Votar es un derecho y una responsabilidad de los ciudadanos

0
200
Cristina Contera.

Por Cristina Contera

Por ello en artículo anterior decíamos que no alcanzaba con obtener la Residencia Permanente. Era necesario avanzar hacia la ciudadanía. El ejercicio pleno de los derechos así lo exige.

Si bien no es obligatorio ejercer el derecho al voto, sí es una responsabilidad. Pues hacerlo nos posibilita incidir en las decisiones que se adoptan y hacer oír nuestra voz.

La concejal (de Georgetown) Christina Díaz-Malone afirmaba acerca de la importancia de votar: “Con nuestro voto ayudamos a elegir cómo se invierten los impuestos que pagamos”. Y refiriéndose a la comunidad latina de Georgetown señalaba: “Un buen número de la población latina en Georgetown no reúne los requisitos para calificar como votante, pero nuestros hijos que han nacido aquí y tienen más de 18 años sí pueden votar después de inscribirse para el voto. Es nuestro deber inspirarlos y explicarles porque es importante votar”.

Efectivamente, la posibilidad de hacerse oír está asociada a la responsabilidad de ejercer el voto en las instancias tanto locales como nacionales. En mayo próximo se votarán candidatos al Consejo de Georgetown: alcalde y dos de los cuatro concejales. Es esta una excelente oportunidad para que la comunidad latina de Georgetown pueda expresar su adhesión a las propuestas del candidato o candidata con los que se identifique.

Y de esta manera, optar por aquellos que le aseguren que sus impuestos serán bien utilizados pues como señala la concejal Diaz-Malone: “El Consejo decide cómo se utilizarán los impuestos locales y la parte de los impuestos federales que le proporcionarán al pueblo los servicios para la comunidad”.

En definitiva reafirmamos que la democracia se ejerce y se vuelve tangible en la medida que nos sentimos parte de ella. La ciudadanía y el derecho a votar es la forma.