“En una comunidad inmigrante, cuando aumenta el miedo, disminuyen las denuncias y aumenta el crimen”

“La policía local no debería participar en temas de inmigración,” dijo el profesor David Harris durante una conferencia celebrada en la Universidad de Delaware el 17 de noviembre en Newark. “Y de hecho, la mayoría de los departamentos de policía local en Estados Unidos no quiere involucrarse con temas migratorios. Si actúan como agentes de inmigración, pierden la confianza de la comunidad, causando un aumento del miedo entre la población inmigrante, disminuyendo las denuncias y provocando un aumento del índice de criminalidad, tanto en la comunidad inmigrante como en el resto de la comunidad.”

“Si una mujer inmigrante es violada y no lo denuncia, ese criminal podría violar a tu mujer o tu hija,” comentó Harris.

Sin la colaboración de la comunidad, el trabajo de la policía es mucho más difícil.

Durante las últimas décadas, la policía (en general en todo Estados Unidos) ha tratado de colaborar con la comunidad para luchar contra el crimen. Una comunidad que colabora estrechamente con su departamento de policía se siente más segura y contribuye a la seguridad de los propios agentes policiales.

El papel de la policía local cambió drásticamente después del 11 de septiembre, 2001.

Anteriormente, la policía solo se involucraba en asuntos legales de carácter criminal, no civil. Las leyes de inmigración son un asunto civil. Este papel se reafirmaba periódicamente.

El panorama cambia totalmente después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, 2001. A partir de ese momento, comienza un movimiento que pide que se endurezcan las leyes de inmigración, en nombre de la seguridad nacional. Inmigración se empieza a considerar como un tema asociado con el terrorismo. Se quiere utilizar a los departamentos de policía local como “agentes” adicionales de inmigración, debido a la escasez de agentes federales de inmigración y la magnitud del “problema”, que afecta a todo Estados Unidos.

A pesar del esfuerzo federal por chantajear a los departamentos de policía local para que participen y actúen como agentes de inmigración, muy pocos han decidido hacerlo. De los cerca de 17,000 departamentos de policía que existen en todo Estados Unidos, tan solo unos 200 están participando.

Esta vez, la policía local ha dicho “No Gracias” al gobierno federal por las siguientes razones: (1) Falta de recursos para lidiar con asuntos de inmigración; (2) Inmigración es un tema federal, no local; y, (3) Actuar como agentes de inmigración es perjudicial para las comunidades en las que trabajan y las que defienden.

El profesor David Harris trabaja en la Departamento de Leyes de la Universidad de Pittsburgh. Es un experto a nivel nacional en asuntos de inmigración. Ha sido invitado a hablar sobre este tema en numerosos programas de televisión y radio, como The Today Show, Dateline NBC, National Public Radio...

También ha sido entrevistado por The New York Times, The Wall Street Journal y Los Angeles Times.

José M. Somalo
news@hoyendelaware.com
Hoy en Delaware Bilingual Newspaper

Acerca del Autor

Leave a Reply