Volver a hacer esto mejorará tus días

0
277
María Marín

Por: María Marín

Vivía los días tan acelerados que ni me había dado cuenta de cuánto lo extrañaba, sin embargo ahora noto que mi mente lo echaba de menos. Me refiero a aquellas noches donde después de tomar una ducha calientita me acostaba a leer un buen libro, hasta quedarme rendida en los brazos de Morfeo.

Y es que, cada día leemos menos libros, lo cual ha provocado en cierto modo, una sociedad con niveles de estrés más altos y menos concentración. Desde el punto de vista psicológico, la lectura es para la mente, lo que es el ejercicio físico para el cuerpo. Precisamente, escuchar esa frase recientemente me sacudió el alma, reflexioné y retomé el hábito de leer.

¿Por qué la lectura es tan importante?

Te ayuda a mejorar la memoria: El hecho de recordar detalladamente cada personaje,  imaginar escenas y seguir la trama es un excelente ejercicio para la memoria. Cuando lees a diario recuerdas dónde dejaste las llaves o tu celular. También serás más decidido a la hora de tomar decisiones importantes. De hecho, los envejecientes que leen regularmente tienen menos probabilidades de desarrollar Alzheimer.

Te ayuda a conciliar el sueño y bajar el estrés: Después de pasar un día frente a las pantallas, tomar un libro impreso en tus manos es la mejor señal para que tu mente se desconecte de lo que pasó ese día. Cuando lees entras en un estado de calma donde se relajan los músculos y la mente. Además, estudios indican que tan sólo seis minutos de lectura al día son suficientes para reducir el estrés en un 68 por ciento.  Está probado científicamente que quienes leen antes de dormir entran a una zona de tranquilidad, muy distinta a lo que sucede con aquellos que se duermen mirando el celular o la tableta.

Te ayuda a ser más persistente: Seguramente haz empezado algo cientos de veces y lo dejas a mitad. Cuando comienzas a leer un libro, inconscientemente te fijas una meta como  terminar un capítulo, lo cual te servirá como ejercicio para cumplir pequeñas metas.

Estoy segura, que retomar la lectura cambiará tus días como han cambiado los míos. Comienza con algo tan simple como dos o tres páginas diarias. Esta noche, desempolva un libro y ponte a leer, este nuevo hábito te va a encantar.

Para más motivación sígueme en:

Facebook: https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

Instagram: @mariamarinmotivation

https://www.instagram.com/mariamarinmotivation/