TRUMP puede ser derrotado

0
185
Hasta anoche yo daba por sentada la reelección de Trump, pero después de horas de insomnio he llegado a pensar que Trump puede ser derrotado.

Es evidente que los demócratas están tramando algo para hacerse de la presidencia porque nadie en su sano juicio puede creer que Joe Biden logre ganar la elección.

Es un hecho que la pandemia del Virus Chino les vino a los demócratas como anillo al dedo.

Ellos habían estado tratando de destruir los logros económicos de la administración Trump y los chinos, sin querer queriendo, los ayudaron más de la cuenta. Ahora tenemos un país desolado, con una economía paralizada por el miedo y por el juego político de los demócratas, comenzando con la Pelusa y Chucky, siguiendo con los congresistas y gobernadores que tratan por todos los medios de dilatar lo más posible la reapertura económica con la única intención de perjudicar a Trump.

Mientras más tiempo nos mantengan encerrados en nuestras casas, mejor para ellos. Así pueden seguir ocultando a Biden y evitar que siga metiendo la pata, además podrán seguir perjudicando la reelección de Trump. Ellos están ganando tiempo para implementar su maquiavélico plan, que imagino es el siguiente:

Después del inevitable endoso de Obama a Biden, lo único que nos resta por ver es el lanzamiento de Michelle Obama como candidata a la vicepresidencia. Con él/ella en la dupleta, el chance de que los demócratas ganen en noviembre se incrementa significativamente.


Aunque no nos guste, tenemos que admitir que la marca Obama jala muchos votos, y la figura de Michelle goza de mucho reconocimiento y seguidores de todas las razas, sexos, y estratos sociales.
De ganar ellos las elecciones, Biden será inmediatamente dado de baja por su incapacidad mental y los Obama se quedarán gobernando por otros 8 años más. ¡Jaque Mate!

Pero, ¿será esto suficiente para derrotar a Trump? Quizás no, pero no perdamos de vista otros factores que pueden jugar un papel protagónico a favor de los demócratas.


La temporada de huracanes comienza el 1ro de junio, y los “expertos” pronostican 4 grandes huracanes en el Atlántico para este año.

¿Qué pasaría si esta vez ellos tienen razón? Las consecuencias son espeluznantes: Caos total en las zonas afectadas, desastrosa actuación de FEMA atendiendo a las víctimas, y un verdadero banquete noticioso para los medios de comunicación.

Digamos que un solo huracán azota a nuestro país… no sería el fin de mundo, pero, qué tal si son dos, o hasta tres los devastadores huracanes que nos impactan. ¡Eso sí que nos llevaría a las mismísimas puertas del Averno!

¿Se imaginan que nos pase algo así, con nuestra economía saliendo apenas del estancamiento debido al Virus Chino y con la descomunal deuda pública que tenemos? Ésta sí sería una estocada mortal para las aspiraciones electorales de nuestro presidente.

Y, por si esto no fuera suficiente, recordemos que a Trump le encanta hablar más de la cuenta, y en situaciones como ésta, estaría más propenso a decir algo inadecuado, inapropiado o inconveniente para sus aspiraciones electorales.

Y, se me olvidaba citar la principal amenaza en ésta y cualquier otra elección: ¡El Fraude Electoral!
Imagínense lo que sucedería si los demócratas se salen con la suya y comenzamos a votar por email.

Si todos los ingredientes de esta perniciosa fórmula llegasen a combinarse, Trump no sería reelecto, y en su lugar tendríamos en enero a un gobierno brutalmente de izquierda, desde la Casa Blanca, hasta los concejos municipales. Éste sería el final de los Estados Unidos de América como lo conocemos, y nos convertiríamos al Comunismo.

Claro está que algunos nos resistiremos a este oprobioso régimen mediante manifestaciones, protestas y hasta levantamientos armados esparcidos por algunos lugares de nuestra nación, pero esta intentona de Guerra Civil sería aplacada fulminantemente por el gobierno izquierdista en control de las Fuerzas Armadas. Esto le serviría de excusa perfecta para eliminar la Segunda Enmienda Constitucional y despojarnos de nuestras armas de una vez y por todas.

Ruego a Dios para que mi visión pesimista nunca suceda, pero me temo que es muy posible.
A sabiendas de cómo son los comunistas, creo que hasta me quedo corto en mis especulaciones. 

SHARE
Previous articleEscuelas públicas o privadas: todos los niños son iguales
Next articleCierre de USA a todos los inmigrantes por la pandemia de COVID-19
Ha colaborado por más de veinte años con medios impresos hispanos. De pensamiento conservador, en sus artículos de opinión resalta la importancia de la integración de los inmigrantes de habla hispana a la vida activa y productiva en los Estados Unidos de América y de la inmigración legal. Sobre éstos y otros tópicos mantiene activos cuatro blogs además de haber publicado un libro al respecto.