “The Amazing Race” por CBS. Dos pilotos de JBTV realizados para la temporada del otoño de 2010 — el estimulante programa sobre investigaciones criminales “Chase” para NBC y el único drama judicial “The Whole Truth” para ABC—fueron seleccionados por sus respectivas cadenas, continuando la tradición de la compañía de televisión tan innovadora como provocativa.
En 2004, Bruckheimer apareció en la lista “Time 100”, que recoge a la gente más influyente del mundo. También en 2004, Bruckheimer fue declarado número uno en el Power Issue de Entertainment Weekly. Variety seleccionó a Bruckheimer como el Hombre del Espectáculo del Año de 2006. Este premio —elegido por los editores y reporteros mas importantes de Variety— es presentado a un individuo que ha tenido un significativo impacto económico, ha innovado o ha transformado a la industria del entretenimiento.
Bruckheimer recibió el premio Salute to Excellence del Museo de Televisión y Radio en 2006 por su contribución a la televisión. Y, en 2007, el Producers Guild of America le otorgó el premio Norman Lear Achievement in Television por su extraordinario trabajo en la televisión.
En 2010, ShoWest honró a Bruckheimer con su Premio a la Trayectoria, su quinto galardón de esa organización luego de recibir premios como Productor del Año en 1985, 1988 y 1999, y el premio Box Office Achievement en 1998. El 17 de mayo del mismo año —la misma noche de la premiere en EE.UU de “Prince of Persia: The Sands of Time”— dejó la marca de su mano y sus pies en el pavimento frente al famoso Grauman’s Chinese Theatre sobre Hollywood Boulevard. Esa misma noche, fue honrado por el American Film Institute con una retrospectiva de cinco de sus películas más exitosas, presentadas por sus elencos y realizadores.
En su autobiografía de 2008, “In the Frame”, Helen Mirren recuerda a Bruckheimer, durante el rodaje de “National Treasure: Book of Secrets” como hombre gentil y valiente, que me demostró que el dicho ‘el que no arriesga no gana’ es muy cierto”.
Jerry Bruckheimer ha sido exitoso en muchos géneros y múltiples medios porque es un gran narrador, asume riesgos… y casi siempre gana. Busque el relámpago. Siempre le siguen las mejores historias.

TODD GARNER (productor ejecutivo), jefe de Broken Road Productions, es un veterano productor y creativo ejecutivo de Hollywood con un talento único para crear películas comerciales y populares. En diferentes puestos a lo largo de su carrera, Garner desarrolló, supervisó, fue el productor ejecutivo o el productor más de 150 películas, muchas de ellas grandes éxitos para sus estudios. Antiguamente uno de los socios fundadores de Revolution Studios y, antes de eso, jefe de producción en Disney, Garner fundó Broken Road Productions en el verano del 2005.
Conocido por su fuerte relación con los mejores actores, directores y guionistas, Garner tiene numerosos proyectos en diferente etapas de desarrollo, pre-producción, producción y post-producción.
Inmediatamente después de producir la exitosa “Paul Blart: Mall Cop”, que recaudó más de 183 millones de dólares alrededor del mundo, Broken Road produjo “Knight and Day” para Fox. La película está protagonizada por Tom Cruise y Cameron Diaz y dirigida por James Mangold. Broken Road también produjo “Zookeeper” para MGM y Sony, la segunda asociación con Happy Madison Productions y Kevin James despues de “Mall Cop”.
Entre los proyectos que comenzarán a producirse en el 2010 se incluyen: “Here Comes the Boom”, una comedia protagonizada por Kevin James y Salma Hayek de Sony que marca la tercera asociación de Broken Road con Happy Madison Productions y Kevin James; “Iron Jack”, que será protagonizada por Russell Brand y dirigida por Mark Palansky, la película de acción y aventuras cómicas de Columbia ambientada en la década del ’30 sobre un renombrado novelista y su búsqueda de un tesoro legendario; la comedia romántica “Is He the One?” de Fox; “Jack & Jill” con Adam Sandler, de Sony y “Science Fair” de Disney acerca de una feria de ciencias donde todos los proyectos de los niños cobran vida.
Entre sus recientes trabajos se incluyen “Are We Done Yet?” y “Next” con Nicolas Cage, Julianne Moore y Jessica Biel.
Garner se unió como socio a Revolution en mayo del 2000. Fue responsable de supervisar todos los aspectos del desarrollo y el rodaje de las películas de la compañía durante cinco años notables. Garner supervisó películas exitosas de Revolution como: “Black Hawk Down”, “Hellboy” y “Daddy Day Care” y desarrolló y desempeñó como productor ejecutivo en: “xXx”, “Anger Management”, “Radio”, “13 Going on 30”, “The Forgotten” y “Are We There Yet?”.

MIKE STENSON (productor ejecutivo) es el presidente de Jerry Bruckheimer Films, empresa para la cual supervisa todos los aspectos del desarrollo y producción de las películas. Antes de unirse a esta empresa, fue un ejecutivo a cargo de la producción en Disney, responsable de muchos filmes de Bruckheimer, entre ellos, “Armageddon”, “The Rock”, “Crimson Tide” y “Dangerous Minds”. Más recientemente, Stenson fue productor en “Bad Company” y “Gone in 60 Secods”, y productor ejecutivo en “Glory Road”, “National Treasure”, “King Arthur”, “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl”, “Bad Boys 2”, “Veronica Guerin”, “Kangaroo Jack”, “Black Hawk Down”, “Pearl Harbor”, “Coyote Ugly”, “Remember the Titans”, “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest”, “Déjà Vu”, “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, “National Treausre: Book of Secrets”, “Confessions of a Shopaholic”, “G-Force” y “The Sorcerer’s Apprentice”. Próximamente, Stenson será productor ejecutivo en “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”, el próximo capítulo de la exitosa franquicia.
Nacido y criado en Boston, Stenson se graduó de la Universidad de Harvard con un título en economía y un Master en Administración de Empresas. Luego comenzó como asistente de producción en Nueva York y trabajó durante dos años en el cine independiente y la televisión como asistente de dirección y jefe de producción antes de regresar a Boston a seguir con sus estudios.
Tras concluirlos, Stenson se mudó a Los Ángeles donde comenzó a trabajar en Walt Disney Studios en Proyectos Especiales durante dos años antes de pasar al departamento de producción en Hollywood Pictures como ejecutivo creativo. Fue ascendido a vicepresidente y luego a vicepresidente ejecutivo durante sus ocho años en la empresa, en la que supervisó el desarrollo y producción para Hollywood Pictures y también para Touchstone Pictures. Además de las muchas películas de Bruckheimer, Stenson también desarrolló varias otras películas, entre ellas, “Rush Hour”, “Instinct”, “Six Days, Seven Nights” y “Mr. Holland’s Opus”.
Mientras estuvo en Disney, muchos realizadores intentaron llevarse a Stenson del estudio, pero no fue hasta en 1998 cuando pensó en irse. Con su nuevo puesto en el que encabezó Jerry Bruckheimer Films, Stenson estuvo a cargo del plan de Bruckheimer de expandir la agenda de producción cinematográfica de la compañía.

CHAD OMAN (productor ejecutivo) es el gerente de producción de Jerry Bruckheimer Films, puesto en el que supervisa todos los aspectos del desarrollo de las películas y de la producción. Oman produjo, junto a Bruckheimer, “Remember the Titans”, película protagonizada por Denzel Washington para Walt Disney Pictures, y “Coyote Ugly”, con las actuaciones de Piper Perabo y John Goodman, para Touchstone Pictures.
Entre sus trabajos más recientes como productor ejecutivo en Jerry Bruckheimer Films se incluyen “The Sorcerer’s Apprentice”, “G-Force”, “Confessions of a Shopaholic” y “National Treasure: Book of Secrets”. También fue el productor ejecutivo de la película aclamada por la crítica “Veronica Guerin”, protagonizada por Cate Blanchett, así como de las exitosas “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl”, dirigida por Gore Verbinski y protagonizada por Johnny Depp; “Bad Boys II”, encabezada por Will Smith y Martin Lawrence; “Black Hawk Down”, dirigida por Ridley Scott y con la actuación de Josh Hartnett; “Pearl Harbor”, protagonizada por Ben Affleck, Kate Beckinsale y Josh Hartnett; “Gone in 60 Seconds”, interpretada por Nicolas Cage, Angelina Jolie y Robert Duvall; “Enemy of the State”, encabezada por Will Smith y Gene Hackman; “Armageddon”, con las actuaciones de Bruce Willis y Ben Affleck; “Con Air”, protagonizada por Nicolas Cage y John Malkovich; “Glory Road” ; “Déjà Vu”, interpretada por Denzel Washington; “National Treasure: Book of Secrets”, protagonizada nuevamente por Nicolas Cage; y “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” y “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, ambas protagonizadas por Johnny Depp, Geoffrey Rush, Orlando Bloom y Keira Knightley. Próximamente será el productor ejecutivo de “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”, la cuarta película de la franquicia.
Además de participar en muchos de los proyectos fílmicos de JBF, Oman también supervisó la producción de varios trabajos televisivos, entre ellos: el drama de ABC “Dangerous Minds”, protagonizado por Annie Potts, y el drama de ABC “Swing Vote”, escrito por Ron Bass y protagonizado por Andy Garcia.
Antes de unirse a Simpson Bruckheimer en 1995, Oman fue uno de los empleados fundadores de Motion Picture Corporation of America. Luego de seis años, se fue de la compañía de producción independiente como vice presidente de producción.
Oman se desempeñó como productor asociado de “Dumb and Dumber”, comedia protagonizada por Jim Carrey; fue el productor ejecutivo de la película de Touchstone Pictures “The War at Home”, protagonizada por Emilio Estevez, Kathy Bates y Martin Sheen; fue el co-productor de “The Desperate Trail”, con Sam Elliott; y de “The Sketch Artist”, protagonizada por Drew Barrymore y Sean Young. Oman produjo “Hands That See”, con Courteney Cox, y “Love, Cheat and Steal”, con John Lithgow y Eric Roberts.
Oman se graduó en la Universidad Metodista del Sur en finanzas. También asistió a la Universidad de California en Los Ángeles, donde estudió guión, y a la Universidad de Nueva York, donde participó del programa de producción cinematográfica. Nació y se crió en Wichita Falls, Texas.

NORMAN GOLIGHTLY (productor ejecutivo), compañero de Nicolas Cage en Saturn Films, se desempeñó como productor o productor ejecutivo en: “Knowing”, “Bangkok Dangerous”, “Next”, “Ghost Rider”, “The Wicker Man”, “World Trade Center”, “The Weather Man”, “Lord of War”, “The Life of David Gale”, “Sonny”, “Shadow of the Vampire” y la serie de televisión “The Dresden Files”.
Recientemente, Golightly produjo “A Thousand Words”, protagonizada por Eddie Murphy.

BARRY WALDMAN (productor ejecutivo) trabajó sin parar desde su comienzo en algunas de los proyectos de mayor presupuesto y prestigiosos de la industria. Waldman colaboró con el productor Jerry Bruckheimer en éxitos de taquilla como: “National Treasure”, “Bad Boys” y “Bad Boys II”, “Pearl Harbor”, “Gone in 60 Seconds”, “Kangaroo Jack”, “Armageddon”, “The Rock” y “Déjà Vu”. Luego de su trabajo en “The Sorcerer’s Apprentice” Waldman fue retenido por Jerry Bruckheimer como uno de los productores ejecutivos de “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”.
Waldman recientemente trabajó con el director Tony Scott en “Domino”. Antes de producir, fue el gerente de producción en “Batman & Robin” y “The Craft.”
Nacido y criado en Nueva York, Waldman se mudó a Florida para completar sus estudios en la Universidad de Miami. Una vez graduado, pagó sus deudas como asistente de producción antes de ascender rápidamente de rango para convertirse en asistente del director de varias películas independientes y programas televisivos. Conoció al productor Jerry Bruckheimer y director Michael Bay cuando trabajó en la segunda unidad de “Bad Boys”, lo cual generó una duradera amistad con los dos magnates del entretenimiento.
Waldman pudo concretar sus sueños mientras se convertía rápidamente en productor y gerente de producción de populares programas televisivos como “Key West” y “Dead at 21”, por la cual obtuvo una nominación a los premios Genesis y CableACE. Otra de las cosas a destacar es la producción de un documental filmado en Nicaragua, Honduras y Costa Rica sobre la guerra entre sandinistas y contras. Cuando Waldman decidió trabajar en películas, se mudó a Los Ángeles.
Waldman vive en Los Ángeles y Miami con su familia.

PAT SANDSTON (productor asociado) ha sido el productor asociado en las películas de Jerry Bruckheimer por más de una década. Supervisó toda la post producción y trabajó íntimamente con exitosos directores como: Michael Bay, Ridley Scott, Gore Verbinski, Tony Scott, Joel Schumacher y Jon Turteltaub, por nombrar algunos.
Desde su período en Jerry Bruckheimer Films, el departamento de Sandston ha sido nominado a 14 Premios de la Academia®. De esas nominaciones, “Black Hawk Down” ganó como mejor edición y mejor sonido, “Pearl Harbor” ganó como mejor edición de sonido y “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” ganó el premio a los mejores efectos especiales.
Entre los trabajos de Sandston para Jerry Bruckheimer Films se incluyen: “National Treasure” y “National Treasure: Book of Secrets”, la trilogía de “Pirates of the Caribbean”, “Déjà Vu”, “Glory Road”, “King Arthur”, “Black Hawk Down”, “Pearl Harbor”, “Bad Boys II”, “Gone in 60 Seconds”, “Armageddon”, “Confessions of a Shopaholic”, “G-Force”, “The Sorcerer’s Apprentice” y la aún no estrenada “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”.
Su carrera comenzó en Paramount Pictures como productor ejecutivo. Sandston descubrió su verdadera vocación en la post producción cuando empezó a trabajar en Walt Disney Studios, donde fue rápidamente ascendido a vice presidente de post producción y trabajó en efectos especiales de post producción en más de 35 películas, tres cortos de EPCOT Center y cuatro películas de Walt Disney Tour. Algunos de los trabajos de Sandston durante su período en Disney incluyen: “James and the Giant Peach”, “Operation Dumbo Drop”, “Honey, I Shrunk the Kids”, “Mr. Destiny”, “Miami Rhapsody” y “Beaches”.

DOUG MIRO y CARLO BERNARD (guionistas) co-escribieron dos de las películas más anticipadas del verano para el productor Jerry Bruckheimer, “Prince of Persia: The Sands of Time”, basada en el video juego, dirigida por Mike Newell y protagonizada por Jake Gyllenhaal, y “The Sorcerer’s Apprentice”, una película de acción y aventura protagonizada por Nicolas Cage, dirigida por Jon Turteltaub.
Entre los trabajos de Miro y Bernard se incluyen: “The Uninvited” para DreamWorks y los productores Walter Parkes y Laurie MacDonald y “The Great Raid” para Miramax. Actualmente están trabajando en “National Treasure 3” para Bruckheimer y Turteltaub.
Miro y Bernard establecieron su marca con “Motor City”, una adaptación de la novela “Edsel” (Loren Estleman), película noir situada en el Detroit en la década del 50. El equipo también adaptó “Skeletons of the Zahara: A True Story of Survival” de Dean King, la cual cuenta las crónicas del naufragio de un barco mercante de Connecticut y las subsiguientes aventuras de la tripulación en el desierto de Sahara en 1815. Luego de leer su adaptación, Steven Spielberg y Kathleen Kennedy contrataron al equipo de guionistas para trabajar en el guión de “Tintin”.
Miro y Bernard crecieron juntos en las afueras de Detroit y se conocen desde que tenían 8 años. Miro recibió un MFA de la escuela de cine de USC y un BA de Stanford; Bernard se graduó en la Universidad de Michigan. Ambos son sufridos seguidores de Los Leones, pero creen que el equipo se encuentra en la dirección correcta.

MATT LÓPEZ (guión y adaptación) co-escribió la película de aventuras para toda la familia recientemente lanzada por Walt Disney Pictures “Race to Witch Mountain”, dirigida por Andy Fickman y protagonizada por Dwayne Johnson, así como la comedia fantástica “Bedtime Stories”, protagonizada por Adam Sandler y Keri Russell, dirigida por Adam Shankman (“Hairspray”).
Además de haber concuido “The Sorcerer’s Apprentice”, López está escribiendo varios proyectos para Disney, incluyendo una comedia, “My Samurai”, para el director Walt Becker (“Wild Hogs”).
Graduado de la escuela de leyes de la Universidad de Nueva York, López es uno de los primeros abogados y ejecutivo de asuntos comerciales de DreamWorks. Antes de asistir a la escuela de leyes, López se graduó de la escuela de cine de la Universidad del Estado de Florida. Nativo de Tampa, Florida, actualmente vive en Los Ángeles con su esposa y sus dos hijas.

LAWRENCE KONNER y MARK ROSENTHAL (adaptación) escribieron las películas: “The Jewel of the Nile”, protagonizada por Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny De Vito; “The Legend of Billie Jean”, protagonizada por Helen Slater; “Superman IV”; “Desperate Hours”, protagonizada por Anthony Hopkins; “Star Trek VI”; “For Love or Money”, protagonizada por Michael J. Fox y dirigida por Barry Sonnenfeld; “Mighty Joe Young”, protagonizada por Bill Paxton y Charlize Theron; “Mercury Rising”, protagonizada por Bruce Willis; “Planet of the Apes”, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Mark Wahlberg; “Mona Lisa Smile”, protagonizada por Julia Roberts; y “Flicka.”
Rosenthal también dirigió “The In Crowd”, la cual co-escribió con Konner y protagonizaron Donovan Leitch y Joe Pantoliano. Rosenthal actualmente está adaptando “The Truck” de la película coreana del mismo nombre y la serie británica para niños “Tom Trueheart”.
Konner ha escrito varios episodios de la aclamada serie de HBO “The Sopranos”, por la cual obtuvo una nominación al Emmy® al mejor guión dramático en el 2000. Anteriormente, Konner era el jefe de guionistas de las series “Little House on the Prairie” y “Family”. Produjo y escribió la serie “Working Girl” y fue el co-creador y productor ejecutivo de la serie “Almost Grown”.

BOJAN BAZELLI (director de fotografía), nacido en Yugoslavia, es uno de los grandes creadores de imagen trabajando en la vanguardia realizando notables películas visualmente innovadoras. Fue seleccionado para “The Sorcerer’s Apprentice” luego de su notable trabajo en la película en 3D, “G-Force” de Walt Disney Pictures/Jerry Bruckheimer Films. Anteriormente, Bazelli se desempeñó como director de fotografía en “Hairspray” del director Adam Shankman, el thriller de acción “Mr. and Mrs. Smith” y el exitoso thriller de Gore Verbinski “The Ring”.
La extensa cantidad de trabajos de Bazelli incluye: “The Rapture”, “Deep Cover”, “King of New York”, “Kalifornia” y “Dangerous Beauty”. Su introducción a la fotografía comenzó a los siete años, cuando su padre lo llevó a una sala de proyecciones. La experiencia dio inició a su curiosidad mientras se preguntaba como un proyector podía crear imágenes tan bellas en la distante pantalla. Al terminar la escuela secundaria, Bazelli comenzó su entrenamiento en la escuela de cine FAMU en Praga. Impresionado por una de las películas realizadas por Bazelli cuando era estudiante, el director de culto Abel Ferrara inmediatamente le ofreció el trabajo de filmar “China Girl” en Nueva York, y desde entonces vive en Estados Unidos.
Bazelli también filmó numerosos comerciales para televisón y videos musicales y fue nombrado mejor director de fotografía en 1996 y 1998 en el evento de los American Independent Commercial Producers (AICP). También obtuvo un Clio de Oro al Mejor Director de Fotografía en 1998, y la película “Kalifornia” fue premiada a la Mejor Cinematografía en el Festival de Cine de Montreal. En 1990, recibió una nominación al premio Independent Spirit por su trabajo en “King of New York”.

NAOMI SHOHAN (directora de arte) recibió nominaciones del Art Directors Guild tanto por “The Lovely Bones” de Peter Jackson y por la ganadora del Oscar “American Beauty” de Sam Mendes, película que también le valió una nominación a un premio BAFTA. Shohan también trabajó como directora de arte en películas como “I Am Legend”, “Must Love Dogs”, “Constantine”, “Tears of the Sun”, “Training Day”, “Sweet November”, “Teaching Mrs. Tingle”, “The Replacement Killers” y muchas otras más.

MICHAEL KAPLAN (diseñador de vestuario) obtuvo su primer trabajo como diseñador de vestuario en “Blade Runner,” el clásico de Ridley Scott, por el que ganó un premio BAFTA. Más tarde fue elegido por Jerry Bruckheimer y Don Simpson para diseñar los influyentes vestuarios de “Flashdance”, y desde entonces, ha diseñado para “Thief of Hearts”, “Armageddon” y “Pearl Harbor”, ya sea para Simpson-Bruckheimer Films o para Jerry Bruckheimer Films.
Entre los muchos otros trabajos de Kaplan están “Against All Odds”, “Curly Sue”, “Se7en”, “The Long Kiss Goodnight”, “The Game”, “Fight Club”, “Keeping the Faith”, “Panic Room”, “Matchstick Men”, “Mr. and Mrs. Smith”, “Miami Vice”, “Lucky You”, “Star Trek” de J.J. Abrams y la inminente “Burlesque”.

WILLIAM GOLDENBERG (editor) recientemente hizo el montaje de las producciones de Jerry Bruckheimer de “Confessions of a Shopaholic” y “National Treasure: Book of Secrets”. Editó la película con la que Ben Affleck debutó como director “Gone, Baby, Gone” y fue nominado al Premio de la Academia® por su trabajo en “Seabiscuit” así como por editar la controversial película de Michael Mann “The Insider” (con Paul Rubell y David Rosenbloom). Goldenberg fue también parte del equipo de montaje de las películas de Mann: “Heat”, “Ali” y “Miami Vice”.
Entre los otros trabajos en el cine de Goldenberg como editor se incluyen: las producciones de Jerry Bruckheimer de “National Treasure”, “Coyote Ugly” y “Kangaroo Jack” así como “Alive”, “The Long Kiss Goodnight”, “Pleasantville” y “Domino”. También colaboró con el editor Michael Kahn (como asistente) en “Hook”, “Toy Soldiers”, “Arachnophobia” y “Always”. Además, Goldenberg editó el corto “Kangaroo Court”, que fue nominado a un Premio de la Academia®.
Para televisión, Goldenberg trabajó en las películas de HBO “Body Language” y “Citizen X”, por la cual recibió una nominación al Emmy® al Mejor Montaje de Miniserie. También editó el piloto de “Over There”, el aclamado programa de FX acerca de la guerra de Irak.

TREVOR RABIN (Música) ha escrito la música de 11 producciones anteriores de Jerry Bruckheimer incluyendo la de películas tales como “Con Air”, “Armageddon”, “Enemy of the State”, “Gone in Sixty Seconds”, “Remember the Titans”, “Bad Boys II”, “National Treasure” y “Glory Road.”
Rabin ha conseguido una reputación mundial por su innovador trabajo como músico y compositor. Nacido en 1954 en Johanesburgo, Sudáfrica, es hijo del prominente abogado Godfrey Rabin, quien es al mismo tiempo un respetado violinista de la Johannesburg Symphony Orchestra. Su madre es una reconocida actriz y una talentosa pianista clásica. Siendo adolescente, Rabin era un solicitado guitarrista, y también tocó en las bandas Conglomeration y Freedoms Children. Una de las canciones escritas por Rabin para esta última banda, “Wake Up! State of Fear” fue una controvertida canción en contra del Apartheid que enfureció al gobierno. Luego de su paso por el ejército sudafricano (donde había sido reclutado) Rabin formó la banda Rabbitt, que se transformó en el más exitoso número de rock surgido en Sudáfrica. Rabin se mudó a Londres en 1978 donde realizó presentaciones con la Manfred Mann’s Earth Band y también sacó el primero de sus cuatro discos como solista. Luego se mudó a Los Ángeles donde sus demos llamaron la atención de Chris Squire, el ex bajista de Yes, quien buscaba un guitarrista para el nuevo grupo Cinema. Cuando el disco estaba a punto de terminarse se unió a la banda de Jon Anderson y surgió así una nueva encarnación de Yes. El disco de “regreso” de la banda “90125” se convirtió en el de mayor venta en la carrera de la banda lanzando su único disco simple, “Owner of a Lonely Heart” de Rabin. Rabin se separó de Yes en 1989 y pronto se convirtió en uno de los más requeridos compositores en la industria.
Además de su colaboración con Jerry Bruckheimer Films, otras composiciones musicales de Rabin para películas incluyen “Deep Blue Sea”, “The 6th Day”, “Coach Carter”, “Flyboys”, “Snakes on a Plane”, “Gridiron Gang”, “The Guardian”, “Get Smart” y “Race to Witch Mountain”.

En Jerry Bruckheimer Films y Walt Disney Pictures, el extraordinario trabajo como doble de riesgo de GEORGE MARSHALL RUGE (Coordinador de dobles) se ha visto en “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl”, que le valió un premio American Choreography, “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest”, “Pirates of the Caribbean: At World’s End”, “National Treasure” y “National Treasure: Book of Secrets”. Ruge fue el coordinador de dobles y diseñador de acción de la trilogía de Peter Jackson “The Lord of the Rings” que incluye algunas de las más complejas y ambiciosas secuencias de acción de la historia del cine. En 2010 Ruge continuó su sociedad con Jerry Bruckheimer y la enorme franquicia al utilizar su talento en “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”.

JOHN NELSON (Supervisor de efectos visuales) obtuvo un Premio de la Academia por su innovador trabajo en “Gladiator” de Ridley Scott y obtuvo nominaciones por “I, Robot” e “Iron Man.”
Nelson se graduó en la University of Michigan, y a partir de entonces hizo varias películas que fueron premiadas en festivales de cine. Se mudó a California en 1979 para trabajar para Robert Abel and Associates, primero como operador de cámara, luego como director técnico y finalmente como director. Fue nominado seis veces para el Premio Clio obteniéndolo dos veces. En 1987 se mudó a Alemania para contribuir en la formación de la compañía alemana Mental Images GMBH. Tras su regreso a Estados Unidos, Nelson trabajó en Industrial Light & Magic, donde animó varias escenas importantes en “Terminator 2: Judgment Day”. En 1991 supervisó los efectos especiales de “Stay Tuned” para Rhythm & Hues Studios y luego los de “In the Line of Fire” para Sony Imageworks donde también trabajó en “My Life”, “The Pelican Brief”, “Wolf”, “Johnny Mnemonic”, “Judge Dredd”, “The Cable Guy” y “City of Angels”.
En 1998 Nelson dejó Sony para desempeñarse como supervisor senior de efectos visuales de “Gladiator”, luego de “K19: The Widowmaker” y de las secciones de Centropolis de “The Matrix Reloaded” y “The Matrix Revolutions”. A esto le siguió “I, Robot” e “Iron Man” antes de comenzar a trabajar en “The Sorcerer’s Apprentice”.

JOHN FRAZIER (Coordinador de efectos especiales) nació el 23 de septiembre de 1944 en Richmond, California. Siendo un niño su familia se mudó al sur de California donde fue criado. Asistió a la Canoga Park High School y fue a la universidad en Los Angeles Trade Tech donde estudió construcción de altura y diseño de autopistas. En 1963 comenzó a diseñar facilidades para efectos especiales en el club nocturno Haunted House en Hollywood. El dueño se dio cuenta de su talento y le consiguió a Frazier un trabajo en NBC. En 1970 se incorporó a Local 44 y comenzó a trabajar en los efectos especiales de películas. Ha sido el coordinador o supervisor de efectos especiales de más de 40 películas y ha sido honrado con nominaciones al premio de la Academia por “Twister”, “Armageddon”, “The Perfect Storm”, “Pearl Harbor” y “Spider-Man” antes de finalmente obtenerlo en 2005 por “Spider-Man 2”. Fue nuevamente nominado por su trabajo en “Poseidon”, “Transformers” y “Pirates of the Caribbean: At World’s End”.
Frazier también fue galardonado con un premio de la British Academy of Film and Television Arts (BAFTA) por “The Perfect Storm” y con dos premios Clio por su trabajo en comerciales de televisión. Actualmente vive en el sur de California.

# # #

“PREMIO DE LA ACADEMIA®” y “OSCAR®” son marcas registradas y servicios registrados de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

SCREEN ACTORS GUILD AWARD® y SAG AWARD® son marcas registradas y servicios registrados del Screen Actors Guild.

TONY AWARD® es una marca registrada y servicio registrado de The American Theatre Wing.