Violencia e impunidad: incertidumbre electoral

Ante las circunstancias que guarda nuestro país, tanto la competencia electoral, las buena y malas administraciones de gobierno en sus tres órdenes, el antecedente del proceso electoral del 23 de marzo de 1994, hace aproximadamente 17 años con Luis Donaldo Colosio, Candidato Presidencial del PRI, fue asesinado al concluir un mitin celebrado en Lomas Taurinas, de Tijuana Baja California, así también el antecedente del 28 de junio de 2010 en Tamaulipas, a tan solo seis días de las elecciones gubernamentales, Rodolfo Torre Cantú, candidato de la Alianza “Todos por Tamaulipas” fue asesinado después de varios días cuando realizaba cierres masivos para su campaña a la gubernatura en diferentes zonas de Tamaulipas, el acontecimiento más reciente, el 2 de noviembre de 2011 fue el Presidente Municipal de la Piedad, Ricardo Guzmán Romero a consecuencia de un balazo el cual le perforó un pulmón y ocasionó su muerte.
Es preocupante que el Presidente Felipe Calderón por primera acepte que en nuestro País estén presentes “verdaderos terroristas”; si es así lo consultó, lo analizó con su Gabinete de Seguridad Nacional?... ya que ésta declaración tendrán efectos y repercusiones externas!... o es acaso lo que el presidente quiere promover la injerencia de agentes externos en funciones exclusivas del Estado Mexicano…por supuesto que éstas mismas declaraciones del Presidente afectan la proceso electoral. Tantas injusticias e incertidumbre causa un gran impacto en nuestra sociedad, quizá esto motivo que La Secretaría de Gobernación celebró un Convenio con el Instituto Federal Electoral para garantizar la seguridad de los candidatos.
El Instituto Federal Electoral difiere del planteamiento priísta que recomendaba al IFE investigar si los candidatos tienen antecedentes penales o están en algún trámite de averiguación previa. Los acuerdos y medidas, que establece el Instituto Federal Electoral con los Partidos Políticos, para tener una mejor seguridad en la disputa política fue que sean los propios partidos políticos los que garanticen la seguridad de sus candidatos y vigilen que cuenten con un trayecto político digno, recomendándoles hacer cualquier denuncia si presentan alguna amenaza, ya sea a los candidatos de sus partidos o cualquier situación que represente algún acto ilícito.
Es así como los mexicanos estamos viviendo en una situación muy difícil para el ejercicio de la democracia, ya que por más esfuerzo que se ha hecho, por más inversión económica en la preparación del proceso electoral para elegir a nuestros gobernantes, siempre habrá intereses individuales que pondrán en constante peligro garantizar la seguridad de tener un mejor gobierno
Consecuentemente, NI MÁS… NI MENOS… SÓLO LO JUSTO!...Es apremiante que el IFE, así como los tres ordenes de Gobierno implementen medidas de seguridad y se garantice un ambiente de paz y tranquilidad, que el árbitro del proceso garantice ser equitativos e imparciales en la competencia electoral a fin de que la democracia se vea reflejada en la acción y el ejercicio sistemático para así seguir promoviendo la HONESTIDAD en las nuevas cuestiones administrativas y desarrollar estrategias administrativas que ofrezcan estabilidad política.
La falta de tranquilidad, genera inseguridad y violencia, estos son los factores más grandes que preocupan a la sociedad mexicana, y que día a día se desarrolla, es única y exclusivamente función del Estado poner orden y garantizar la paz pública; por otra parte la misión del Instituto Federal Electoral es garantizar la organización de las elecciones para renovar los poderes públicos de manera parcial.
La democracia se construye día a día y para que sea posible y real se requiere el imperio de la ley, depende de la consolidación de la Institución que se encargará de resolver los conflictos vía legal donde no haya violencia; que se respete la existencia de la de las normas electorales en tiempo y forma, que las campañas electorales sean supervisadas adecuadamente para evitar los abusos de los partidos políticos en excesivos gastos electorales y campañas políticas, ahora es cuando, se necesitan respetar los acuerdos establecidos para que así se garantice la seguridad de una competencia limpia de imposiciones, favoritismo y actos indebidos.
Es cuanto!…

Mtro. Jesús Armando Liogón Beltrán
Acerca del Autor
Ni más...ni menos...¡Sólo lo justo!...

Leave a Reply