Estafas telefónicas en Delaware alrededor del coronavirus

0
1476

Los estafadores no descansan y se están volviendo más ingeniosos.

. Ahora aprovechando que las personas se encuentran en sus hogares debido al brote de coronavirus están desarrollando nuevas técnicas.

Aquí van algunas de las que se están observando, según el momento en que se encuentre la propagación del virus en cada estado:

• Estafa de kits de prueba falsos: alguien llama para ofrecer kits de prueba de Coronavirus gratuitos y le pedirá su información personal y detalles del seguro de salud. Una versión común de esta estafa está dirigida a personas diabéticas con mayor riesgo, donde el estafador que llama le ofrecerá un kit de prueba de Coronavirus y un monitor de diabetes gratuitos.

• Estafa de la FDIC: los estafadores que se hacen pasar por empleados de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos le solicitarán información confidencial, como su número de seguro social e información de su cuenta bancaria por teléfono como condición previa para recibir dinero federal. Recuerde que la FDIC NUNCA haría llamadas telefónicas no solicitadas para pedir información personal y dinero, y especialmente no le presionaría ni amenazaría.

• Estafa de caridad: puede recibir una llamada de alguien que dice ser de una organización de caridad que está recolectando donaciones para individuos, grupos o áreas afectadas por Coronavirus. La persona que llama le pedirá que envíe donaciones en efectivo por correo, por transferencia bancaria o por tarjeta de regalo.

• Estafa de proveedores de atención médica: los estafadores que pretenden trabajar para un proveedor de atención médica le dirán que un pariente o amigo ha sido tratado por Coronavirus, y luego exigirán el pago inmediato por el tratamiento antes de amenazar con acciones legales si no paga. Los proveedores de atención médica no le contactarían de esta manera.

• Estafas de préstamos estudiantiles: usted recibe una llamada para informarle que las nuevas medidas debido al brote de Coronavirus tendrán un efecto en su préstamo estudiantil, y que necesita llamar a un número de teléfono diferente para averiguar cómo las nuevas medidas afectarán su pago futuro. Si llama a este número, un estafador puede pedirle información personal como su número de seguro social y los detalles de su tarjeta de crédito.

No se deben dar los datos bancarios o pagar algo por teléfono de lo que no se esté seguro. Especialmente si la llamada que se recibe es por primera vez y en ella se entera de un pago que debe realizarse.

Si desea dejar de recibir llamadas fraudulentas y no deseadas siga estos tres pasos:
– Regístrese en el Registro Nacional de No Llamar – visite DoNotCall.gov.
– No consienta que le contacten: saque su número de teléfono de los directorios y busque las casillas de verificación en toda la correspondencia de marketing para ver si marcarlos o desmarcarlos evitará que sus datos se transmitan a terceros.
– Considere obtener un bloqueador de llamadas.

Si cree que puede estar recibiendo llamadas fraudulentas, aquí hay algunas maneras de protegerse:
No revele detalles personales. Nunca proporcione información personal o financiera, como los detalles de su cuenta bancaria o PIN, incluso si la persona que llama dice ser de su banco.
Colgar. Si se siente acosado o intimidado, finalice la llamada. Tiene derecho a no sentirse presionado.
Llame a la organización. Si no está seguro de si la persona que llama es genuina, siempre puede llamar a la compañía de la que dice ser. Asegúrese de encontrar el número usted mismo y no use uno proporcionado por la persona que llama.
No se apresure. Los estafadores intentarán apresurarle para que proporcione detalles personales. Pueden decir que tienen una oferta por tiempo limitado o afirmar que su cuenta bancaria está en riesgo si no les proporciona la información que necesitan de inmediato.